miércoles, 17 de agosto de 2016

Timido o Perezoso social



Cada vez que trabajo con una persona tímida confirmo algo y es que aunque los rasgos de la timidez son una parte de la personalidad, también son una excusa poderosa para justificar lo que yo llamo “la pereza social”.

El tímido ha desarrollado un esquema bastante fuerte de excusas y autojustificaciones para culpar a varios actores de su pereza social. Culpa a su personalidad, culpa a ciertos complejos de infancia, culpa a cosas de su inconsciente, culpa a su historia, culpa a su mente y a su incapacidad de cambiar.

Como psicólogo soy muy consciente de que le hemos dado muchas explicaciones a la gente que utiliza para decir “¡con razón es que soy así!”, y no hacemos sino darles generosamente literatura, hipótesis, marcos explicativos con los cuales se identifican y con los cuales pueden decir “claro, hay una explicación para lo que me pasa”.

Y entonces entran en un bucle de investigar más e investigar más, cada vez profundizando más, en la búsqueda del tesoro, en la búsqueda del Grial que les expliqué por qué diablos es que son tímidos, por qué diablos les intimidan las relaciones, por qué diablos aunque lo intentan no lo logran en términos sociales.

Casi todas las personas con las que trabajo y con las que he trabajado tienen una hipótesis al respecto de lo que les pasa, y todos tienen una justificación supremamente elaborada, típica de nuestra época cuando en internet hay tantísima información que puedes casi sacar un título profesional a punta de recopilar información.

Sí la información sanara los psicólogos seríamos súper héroes y los médicos jamás enfermarían.

Una de las explicaciones más paralizantes y que muchos vende humo utilizan es: “hey, sin duda tienes un bloqueo inconsciente que está haciendo que no puedas soltarte o que está impidiendo el cambio”.

Wow.

Eso es una muy buena frase para ilustrar que no tienes ni idea de qué le pasa a la persona.

Y lo que es peor, no les estás dando ninguna herramienta.

Es casi como decirle: “mira, estás re jodido, doblemente jodido, la solución está en alguna parte de ti mismo que no tenemos ni idea”.

Claro, nuestro inconsciente es un mar profundo de recuerdos, vivencias y asociaciones, vive en un caos completo y seguro allí se encuentran las huellas de nuestros miedos.

Pero también el tema del “inconsciente que no permite” es una excusa muy grande para justificar el estar jodido.

El punto de este post es que la gran mayoría de personas tímidas ha enmascarado en su personalidad un tema que tiene que ver claramente con un asunto de actitud.

La timidez no es una enfermedad terminal, no tiene que ser algo incapacitante, a menos que TU lo conviertas en algo incapacitante. Y lo que la timidez genera en muchos es una insufrible pereza social, una tendencia inercial a permanecer solos, a decir que NO a cualquier cambio de planes, a quedarse en casa sin salir, a complicar al extremo el salir, hablar, buscarse un grupo social.

Es como que han mutilado un instinto social que los seres humanos tenemos de forma natural, y lo han vuelto un completo enredo.

En el 90% de los casos he encontrado que aunque tengas rasgos más callados y seas algo más introvertido, simplemente saliendo un poco más, simplemente estando más disponible, simplemente teniendo una actitud social de puertas abiertas vas a lograr incrementar tu número de conexiones sociales.

Otro caso, también muy frecuente, es que el tímido termina por venderse a sí mismo la idea de que es un ser especial, algo así como un ser superior, un incomprendido, un artista, un iconoclasta, un ángel que encarnó en humano, claro mecanismo de compensación frente a una carencia es creerse algo así como un nuevo Jesucristo incomprendido.

Si eres de los que cree eso es urgente que te bajes de esa nube y que te des cuenta que simplemente eres uno más que necesita aprender de los demás. Necesitas ver que con esa creencia lo único que haces es validar la idea absurda de que no debes conectar con otros porque son idiotas, inferiores, estúpidos o que no son dignos de tu maravillosa presencia.

El tímido convertido en la octava maravilla del mundo es un tímido con la puerta cerrada, un tímido que cuando logra conectar vomita un orgullo que hace que los demás le vean repelente. Esta es otra forma inteligente que tu mente ha encontrado para incapacitarte socialmente, para justificar tu pereza social.

Los pasos son sencillos, seguro los puedes hacer AHORA: 

1.     Por favor no vuelvas a decir que NO o a despreciar una invitación.
2.     Cultiva la curiosidad con las interacciones que tienes, no te creas el sabelotodo que ya adivina las cosas, pregunta, indaga, no hagas suposiciones.
3.     Hazte el propósito de invertir dos días a la semana en actividades que involucren otras personas.
4.     No esperes a que te presenten a otros, ve tú mismo, saluda, mira a los ojos, sonríe y preséntate. Convéncete de que no necesitas un posgrado en habilidades sociales para lograrlo ni tampoco estar 5 años en psicoanálisis para encontrar la “cura” a tu timidez.
5.     Saluda a las personas con las que tienes contacto, llámese conductor de bus, dependiente del almacén, tu celador.

Deja las malditas excusas, deja de creerte un ser superior y entiende que ser tímido no es un problema, pero ser un jodido “perezoso social” es lo que está capándote.

Tú mismo tienes las tijeras y tú mismo te estás capando. La culpa no es de los otros, ni la sociedad te odia ni eres un maldito incomprendido.

¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

¡Hasta la próxima!

miércoles, 3 de agosto de 2016

El poder de adoptar nuevas las perspectivas



¡Y estamos de vuelta al blog! Después de pasar por vacaciones y también después de un tiempo enfermo. Para los que escribimos hay momentos en los cuales es importante escribir sólo para nosotros, y eso es lo que hecho, he empezado a trabajar en formas simples de acercar a las personas al éxito con las mujeres y al éxito en general. Frecuentemente demasiadas elaboraciones nos llevan a complicarnos demasiado. Y empezaré un equilibrio entre los análisis profundos que caracterizan mi enfoque y la necesidad de hacer que veamos con la sencillez necesaria los procesos de socialización y de seducción.

Hoy quiero presentar un tema sencillo e importante: las perspectivas, o las formas en las que vemos la realidad y que para nosotros SON la realidad, independientemente de que efectivamente la realidad pueda ser otra.

Cuando uno trabaja en el desarrollo humano descubre algo que puede ser desconcertante y aliviador, según el punto de vista. Y es que CREAMOS nuestra propia realidad, nuestra mente, personalidad, historia y ego crean aquello que vemos. Y lo hacen a través de las PERSPECTIVAS.

Las perspectivas son un estado del ser, un estado en el que te encuentras. Si estás pensando en una aproximación a una mujer, en una cita y estás nervioso es porque has escogido una cierta perspectiva, y esta escogencia es inconsciente, y es una escogencia que opera por “defecto” en tu forma de comportamiento. Caer en cuenta de estas perspectivas inconscientes es parte de mi trabajo, porque operan “bajo el radar”, en piloto automático, y hacen que uno sea ciego a ellas. Es posible que puedas descubrir estas perspectivas y ver la ilusión que has creado o puede que otros te lo señalen. El descubrimiento en ambos casos representa una mezcla de asombro y de rechazo “¿Cómo así que he vivido sin ver la ABUNDANTE realidad que había allí” o “¿Cómo pude llenarme de tantas ilusiones sin fundamento?”

Aunque las circunstancias sean las mismas sin importar la perspectiva que tengas  la forma de percibir esas circunstancias tiene un profundo impacto en tu psicología, tu comportamiento y tus probabilidades de éxito.

Trabaja con lo siguiente: ¿Cuál es tu perspectiva respecto a las siguientes frases?

·       Estar soltero es…
·       Tener pareja es…
·       Aproximarse a una mujer es…
·       Si le pido salir a una mujer ella me responderá…
·       Respecto a una mujer hermosa yo me siento…
·       Si le hablo a otra mujer mi pareja pensará que…

La perspectiva es algo que damos por cierto, creemos que es verdadera, porque siempre hemos creído que es cierta. Frecuentemente tomamos lo que nos ha pasado en la historia como la perspectiva que debe ser. Y en ocasiones somos incapaces de plantearnos perspectivas diferentes. Y esto es lo que genera una mente flexible, requisito fundamental para un proceso de cambio.

Te pregunto algo: ¿Qué tan flexible te sientes para verte de una manera completamente distinta a la que te has visto? ¿Qué tan flexible te sientes para ver la realidad de una forma que desafíe tu historia?

La idea es preguntarse: ¿Por qué veo determinada situación de acuerdo a esa perspectiva? Es mirar a esa perspectiva y sentirte curioso a propósito de ella. ¿Qué evidencias tienes de que esa perspectiva es cierta? ¿Te está sirviendo esa perspectiva? ¿Te ayuda o te perjudica? Luego es importante apreciar y considerar otras alternativas que puedan llegar a ser reales. Nuestra tendencia es creer que nuestra perspectiva por defecto es real y que las demás son simples juegos mentales.

Solemos creer que no tenemos opciones, que estamos limitados, creemos que no podemos cambiar o no podemos escoger de otra manera. No estamos presos por nuestro destino o la historia de vida para escoger cierta perspectiva. Podemos escoger conscientemente otra cosa. Para tener la vida que se desea se debe escoger y saber lo que se ha escogido. De eso se trata vivir de forma consciente. De eso se trata el diseño de vida.

Las perspectivas son escogencias. La diferencia entre éxito y fracaso se basa en la perspectiva que hemos tomado en esa área concreta. Cada perspectiva es un mundo diferente, un universo paralelo que se abre delante de nosotros.

Aterricemos el concepto al acercamiento a una mujer: ¿Qué pasaría si en lugar de una perspectiva ansiosa escogieras una perspectiva de curiosidad donde el encuentro será glorioso, natural y placentero?

Una perspectiva ansiosa se reflejará en tu cuerpo: tensión en los hombros, sudoración, movimientos en las piernas. Ahora bien, cuando te conectes con una perspectiva diferente, permite que tu cuerpo represente esta perspectiva, permite incorporar esa perspectiva y creencias en tu corporalidad, relájate, respira.

Lo importante es que la situación en sí misma (saludar a una desconocida, por ejemplo) es completamente neutral. Es nuestra reacción a esa situación lo que revela nuestra perspectiva. Ésta nos da la emoción y el juicio y es lo que nos da el tono y la postura corporal. Una perspectiva más que ser correcta o incorrecta es cierta manera de ver las cosas desde cierto ángulo.

Por último pregúntate,

·       ¿En qué áreas o situaciones puedes incorporar nuevas perspectivas?
·       ¿Qué hábitos en tu vida pueden permitirte cultivar nuevas perspectivas?
·       ¿Qué hábitos te mantienen fijo a ciertas perspectivas que no te han resultado útiles?

¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!


¡Hasta la próxima!

viernes, 1 de julio de 2016

La persecución del hombre seductor



Lo que más me molesta de las escuelas de seducción rata es que enseñan a manipular, pero no enseñan a persuadir, enseñan a engañar y no a ser auténtico. Hay una gran diferencia entre persuadir y llevar una relación a un Gana-gana y manipular donde tu ganas y el otro pierde (mentalidad de estafador).

Sin embargo, la seducción y el cortejo es un DERECHO que tenemos como seres humanos, de gustar y de buscar gustar, es un apasionante juego. Recientemente hemos visto un movimiento de mujeres que critican la masculinidad por el simple hecho de ser hombres, porque nos gustan las mujeres, porque deseamos ser activos en la búsqueda de mujeres que nos gustan.

Nos critican porque olemos y nos comportamos como hombres. Intentan volvernos una versión femenina de ellas. Intentan que tengamos miedo a acercarnos. NO debes sentir vergüenza sino ORGULLO de estar en este camino de la seducción, de estudiar y preparar tu juego interno para ser una mejor versión de ti mismo, de conocer cómo comunicarte y expresarte mejor frente a las mujeres.

Noticias como las que comparto a continuación suponen que detrás de cada hombre que se acerca a una mujer hay un violador, y NO PODEMOS permitir eso. Si tu eres de los que eres auténtico, persuasivo y seductor y hombre NO DETENGAS tu búsqueda de placer y de equilibrio emocional al lado de una mujer. Te pongo en contexto: en la revista MEN´S FITNESS se ha censurado un artículo por hablar de "Cómo convertir un NO en un SI", porque algunas mujeres han dicho que es violador y sexista, e inadecuado, y otras cosas absurdas.

Es importante tener en cuenta que como seductor debes respetar la libertad humana, y no manipular, pero si puedes persuadir y llevar a un SI basado en un Gana-Gana. Las editoriales y medios siguen el camino que les es más fácil, hacer caso a lo "políticamente correcto" y quitar el contenido. La misma historia de la imagen que acompañaba la más reciente película de X Men Apocalipsis.

Es claro que un hombre no puede creer lo que se dice en algunas escuelas Rata de que TODAS quieren estar contigo, y que su negativa es un sí encubierto. Para relacionarte de forma SALUDABLE con las mujeres necesitas calibración para saber cuándo un NO es definitivo, y cuando saber que encierra algo de la picardía característica del juego seductor, donde es frecuente ocultar las intenciones.

El valor detrás de un hombre persuasivo es la capacidad que tiene de comunicar sus valores, respetar la libertad y la voluntad del otro, pero aun así tentar, negociar, buscar su objetivo, aunque en un principio parezca difícil. Si se nos castra el legítimo derecho de sobreponernos a las negativas o al rechazo ¿entonces qué nos queda? ¿Cómo sería posible para un vendedor vender? ¿Cómo sería posible llegar a acuerdos políticos o económicos en mesas de negociación? ¿Cómo sería posible cambiar nuestra suerte? Nuestro destino sería permanecer paralizados y olvidar nuestra naturaleza guerrera.

Es verdad, algunos hombres tienen mecanismos primitivos, abusivos y delictivos para acercarse a una mujer. Pero justamente es la educación en emociones y en dinámicas sociales las que llevarán a una mejor comunicación entre sexos. Pero para ello es necesario escucharnos y mantener el diálogo abierto entre hombres y mujeres. No puede seguir pasando que se generaliza a todos los hombres por la conducta de otros.

Si hay ladrones en el mundo, o asesinos, eso no te hace uno de ellos. Y este camino de la seducción es justamente para vivir una vida extraordinaria, con valores y con la decisión de encontrar personas importantes en el camino para vivir nuestra vida emocional y sexual al máximo.

Como hombres tenemos que seguir descubriendo nuestra esencia y afirmando con solidez nuestros principios, danzando en la comunicación con las mujeres, para transformar sus negativas en aceptación, para persuadir, porque de eso se trata la vida, de transformar No en Sí. Transformar un No puedo en SI puedo.

El artículo en cuestión que hace referencia a la noticia está aquí.


¡Es el momento de vivir una vida extraordinaria!

Hasta la próxima!

-----
Encuentras disponible este post en formato audio a continuación: