viernes, 29 de agosto de 2014

Teoría del Estilo y la Seducción Parte 3



Hoy tengo para ustedes la tercera parte de la serie de estilo y seducción, donde mi objetivo es revisar las primeras impresiones que damos y la congruencia de los mensajes que emitimos a nivel no verbal.   Te invito a que realices el ejercicio que te propongo en el video para que te prepares para los siguientes donde identificarás tu estilo y si es congruente con el público que deseas atraer.

¡Que comience la cacería!

¡Hasta la próxima!

lunes, 25 de agosto de 2014

Teoría del estilo y la seducción Parte 2




Hoy les presento el segundo video de la serie de Teoría del estilo, donde hablo del impacto de la percepción, de sus elementos objetivos y subjetivos, y de cómo lo que usamos, lo que nos ponemos proyecta algo que ha sido convenido socialmente y crea una fotografía mental de nosotros en la mente de las personas.

Espero que sea útil, y conforme que nos vamos adentrando al tema deseo que te mires en el espejo de manera sincera y confrontes honestamente lo que ves. Recuerda que esta serie busca conectar con tu esencia y que descubras qué transmites y cómo puedes maximizarlo a tu favor, no te llevaré a que te pongas algo que no va con tu estilo o que vistas  de una forma que no transmite lo que deseas que resalte.

¡Que comience la cacería!

¡Hasta la próxima!

miércoles, 20 de agosto de 2014

Teoría del estilo y la seducción Parte 1



Hoy inicio una serie de videos explicativos de la teoría del estilo, y en ella trataré el impacto de los estímulos que emitimos en la percepción de los demás. Abordaré el tema de imagen externa, de reputación y trabajaré de una forma bastante profunda los estilos existentes de imagen y los mensajes que envían, de sus fortalezas y debilidades. Iré combinando esta serie con los escritos usuales.

Disfruta este video, y me encantaría recibir tus comentarios.

¡Que comience la cacería!


¡Hasta la próxima!

lunes, 18 de agosto de 2014

¿Mantienes tu puerta abierta o cerrada a las mujeres?




En el post anterior habíamos hablado de dos códigos con el cual nos relacionamos y somos percibidos por las personas: un código de autoridad, que transmite poder y genera respeto aunque se pierda cercanía con las personas, y un código de cercanía, que aunque pierde poder hace que las personas nos perciban accesibles. Ahora bien, también había mencionado algo fundamental: cada código tiene un público que cautiva, hay mujeres que disfrutan con hombres emocionalmente distantes, y que les transmiten poder y autoridad, y hay otras que disfrutan con los más cercanos.

Tenía pendiente trabajar algo y es que los códigos de autoridad y de cercanía generan diferentes aproximaciones a la seducción, de tal forma que las personas serias hacen pensar en una seducción a largo plazo, mientras que las personas más espontáneas y relajadas hacen pensar en una seducción mucho más rápida con un acceso físico muchísimo más veloz.

Y acá el término es congruencia. Te pondré un ejemplo: Una persona de estilo más relajado y divertido puede iniciar una conversación, captar interés, sonreír, divertir a una mujer, puede empezar a tocarla, darle un beso, insinuar la posibilidad de tener sexo, aislarla para tener intimidad con ella y lograrlo. Es un movimiento natural, que en el caso de la mujer ni se siente, porque ya se ha sentido cómoda con él desde el primer momento que lo vio. Estoy hablando del caso de personas semejantes en códigos de cercanía.

Ahora bien, el hombre serio, intelectual y de autoridad con esa mujer cercana no podrá actuar con la misma rapidez, primero porque ella no se sentirá libre de actuar como ella es, porque de alguna forma la cohíbes, y siente que algo no vibra en la misma frecuencia. Puede sentirse cómoda, pero en el fondo siente que eres algo superior a ella. Cuando intentas escalar, se siente algo incómoda, no se siente del todo tranquila, aunque puede que le guste que la toques. Frente al beso, ella se encuentra aún en un plano racional intentando descifrarte, así que el tema no es del todo emocional. Y si intentaras hacer una insinuación de plano sexual ella aún está en el plano racional por lo que intenta irse por las ramas, introduce excusas y tal.

¿Qué quiero decir? Las personas demasiado serias hacen que las mujeres conecten con el plano racional. Las personas más descomplicadas, cercanas y espontáneas hacen que el botón de la mente se apague y simplemente se fluya de una forma mucho más emocional, lo que hace que el paso a besos o intimidad sea mucho más fluido, sin excusas y simplemente sintiendo.

Con los serios ellas piensan.
Con los espontáneos ellas sienten.

¿Por qué piensan tanto ellas con los serios? Sencillo, porque las personas más serias, introvertidas, rígidas y demás están conectadas casi siempre con su mente, y en ese plano producen todas las conexiones humanas. Como la interacción con las personas sucede en un plano de energía se genera una vibración en términos de pensamientos y menos en términos de emociones. No significa que no produzcan emociones, el asunto radica en que convierten sus interacciones en ejercicios racionales, digamos que en una proporción de 75% de razón y 25% de emoción.

¿Por qué sigo tocando este tema? Creo que ya lo había mencionado, pero es que diariamente recibo consultas y clientes que me dejan ver, una y otra y otra vez, que el problema es de seriedad excesiva. Una seriedad que te hace una puerta cerrada, con candado, donde sólo tú tienes la llave de la cerradura. Recuerdo que yo mismo viví esa condición hasta que tomé conciencia, hace unos buenos años de que era así, cuando una mujer que había tratado de entrar me dijo “tu problema Álvaro es que no te dejas querer”. Lo peor es que ella trataba de entrar y yo me moría porque entrará ¡Tremenda paradoja!

El caso es que nunca entró. Aún no había iniciado mis cambios personales. En todo caso sus palabras aún resuenan en mí, y no dejo de contar esta historia para mostrar lo que pasa. Tú quieres que ellas entren, pero ellas no se sienten tan seguras de entrar porque es que TIENES LA MALDITA PUERTA CERRADA ¡coño!

La primera impresión que esto te genera es que estás jodido. La verdad es que no. La verdad es que hacerse consciente de la brecha entre lo que quieres generar  y lo que generas es muy amplia y qué debes generar, aunque seas serio  y uses la autoridad para sentirte seguro, mayores conexiones e impacto emocional.

Porque el gran descubrimiento de todo es que proyectarte con autoridad y seriedad es un mecanismo, que aunque natural, lo usas para sentirte seguro. Increíble, porque el costo es alto. La mayoría de personas que he asesorado en este punto han tenido una increíble resistencia al cambio. Porque sienten que si dejan de  proyectar seriedad y autoridad sería un “desastre”. La razón es que aunque saben de las consecuencias de ser serio también buscan esa pose de seriedad porque les es muy familiar.

Recuerden que aunque tu genética y tu  psicología no cambien, si puedes hacer algunos ajustes, para que puedas adoptar matices en esa seriedad que proyectas. Lo primero que hay que hacer son ajustes en la apariencia, porque es lo que primero las personas reciben, hay que revisar colores, combinaciones y estilos, tu corte de pelo, la ropa que frecuentemente usas, y empezar a moverte a los siguientes espectros:

*Creativo: Sigues siendo serio, pero te muestras innovador dejando a un lado la percepción de ser una persona rígida y conservadora
*Seductor: Sigues siendo serio, pero añades códigos que te hacen ver deseable y seguro de ti mismo y con un poder que resulta además de respetable, deseable

Lo que haces es generar en tu estilo el misterio necesario como para que las mujeres se sientan atraídas por ti, además logras sentirte orgulloso de ser así y poder generar a través de habilidades sociales una conversación emocional. No tienes que pararte en las mesas a bailar, simplemente tienes que jugar con lo que la genética te dio: el misterio, la inteligencia, la palabra.

La base de la transformación que se dio en mí, y que trabajo con mis clientes está en ello: respetar siempre la esencia, pero enriquecerla siempre con lo que hace falta para potenciarla, si tu caso es la seriedad lo que se necesita ajustar es: contacto con tu deseo sexual, con tu intención de seducir, contacto con tu propia vulnerabilidad, lo que a su vez genera que te vean como un ser humano con emociones (no como un botones de hotel o chofer de limusina) y liderazgo emocional de la conversación, capitalizando ese enorme misterio y admiración que los estilos tradicionales y elegantes generan.

La idea es que abras la puerta y permitas que ellas quieran pasar y que también pasen (son dos cosas diferentes). Sólo ábrela un poco, lo necesario para que pase, no tienes que tenerla abierta de par en par.

Esta semana iniciaré la serie de video que te ayudará a entender las transciones entre estilos y te permitirán tanto hacer cambios entendiendo el por qué, comprender cuándo es posible el llamado “pavoneo” y cuando es absurdo, por ende entender que el pavoneo no va con todo y que además no sólo hace referencia a lo físico. Y por último será una enorme herramienta para pulir habilidades de lectura en frío.

¡Que comience la cacería!

¡Hasta la próxima!

jueves, 14 de agosto de 2014

Códigos de Autoridad Vs. Códigos de Cercanía



Este es un post que te dará información no sólo para el contexto de la seducción, con las mujeres, sino en general para cualquier tipo de interacción social. Así que lee detenidamente.

En este breve post concluiré el tema de la seriedad y hablaré de dos códigos que es importante tener en cuenta cuando hablamos de interacciones con personas, y son dos formas de ser, entre las cuales es posible moverse y con las cuales atraes a diferentes personas, enviando diferentes mensajes.

Por una parte, como mencioné en el post anterior, es importante que sepas que la seriedad de por sí no es un defecto, ni nada por el estilo, es simplemente una forma de ser como cualquier otra, que favorece en algunos casos a la vez que perjudica, es imposible darle gusto a todos. Por ejemplo, no todas las mujeres la llevan bien con los extrovertidos, para algunas son fantoches, para otras payasos, para otras simplemente personas de desconfiar, otras prefieren energías mal calmadas. Cada mujer te puede contar una historia absolutamente diferente de lo que le gusta y mal harías al apostarle a todas, en lugar de definir muy claramente tu personalidad y atraerlas desde tu esencia.

Al presentarte a las personas puedes emitir tres clases de mensaje y dos tipos de código. Los mensajes son:

1. Transmites autoridad, poder en perjuicio de la cercanía que podrías transmitir a las personas.
2. Transmites cercanía, confianza, sin embargo para cosas serías tu no eres la persona.
3. No transmites nada, eres absolutamente invisible, ni siquiera las personas se acuerdan de quien eres, de tu nombre o que estuviste en cierto lugar con ellos.

Los códigos son, entonces, autoridad vs. cercanía. Y cada uno de ellos posee la tanto valoraciones positivas como negativas, puedes transmitir autoridad y caer bien, o transmitir cercanía y caer mal. Así que el código y el mensaje pueden ser valorados de diferente manera de acuerdo a tu esencia.

¿Cómo transmites autoridad? Principalmente con estilos conservadores, tradicionales y posturas serias e intelectuales. Naturalmente encontrarás que eres de esta forma, y al transmitir autoridad generarás una distancia, como si estuvieras un peldaño (o varios) por encima de las demás personas. De acuerdo a tu esencia eso puede generar admiración o antipatía, admiración por aquellos que te ven como un modelo a seguir, y antipatía si transmites arrogancia. Ahora bien, transmitir autoridad no es otra que transmitir poder. Cuando transmites poder no necesariamente implica que sea en términos materiales, implica, más bien, que transmites “algo” que dice a las personas que llegarás lejos, que serás grande, que tienes futuro, que eres alguien con el cual vale la pena rodearte.

Cuando transmites autoridad el nivel de aceptación depende del público, si te juntas con personas de perfil bajo en cuanto a aspiraciones será más la antipatía que generarás, y de hecho notarás esa sensación de “no encajar”, si el público tiene aspiraciones más amplias lograrás jalonarlos. Lastimosamente he visto cómo muchos hombres que transmiten autoridad terminan por nivelarse por lo bajo, escondiendo lo que los hace únicos, solamente por complacer alguna mujer que ni siquiera les da la talla.

Y es allí donde por seducir, acostarte con alguien u obtener validación de una mujer terminas perdiendo lo que te hace auténtico, único y orientado al éxito. Es allí cuando en seducción terminas perdiendo tus principios.

Ahora revisemos el código de cercanía, cuando la transmites implica que tu estilo es más espontáneo, tu forma de vestir es más relajada, lejos de la formalidad, no tienes el orden escrupuloso que expresa el hombre serio en su vestuario, incluso en su forma de peinarse. El código de cercanía inmediatamente crea conexión, es “uno más de los nuestros” no crea la ruptura del código de autoridad (donde las personas sienten que llegó alguien “diferente”). El código de cercanía escala naturalmente hacia la confianza en sus interacciones. Como mencioné antes la persona cercana no necesariamente cae bien, depende el contexto, en ciertos espacios puede percibirse como “demasiado normal” y como una persona no muy apta para grandes responsabilidades, incluso como una persona sin muchas aspiraciones.

Cada código tiene sus fanáticos  y sus detractores, por lo cual debes saber calibrar cuándo es propicio transmitir autoridad y cuándo transmitir cercanía y poderte mover entre los dos rangos.

Imagina una línea horizontal, el centro de ese línea está la neutralidad, no transmites nada, y conforme te vas al extremo izquierdo transmites más autoridad, y conforme te vas al extremo derecho transmites confianza. En general tu personalidad te lleva a irte a alguno de los extremos de la línea.

Cuando transmites autoridad puedes generar confianza, sin embargo esta se construye en el largo plazo. Cuando transmites cercanía también puedes transmitir autoridad, sin embargo también lo haces en el largo plazo, conforme pasa el tiempo y las personas se permiten conocer otras formas de ser diferentes en ti. Es un juego más extenso en duración.

Hay ciertos contextos en los cuales las personas INTENCIONALMENTE deciden que código usar, y cuando hay habilidades sociales avanzadas, las personas pueden moverse de un lado de la línea a otro. Por ejemplo, una persona que tiene un estilo descomplicado y que naturalmente transmite cercanía, puede optar por vestir de manera formal, adoptar una postura seria y expresarse de manera distante cuando va a una entrevista de trabajo o cuando está en su oficina. Pero cuando llega el viernes y el sábado y sale con sus amigos vuelve a ser quién es, una persona cercana, espontánea y divertida. 

Este movimiento no resulta tan fácil para las personas que naturalmente transmiten autoridad, a menos que estén con algo de alcohol en la sangre, sin embargo pueden trabajar en que su primera impresión no sea tan distante, es decir, matizarla un poco, bajarle de un 8 a un 6, y con ello lograrán mucho. Una de las cosas clave está en el vestuario, si eres de los que viste demasiado formal, pueden buscar un estilo de vestir un poco más relajado, puedes jugar un poco con eso hasta que logres mover tu línea de comodidad. Y precisamente de este punto, la línea de comodidad hablaré en el siguiente post.

Atento porque grabaré un nuevo video donde te explicaré el concepto de autoridad y cercanía y lo vincularé a los estilos de vestuario y los mensajes que estos transmites. Seguro te identificarás con alguno de ellos y esto servirá para que tengan una mayor idea de lo que transmites con tu primera impresión.

¡Que comience la cacería!


¡Hasta la próxima!

martes, 12 de agosto de 2014

Me perciben muy serio ¿Qué hago? Parte 2


En el post anterior he hablado sobre la seriedad y hoy deseo profundizar en algunos contextos donde esta seriedad te favorece, y cómo harás para reconocer a las mujeres que se sentirán muy atraídas hacia este rasgo de carácter. También te daré a conocer algunos contextos en los que la seriedad te producirá rechazos.

Como te indiqué es preciso tener en cuenta algo y es que la seriedad no es algo malo por sí misma, es un rasgo de carácter al cual se le atribuyen muchas cosas positivas. Sin embargo en el escenario de seducción de corto plazo la seriedad resulta ser un limitante, y las razones son las siguientes:

*La seriedad te impide crear una conexión rápida a nivel emocional.
*Ser percibido como serio hace que las personas a tu alrededor se cohíban.
*La seriedad te quita velocidad en la seducción y hace que tu escalamiento físico se vea demasiado raro.
*La seriedad no te permite ser coqueto y tampoco ser directo, con lo cual, nuevamente pierdes velocidad

Revisemos algo, para la seducción rápida (es decir para no demorarte un año detrás de una mujer para luego descubrir que desde el minuto 5 ya te puso de amigo) es indispensable la espontaneidad, que definiré de la siguiente forma:

Diversión + Estado energético positivo + Capacidad de reírte de ti mismo + Autenticidad

Si no tienes esta espontaneidad no podrás:

1. Reírte de ti mismo
2. Ser capaz de reírte de ella, de lo que dice o de lo que hace, es decir bromear, jugar con el doble sentido, sacarla un poco de quicio
3. Mostrarte relajado, calmado, alegre, feliz
4. Mostrar que estás cómodo en el aquí y en el ahora y que te da igual si estás en un restaurante finísimo o si estas acampando y llueve
5. Mostrarte coqueto en una forma romántica o sexual con ella

Cuando no logras mostrar esos rasgos las personas se harán a la idea de que:

1. Estás preocupado (algo te pasó de camino, o tienes problemas en el trabajo o quizá tienes una dolorosa hemorroides)
2. Eres una persona supremamente inteligente pero tanto que quizá sea necesario pensar muy bien lo que dice
3. Eres una persona muy ocupada, quizá estresada y quizá no te sientas tan cómodo con ellos
4. Desearán hacer algo para que te relajes lo cual los tensionará un poco
5. Eres una persona tradicionalista, muy madura, conservadora y que está puesta en su sitio.

Revisemos el punto 5, ¿es malo que piensen que eres tradicional, maduro, conservador y puesto en tu sitio? Pues la verdad es que no. Eso está muy bien si piensas buscar un socio, cerrar un negocio, ser contratado por una empresa, que te presten dinero en el banco o que te den permiso de viajar o trabajar en otro país. Es más, es genial para dar una primera impresión a tus futuros suegros.
Pero antes de hablar de suegros, debes tener la mujer, y para ella el que seas tradicional, maduro, conservador y puesto en tu sitio puede ser genial, si quiere un amigo, un socio, darle la visa o pasaporte y prestarte dinero. Pero le hace falta a esa ecuación algo fundamental a la hora de despertar atracción y deseo, porque lo que hasta ahora, apreciado amigo, has generado es admiración, y recuerda que aunque las mujeres admiren al Papa eso no significa que piensen más allá de eso.

Así que la seriedad es el camino más seguro a la zona de los amigos o de los buenos conocidos, es la zona más segura a la prevención y a que ella actúe de dos formas:

1. Buscando evitar tu desaprobación, es decir, portándose como buena chica. Si claro, tienes el poder, pero el poder de llevarla a tu aposento no existe. Simplemente deseará portarse bien porque le has parecido una figura de autoridad y ya. Algunos se conforman con eso, pero la realidad es que siguen pasando sus noches solos.
2.  Simplemente evitándote porque no resuenan en su misma frecuenta. ¿Crees que ella que supone que si dice una grosería, o si habla de sexo tu la mirarás de reojo y la desaprobarás (aunque no sea así esa es la imagen que das) se va a cohibir sólo porque pareces ser inteligente? Muchas dicen no y te apartan, prefieren alguien que resuene en su misma onda.

Ahora bien, ¿ser serio es el fin de tus opciones para tener pareja? Pues no, digamos que resulta un limitante si deseas hacer un juego rápido. Pero como todo en la vida es imposible generalizar y la seriedad tiene su público y de hecho tiene un público muy amplio. ¿Quiénes son? Las mujeres que admiran la inteligencia, el ser conservador, el ser tradicional, y créeme que hay muchísimas mujeres así (y no son monjas). Son mujeres que también puedes distinguir por tener este rasgo, mujeres introvertidas, silenciosas o mujeres extrovertidas con ciertos rasgos de elegancia en su estilo personal de vestir. Esa es la forma de distinguirlas: poseen la misma seriedad y profundidad que te caracteriza.

También hay ciertas excepciones a la regla y son las mujeres con deseo de ser redimidas. Mujeres más de corte superficial, que han tenido una mente y comportamientos abiertos con su sexualidad y que se han portado un poco “mal” en su vida. Algunas de ella sienten admiración por los rasgos de seriedad y se convierten en su fantasía secreta los hombres así, del tipo profesor, seminarista, buen muchacho, y aunque no lo creas les encantan esos hombres. Así que, apreciado lector, la seriedad tiene su púbico, y está en una amplia gama de la población femenina.

Por último que la seriedad sea una barrera para la seducción rápida, no significa que lo sea para la seducción de largo plazo, que es también una forma interesante de seducir. Y es que si bien la primera impresión no fue buena, con el tiempo las personas te conocen y allí resulta que encuentras puntos de conexión con una mujer y se va generando la atracción y el deseo.

No eres un bicho raro, quítate eso de la cabeza.
Y aunque lo fueras, lo “raro” tiene su público.

Muchos apuestan por la seducción con las personas que acaban de conocer. El deseo, la atracción son energías dinámicas que se pueden crear en cualquier momento y con personas que ya conocías, incluso, con personas que son amigas, que son tabú (con pareja, casadas, no de mi tipo, parientes, etc). Así que mientras la gran mayoría echa sus balas en la seducción rápida, es necesario que recuerdes que la seducción se juega en cada interacción, en cada cosa que dices.

Y por último una frase para que la pienses y la medites:

“El enemigo principal de la seducción es la tendencia de los seres humanos a la inercia, al no cambio, a permanecer estáticos y a no darse la oportunidad de desafiar lo que son, a reinventarse a sorprender mostrando una nueva faceta de su personalidad. Los que son ninguneados, apartados, rechazados son los amigos de lo plano, de lo igual, son los cobardes que no se arriesgan a ser diferentes, los que no sorprenden a esa mujer con otros rasgos, otra ropa, otras palabras, otra energía. Cobardía y seducción son enemigos acérrimos.”

Y sí, la frase es mía.

Esto nos da para otro post, quizá más breve para ir cerrando el tema de la seriedad.

¡Que comience la cacería!

¡Hasta la próxima!