lunes, 26 de febrero de 2007

¿Qué hacer cuando ella te está probando?

¿Has sentido alguna vez como si una mujer te estuviera probando?

Por ejemplo, ella te ha llegado tarde tres veces. Mira, cuando digo tarde estoy hablando de 10 minutos después de la hora convenida. Si alguien llega tarde, y es al menos 10 minutos tarde, no es la gran cosa. Pero si son más de 10 minutos… la sangre empieza a hervir.

Entonces, ¿qué hacer si ella llega tarde?

Muchos hombres no dicen una sola palabra, temiendo irritarla y perder su “inestimable valor y afecto”. En fin… ¿Por qué los hombres siguen valorando a alguien que los irrespeta una y otra vez? En esto yo veo un problema crónico. Algo que yo quiero remediar.

Lo que está pasando acá es que ella te está probando. A un nivel inconsciente ella quiere ver cómo es que vas a reaccionar. Ella quiere que tú le pruebes a ella cuán seguro y confiado eres para tomar control, iniciativa y para poner límites. Ella nunca aceptará que es así… pero es así.

Las mujeres sienten un cierto nivel de inseguridad que el hombre tiene que satisfacer o complementar. Las mujeres sanas sienten una pequeña cantidad de esta inseguridad, las mujeres que no están en sus cabales tienen grandes y enormes inseguridades. Si ella te prueba una o dos veces, no hay problema. Pero si la cosa continua, amigo corre tan rápido como tus ágiles piernas lo permitan.

Biológicamente es natural que ella intente probarte. Si ella se está preguntando si eres el “hombre indicado”, ella necesita probar que eres la clase de hombre que puede perpetuar sus genes de manera saludable, exitosa y poderosa. La clave para que manejes los test o pruebas de eliminación es que seas un caballero, y a la vez transmitas el mensaje de que es inaceptable su tardanza.

Acá esta la manera en que yo manejo estas situaciones.

Imagina que estás esperándola ansiosamente para ir a cine. Hace frío. Estás ansioso por ver la película y verla a ella. Ves como va llegando persona tras persona y se encuentra con su pareja. Tu aún sigues solo. Miras el reloj y los minutos pasan sin compasión, imaginas las cosas más tontas (se manchó el traje justo antes de salir) y las más trágicas (puedes verte en su entierro llorando). La paranoia se apodera de ti. La hora de la película se acerca, vas a perderte los trailers. Película sin trailers no es película, piensas amargamente. Pasan cerca de 20 minutos, te sientas en un café. Ves a las parejas felices entrar a la película. Puedes saborear tu propia bilis. Ella te llama 25 minutos después. La charla puede ser algo así:

Ella: Estoy tan apenada Naxos. Tuve que quedarme más en mi trabajo. Ya llegué, ¿dónde estás?
Naxos: Estoy al frente en un café, adelantando algo de trabajo.
Ella. Ok. Ok. En un momento estoy ahí.
Naxos: Cómprate tu boleta, yo ya tengo la mía para la siguiente función. No quería que se agotaran y no sabía si ibas a llegar al fín, así que me la compré. Compra tu boleta, ojala haya puesto cerca a dónde estoy y nos vemos acá en el café.
Ella: Ok. Ahí nos vemos, discúlpame nuevamente.

¿Viste que hago acá? En vez de cambiar mis actividades, salí adelante por mí mismo e hice mis propios planes. El plan había sido encontrarnos en cine, luego ir al café. Así que eso fue lo que yo hice. También, como ella estaba tarde, ella tiene que comprar su propio tiquete (esta era la tercera vez que llegaba tarde, no iba a pagarle por nada). Hice todo esto sin demostrarle mal humor. La idea es que transmitas que te respetas a ti mismo, y continuas tus actividades independiente si ella está o no contigo.

Adivina qué paso. Ella no volvió a llegar tarde nuevamente.

Otra manera es que si ella está tarde ve a otra tienda cercana, ponte a mirar libros, música, ropa, lo que sea. Cuando ella llegue y te llame. Dile que te espere diez minutos, pues en vista de su demora has visto la posibilidad de aprovechar el tiempo de manera que has hecho algo que tenías pendiente, en vez de esperarla como un maniquí.

Si ella te sigue probando, a pesar de que le señalas sus tardanzas y malcriadeces, dile algo así como: “Déjame ser honesto contigo. Me gustas. Pero cuanto llegas tarde, y eso pasa a menudo, pierdo atracción por ti. Ser confiable está en el top 1 de mi lista, en verdad quiero que esto funcione, pero tiendo a perder interés cuando estas cosas suceden”.

Se másculino. Se amable y también se autónomo. Busca relaciones saludables, positivas y constructivas. Si alguien te irrespeta contínuamente, llegando tarde, siendo malcriada, inmadura, caprichosa, dominante, retrocede y pregúntate: “¿Por qué estoy involucrado con ésta persona?” y hazte otra pregunta “¿Por qué carajos sigo sintiendo atracción una persona que me irrespeta?”

Siéntete libre y huye. Hay muchas mujeres solteras que te tratarán con respeto y con madurez.

Hasta la próxima!


viernes, 23 de febrero de 2007

Consulta: Luchando contra el recuerdo de un ex


Un lector* me escribe a mi correo personal con lo siguiente:
"Tengo una consulta, ojala me contestes: hace unos seis meses que salgo con una chica q conocí en un foro virtual, luego conversamos por Messenger. Hicimos amistad, actualmente es mi novia. A veces ella me habla de su relación anterior, me dice q el tipo con el q estuvo era "divertido" pero muy celoso, eso termino alejándola de él. Mi pregunta es ¿tienes algún consejo sobre como mantener entretenida a mi pareja sin q se acuerde de su ex? ¿En algo estoy fallando? He leído todas tus estrategias. Soy tu nuevo seguidor. Me gustaría q hablaras también sobre la seducción después de la seducción. Un abrazo, gracias"

Mis comentarios:

Una de las maneras más fáciles y sin riesgo de un fracaso estruendoso al conocer chicas es la mensajería instantánea o los foros virtuales. ¡Muy bien!

Me dices que tu novia aún recuerda a su novio anterior. Bien, las mujeres suelen hacer este tipo de cosas cuando han pasado de un novio a otro sin un mayor tiempo para elaborar un duelo o para dejar su pasado atrás, pareciera que tu relación no fue mucho después de terminar con su anterior novio. Te doy dos opciones:

  1. Es muy difícil competir con fantasmas. Los fantasmas son invisibles y están siempre presentes en la mente de la otra persona. El ex de la mujer que me cuentas es su fantasma y ella te pone a competir con él. Tú me dices que quizás haces algo mal. Yo te digo: simplemente eres diferente a su fantasma. Eso no es malo ni bueno. Por lo tanto, es imposible que ella lo olvide. Hay personas que simplemente nunca se van del corazón y tenemos que vivir con eso.
  2. Con lo anterior en mente, relájate, sé que el asunto te molesta mucho. Puedes tomar el toro por los cuernos y decirle a tu novia: "oye hablas mucho de tu exnovio, dices que es divertido, que esto y que lo otro, eso me causa inquietud y quisiera que me contarás qué esperas de mí si cada rato hablas de él". Díselo calmado, quizá tomando un café, cuando ella nuevamente saque el tema (no hables de esto sin que ella halla mordido el anzuelo y haya hablado de el, vale?). Pilas: no se lo digas molesto, si lo haces ella tendrá un as bajo la manga para sacar cuando se le antoje. Toma el asunto con calma, se frío. No dejes que crea que eso es una debilidad para tí. No muestres que el tema te pone inseguro... solamente hazle notar que deseas abordar el tema para que la relación (ojo, no tu) sea mejor.
Dile que entiendes que hay personas que simplemente no se pueden olvidar y ocupan un lugar en el corazón, que eso te es claro y que tú también tienes pasado. Termina diciendo que quieres que siempre estén abiertos a hablar de cualquier tema.

El punto no es que la mantengas entretenida. Simplemente actúa seguro, confiado en tu imagen actual es más poderosa que el fantasma de su relación anterior. Haz visualizaciones mentales, eso también funciona, imagina que ante tu presencia el fantasma (simbolizalo como quieras) desaparece. Imagina que tu tienes tres metros de altura y que eres todo de hierro. Haz lo tuyo, se tu mismo, verás como poco a poco los recuerdos se quedan como eso: recuerdos.

Hasta la próxima

Nxs
----------------
*Publicado con autorización del lector

lunes, 19 de febrero de 2007

Tres actitudes ganadoras con las mujeres

¿No estás harto de salir con mujeres y lidiar con que al poco tiempo has perdido toda oportunidad con ella? ¿No estás cansado de no lograr nada justo con aquella chica que te desvela?

A mí me ha pasado. Es como si necesitara un estímulo para continuar, para seguir adelante, y esa chica, esa chica en especial es mi recompensa, es como cuando sigo trabajando porque en la quincena tendré mi pago en el banco. Para muchos hombres empezar a salir con una chica es como caminar en un gran desierto, con el Sol y la arena secando su piel, en busca de un oasis esquivo.

En este punto yo digo, ¡basta de seguir así! A tomar el toro por los cuernos. Es posible encontrar ese Oasis si caminamos por el sitio correcto, si puedes lograr que ellas se interesen en ti. Voy a hablarte de tres actitudes que atraen a las mujeres.

Quiero pedirte algo. Mientras lees este post, sin importar cuán obvio te pueda parecer lo que lees, quiero que reflexiones sobre tus creencias en estos temas, y que veas si de alguna forma tú estás trabajando bajo creencias opuestas.

Actitud Atractiva Uno. Hombres orgullosos de sí mismos.

Ser hombre es algo realmente fantástico. Si eres de los que no está cómodo con tus pantalones y tu cremallera estarás dando una imagen de inseguridad y de falta de masculinidad que aterra. No sólo me refiero a algo de género, también me refiero a que te sientas bien con lo que eres, con tu estatura, con tu peso, con tu aspecto, así no seas el modelo de cine, siéntete a gusto con tu propia piel y en tus zapatos. Comunica que te gustas a ti mismo, cuídate, habla bien de ti, no te trates a ti mismo con palabras como “idiota”, “imbécil”.

Actitud Atractiva Dos. Hombres que son divertidos.

Cuando digo divertidos, de verdad hablo de DIVERSIÓN. No quiero que seas algún tipo de cuenta chistes o un baboso que se anda riendo de todo. Pero definitivamente deberías tener una personalidad que haga que las mujeres se rían con inteligencia, que las impactes con comentarios audaces, con ironías. La mejor manera de ser divertido es jugando con ellas, molestándolas. Otra manera de ser divertido es ir a lugares divertidos, por ejemplo jugar Paintball, ir al circo (créeme en las cosas sencillas está la clave, no creas que solo hay diversión en los sitios de rumba). Haz una lista de potenciales sitios divertidos, pregunta a tus amigos, a tus amigas, la idea es que ella asocie los sentimientos que experimenta CONTIGO.

Actitud Atractiva Tres. Hombres confiados de sí mismos, que van tras de lo que se proponen.

Esta es una de las actitudes más difíciles, pero de la que más admiran las mujeres. ¿Qué es tener confianza? Para mí la confianza es la voluntad para ser quien tu eres sin arrepentimientos, culpa o ansiedad (si… si… clap, clap, clap!) No te debería importar lo que las otras personas piensen de ti. Tu te validas a ti mismo.

Muy pocas personas crecen de una forma que les permita desarrollar un buen sentido de autoconfianza. En la mayoría de las familias estamos sometidos a comentarios que nos desacreditan, que disminuyen nuestra capacidad de hacer las cosas o de estar orgullosos por como pensamos. Muchas veces recibimos pocos cumplidos o halagos.

Piensa en estas tres actitudes. Piensa cómo puedes cultivarlas y tenlas en mente cuando hables con una mujer. Pregúntate a ti mismo ¿Estoy orgulloso de ser hombre? ¿Estoy siendo divertido? ¿Tengo ideas/planes divertidos? ¿Proyecto confianza en mí mismo?

Hasta la próxima!

jueves, 15 de febrero de 2007

Lenguaje corporal poderoso


¿Qué es un lenguaje corporal poderoso? ¿Qué dice el lenguaje corporal sobre ti? ¿Qué crees que la gente “lee” de ti cuando entras en un espacio?

Intenta esto, la próxima vez que estás con personas (quizás ahora mismo lees esto en tu trabajo o en tu universidad) nota su lenguaje corporal, y piensa en qué impresión te dan esas personas. Fíjate en aquellos que andan jorobados, que no están derechos sobre su espalda, fíjate en quienes llevan las manos en los bolsillos, en aquellos que están con los brazos cruzados. ¿Te parecen fuertes, confiados, motivados? ¿O quizá se ven tímidos, confundidos, a la defensiva?

Déjame decirte algo: los hombres con un lenguaje corporal fuerte y seguro son más atractivos que aquellos que no lo tienen. Por favor… no me vengas con el cuento que lo importante es ser uno mismo. TIENES QUE SER LA MEJOR VERSIÓN POSIBLE DE TI MISMO.

Mírate en un espejo y analízate, en qué clase de lenguaje corporal tienes. ¿Caminas derecho? ¿Proyectas los hombros hacia atrás y sacas pecho? ¿Miras hacía el frente y no hacía el piso? ¿Tienes posturas cerradas, como brazos o piernas cruzadas?

Lo que intento decirte es que el lenguaje corporal es importante para la imagen que proyectas y para la idea mental que los demás se hacen de ti (en la categoría “demás” incluyo a las mujeres por supuesto, y también a tu jefe, tu vecino, el vendedor y hasta el perro que siempre te ladra).

Fíjate en los personajes famosos de televisión y cine: andan derechos, firmes, proyectan seguridad, miran directamente a los ojos. Si tu caminas con poder, los otros asumirán que tienes poder interno, si los miras directamente a los ojos cuando hablas ellos pensarán que tienes algo importante que decirles.

Manejar el lenguaje corporal es crítico para tu éxito con las mujeres. Si tu comunicas inseguridad (manos en los bolsillos), timidez (manos atrás), baja autoestima (caminar jorobado), nervios (frotarse las manos, taparse la cara, bajar la mirada, hablar pasito), ansiedad (jugar con objetos, romper papelitos, jugar con la servilleta), si comunicas estas cosas, créeme que huirán de ti.

Te dejo unos cuantos elementos para que trabajes en tu lenguaje corporal:

  1. Camina derecho. No te jorobes.
  2. Mira al frente, no mires al piso como si buscaras encontrarte un billete.
  3. Espalda hacia atrás (si la proyectas hacia adelante transmites timidez y miedo).
  4. Reduce la velocidad de los movimientos, hazlos lentos, calculados, pausados, esto proyectará un halo de misterio.
  5. Camina más despacio.
  6. Disminuye la velocidad del parpadeo.
  7. Baja un poco los párpados cuando estés a punto de decir algo importante.
  8. Gesticula con movimientos amplios de los brazos cuando hables.
  9. Inclínate adelante cuando digas algo importante, como si dijeras un secreto, luego regresa hacía atrás, muestras confianza.
  10. Evita cruzar piernas, brazos, reflejas desconfianza, prevención y que estás cerrado a la otra persona.
  11. Evita morderte los labios cuando hables, muestras ansiedad.
  12. No pongas las manos en los bolsillos, o por lo menos guarda una y habla con la otra.
  13. Juega con las cejas, levanta una, levántalas ambas y arruga la frente. Imprimes carácter.
  14. Ríete fuerte.
  15. Cuando saludes, aprieta la mano fírmemente, no la inclines.
  16. Habla más fuerte, más duro.
  17. Evita señalar con el dedo índice, señala con toda la palma de la mano.
  18. Desecha tics como frotarte la nariz, pasarte la mano por el cabello.

Con estos puntos, seguro empezarás a proyectar más personalidad, más confianza y más seguridad. Se mucho más observador, fíjate en posturas y empieza a tomar conciencia de cómo afectan lo que piensas de los otros. Mira películas, fíjate en Tom Cruise en Top Gun, o James Dean en Rebelde sin Causa o Marlon Brando en Un tranvía llamado deseo. No debes parecerte físicamente a ellos, pero si puedes proyectar cosas nuevas, diferentes, interesantes e intrigantes.
Hasta la próxima!

martes, 13 de febrero de 2007

Reflexiones de día de San Valentín

Hoy es San Valentín en muchas partes del mundo. Para muchos es una fecha importante, para otros es una verdadera tortura. La soledad, y la falta de estar con alguien en esta fecha especial es realmente una condena. Un día, intentando hallar maneras de sobrevivir al día de San Valentín investigué un poco sobre su historia. Encontré que por allá en el año 270 A.C existía un sacerdote llamado –adivinen cómo- sí… Valentín. En esa época un emperador romano necesitaba reclutar hombres para su ejército y pensó que no sería bueno tener a hombres casados en sus filas por lo que prohibió el matrimonio. Así que Valentín decidió ayudar a los enamorados a que se casaran en secreto. Como era de esperarse el emperador se enteró de lo que hacía Valentín y lo puso en prisión, allí conoció a una chica de la cual se enamoró y justo antes de ser ejecutado le envió una carta de amor, y la firmó “De tu Valentín”. Luego fue ejecutado. El resto es historia.

Que ternura de historia ¿no?

Yo se. Yo se. Es realmente bonito darle chocolates o invitar a cenar a la persona que quieres. Si… muy lindo. Como quieras. Si tienes esposa, o una novia de un año o dos ya debes tener todo listo para hacer algo.

¿Pero el resto de personas que están solas? ¿O los que tienen a una chica pero aún no han concretado una relación? ¿Y los que tienes varias chicas? ¿Qué hay de todos ellos, ahh?

Una vez leí un libro que se llamaba “Las Reglas”, era un libro de una mujer donde enseñaba a las mujeres a manipular a los hombres. En este libro había una regla que no olvido:

"Regla 12: No sigas saliendo con él si no te compra un regalo romántico para tu cumpleaños o para el día de San Valentín"

Te lo juro. Eso decía. Es más, el libro tenía todo un capítulo dedicado a esta regla.

YO ME OPONGO. YO DIGO HAGAMOS LAS COSAS DIFERENTE. YO DIGO BASTA YA!

La filosofía de días de San Valentín es que la manera de ganarse el corazón de una mujer es comprándole flores, regalos, joyas y confesando tus sentimientos a ella. Si tú no le gustas es porque probablemente no te has esforzado lo suficiente en ser detallista.

Ok. Ok. Digamos que los detalles y las tarjetitas y eso está bien para una relación larga. Pero es horrendo con mujeres que acabas de conocer, por las que sientes calorcitos en el corazón o para mujeres con las que hasta ahora tienes pocas citas.

¿Sabes qué pienso? Que los almacenes deberían tener un aviso, algo que dijera: “Para San Valentín no se admiten personas que no tengan una relación de 6 a 12 meses”.

En serio.

Si tú le haces algo especial a una chica que no conoces mucho. Con la que has salido poco, te aseguro que no la verás más de una semana o dos. Te firmo donde quieras. Yo se que nuestras madres (modelos 40s y 50s) nos enseñaron a ser caballeros, gentiles y buenos chicos. Pero no, los tiempos cambian y si te dedicas a invitarla a cenar, darle flores o llevarle chocolates estás yendo por mal camino.

Te doy tres posibles escenarios para San Valentín, escoge el tuyo:

1. San Valentín con una chica que recién conoces o con la que has salido algunas veces: No le pidas que salga contigo “el miércoles” o en “San Valentín” asume que ella va a salir con alguien, haz de tripas corazón y aguántate. Envíale flores a tu mamá. Haz feliz a alguien.

Si por otro lado, la chica está atraída por ti y no le propones hacer planes tu puedes ser desplazado por otro chico que si le propone algo. Lo se… lo se… es como una situación sin ganador… Yo no hice el mundo… solo vivo en él. Para ello lo que te propongo es que armes un grupo grande, invita a tu chica y el grupo grande te protegerá de exponerte, y te salvará de no ser un ingrato.

No creas que porque no le compres nada ella se va a “sentir” contigo. Créeme, si la chica está interesada en ti, lo está por que eres tú y no por lo que le des.

2. Si tienes una relación de largo término: Hazle el día especial. Envíale flores, sé más creativo y que no sean rosas. Si quieres al trabajo, en días como estos las mujeres compiten por quién es “el mejor novio”.

3. Si tienes varias chicas en la ciudad: Piérdete. En serio. El miércoles piérdete todo el día. Hazte negar. Apaga el móvil. Viaje de negocios, calamidad familiar. Lo que sea. No seas obvio de aparecer el jueves. Vuelve el viernes. Envíales flores a todas y manda mensajes de textos masivos.

Para terminar quiero que pienses algo: No seas el tipo de hombre que da regalos de San Valentín, se el tipo de hombre que recibe regalos de San Valentín. Aprende de la historia de Valentín algo más: A veces ser romántico lleva a la ejecución.

Que pases un feliz día de San Valentín.

Hasta la próxima!


sábado, 10 de febrero de 2007

Sobrevalorando el atractivo de los competidores

He desenpolvado un artículo del NY times que salió en diciembre y que toca un punto que me da nuevas pistas sobre la psicología humana y la atracción. Luego de leerlo, te da una nueva perspectiva. Para la mayoría de las personas es un hábito sobre estimar el atractivo de otros basados en nuestra baja auto-imagen. Esta tendencia a considerar a los otros más atractivos que uno mismo es beneficioso para ensanchar o mejorar el estilo de vida personal, y la auto-imagen, pero es perjudicial si tiendes a no ser competitivo, termina por afectar tu autoestima. Acá está la traducción del artículo, publicado el 5 de diciembre de 2006.

Insights: Sobrevalorando el atractivo de los otros en el juego del amor

Por Eric Nagourney

Preguntarle a alguien si una cita sería menos intimidante si los competidores fueran menos atractivos, podría tener una respuesta obvia. Pero no es así. Los investigadores han encontrado que tanto hombres como mujeres tienen a sobre estimar o sobre evaluar el atractivo de los miembros de su mismo sexo.

En un artículo llamado la Evolución del Comportamiento Humano, Sarah E. Hill, una estudiante graduada de psicología de la Universidad de Texas, Austin, teorizó que esto es así porque representa una ventaja evolutiva, sería beneficiosa en cuando le daría a los potenciales rivales románticos más crédito del que se merecen. Escribe la Dra. Hill:

“En las citas –como en cualquier otro escenario competitivo- aquellos que sobre estiman a sus competidores terminan incrementando el riesgo de perder porque no están preparados para la competencia”

Las personas que sobre estiman el atractivo de otros, dice el estudio, pueden trabajar más duro para mantener o mejorar su propia apariencia con el fin de mantener consigo a sus parejas o atraer nuevas. Pero también pueden verse desanimados a la hora de buscar parejas que se encuentran fuera de su alcance.

El problema está en que sobre estimar el atractivo de los competidores del mismo sexo puede erosionar la autoestima y la confianza en sí mismo y hacer que las personas busquen parejas menos deseables. También puede hacer perder mucho tiempo pensando en el propio atractivo.

Para el estudio los investigadores le mostraron a 123 hombres y 159 mujeres, fotografías de estudiantes del sexo opuesto y les pidieron que calificaran las fotos en términos de atractivo, sexualidad y potenciales parejas en el largo plazo. Luego ellos mostraron las mismas fotografías a miembros del mismo sexo y les pidieron que clasificaran pensando en cuán atractivas serían para el sexo opuesto.

En promedio los hombres calificaron a los otros hombres un tercio más alto de lo que lo hicieron las mujeres. Las mujeres calificaron a las otras mujeres un cuarto más alto de lo que lo hicieron los hombres.

Las diferencias no ocurrieron cuando se les pidió a los voluntarios calificar a las personas en características diferentes al atractivo.

La próxima vez que pienses que no eres lo suficientemente atractivo para competir, piensa en que tus competidores están un tercio por encima de lo que crees, si aún así crees que son más atractivos que tú, empieza a competir mejorando tu estilo de vida: más deporte, más cuidado propio, trabaja la personalidad.

Hasta la próxima!

PD. La gente de Caracol Radio Cadena Básica Colombia me ha entrevistado. Gracias a Pia, Gustavo y Edison.

miércoles, 7 de febrero de 2007

¿Por qué las mujeres dejan a los hombres? Parte II

Ayer les contaba tres situaciones donde las mujeres se van. Hoy quiero empezar diciendo que EL PROBLEMA NO ES LO QUE TU CREES.

La mayoría de tipos asumen de forma natural que su chica los está dejando porque no son lo suficientemente agradables, o que no le dan lo que ella se merece, o que no están siendo buenos novios. O quizás asumen que “son cosas que pasan”, que “los sentimientos cambian” y que de todas maneras no podían hacer nada.

Yo creo que ese tipo de ideas están terriblemente equivocadas.

Así que el paso uno es reconocer que lo que piensas está equivocado. Comienza de nuevo y disponte a ver las cosas de una manera diferente.

Voy a decirte qué no debes hacer, aunque suene un poco obvio. Lo que quiero es que no sigas haciendo las cosas en una forma equivocada.

Directo y al grano: si la mujer que amas está terminando contigo, y tu has estado siendo agradable con ella, haciendo todo lo que ella quiere, y diciéndole que harás todo lo posible para que las cosas funcionen, que lo intentarás todo para que ella esté contigo… PARA DE HACER ESTAS COSAS!

Una de las principales razones por las que me gusta el concepto de atracción, es porque me permite explicar situaciones como las que hablábamos en el post pasado, cuando esas cosas pasan, es que ella, tu chica, tu mujer, ya no siente atracción por ti. Tan duro como cierto, huh? Las mujeres TIENDEN a no decirte que esto es lo que ha pasado… simplemente no lo hacen. Piensan que al hacerlo van a herir los sentimientos del tipo, o porque es simplemente la manera más fácil de hacer las cosas.

Voy a decir algo que es… un poco tenaz. Listos?

Si no puedes generar en una mujer, en un nivel visceral, una respuesta física y emocional llamada Atracción, entonces no estarás al control de tus relaciones, y terminarás teniendo relaciones superficiales. Créeme, uno de tipo, sabe cuándo está perdiendo el año con una chica, uno lo siente, siente que no genera atracción, solo costumbre, cariño, quizás placer, pero no atracción visceral.

Cuando no generas atracción, ella tiene el poder de dejarte más fácilmente, pues el lazo entre ustedes es débil. Y déjame decirte algo… TU LE HAS DADO ESE PODER, al no hacer las cosas bien y construir la posibilidad de ser atractivo.

La mejor manera de evitar esto, es anticiparse, resolverlo antes de que se presente. La mejor manera es sentarse y aprender un poco de psicología femenina y sabiendo qué es atracción, déjame darte unos cuantos de mis puntos:

  1. A las mujeres no les atraen los tontos, aburridos, que dejan todo al control de ellas. No! Y si las atraes, créeme que serán mujeres dominadoras y controladoras. Si complaces en todo a una mujer, generarás quizás AFECTO, pero no ATRACCIÓN, son cosas tan diferentes entre sí como la luna del Sol.
  2. No seas predecible. Si una mujer puede adivinar lo que piensas, lo que vas a decir o lo que harás, eres predecible. Punto. Para empezar deténte antes de hacer o decir las cosas. Piensa en lo que normalmente harías y HAZ OTRA COSA!
  3. No seas aburrido. El aburrimiento es el hijo bastardo del ser predecible. Cuando eres tan predecible que nada es nuevo o diferente, eres oficialmente un tipo aburrido. Aburrimiento es la falta de aventura, de riesgo, de pasión, de energía, de humor y… de atracción. Personalmente, yo creo que el problema masculino está en este punto… son campeones del aburrimiento.

Mira la idea es que no importa de lo que hables, excepto en la primera cita o en el primer encuentro, ya luego lo que importa es cómo lo hablas, la pasión y energía que le metes a tu propia vida y a tus cosas.

Ahora, si encuentras que estás cayendo en una zona aburrida, predecible o te encuentras perdiendo poder, lárgate primero antes que rompan ellas contigo.

No lo pienses dos veces.

Lárgate.

Deja polvo en el camino.

Corta el asunto.

Si tu tienes algún chance de cambiar las cosas en el largo plazo, necesitas tomar control de la situación, si ves que no puedes, lárgate de ahí. Y piensa en dejar de hacer las cosas como usualmente las haces, tómate tu tiempo, piensa en ti, en cambiar, ser creativo, dinámico, enérgico.

Hasta la próxima!

martes, 6 de febrero de 2007

¿Por qué las mujeres dejan a los hombres?

Por qué las mujeres dejan a los hombres?

Vaya pregunta compleja e interesante, no?

Todos hemos estado en la situación de pensar y reflexionar el por qué una chica nos ha dejado, y hemos deseado poder hacer todo lo posible para regresarla a nuestro lado. Miren lo siguientes escenarios y aprueben silenciosamente si se identifican con alguno de ellos:

Escenario 1: Conociste a una mujer increíble. Pero entre más tiempo estás con ella, menos interés tiene ella en ti, y más interés tienen tu en ella. Tú puedes sentir como la balanza de poder se inclina a favor de ella, pero no hay nada que tu puedas hacer. De repente ella para de verte, pero nunca te explica el porqué en una manera que tu puedas entender qué ha pasado

Escenario 2: Has visto a una mujer por meses, quizás un poco más de un año. Todo parecía ir bien. Pero un día ella viene y te dice: “No se como me siento, necesito un tiempo a solas, para estar conmigo misma, no eres tu… soy yo”. Pero ese tiempo a solas se convierte en encontrar a un tipo que no la trata la mitad de bien de lo que tu la tratabas.

Escenario 3: Estuviste en una relación bien larga que ha durado más de dos años y pensabas que esa mujer era la persona con la que ibas a pasar el resto de tu vida. Tienes tus defectos, pero trabajas para tener una relación buena y constructiva. De repente ella comienza a actuar extraño, empieza a volverse más irritable y controladora, no importa cuánto intentes hacerla sentir bien o cuánto luches por hacer las cosas bien. Entonces ella te lanza la bomba de que ya no te quiere más... y se va. O quizás puede decirte que te ha engañado y ha encontrado otra persona.

Ok. Hay miles de variaciones a estas tres situaciones que te pongo. Puedes identificarte con una, puedes identificarte con todas, quizás tengas otras. A mi me han pasado todas, y de estas situaciones recuerdo dolor y desesperación. Odio esas situaciones.

Quizá la peor parte de esos episodios es la sensación de impotencia que traían consigo cada vez, donde sientes que los lazos se rompen y es imposible hacer algo. Es como ver irse un tren.

Es muy duro ver a la mujer que amas cuando se va, pero lidiar con que no sabes como cambiar las cosas es peor… simplemente no hay nada que puedas hacer.

Si estas de acuerdo. Aprueba silenciosamente en tu mente.

Mañana reflexionaré un poco sobre estas situaciones y lo que he aprendido de ellas...

Hasta la próxima!

viernes, 2 de febrero de 2007

5 temas para nunca hablar en una primera cita

Hay muchos hombres que se preguntan lo siguiente: En una primera salida o primer encuentro con una chica ¿qué temas trato? Aunque a muchos les parezca ridículo, muchos hombres se devanan los sesos preguntándose cómo mantener el tema de conversación, sin aburrir y sin que haya esos silencios incómodos, esos que las chicas encuentran terriblemente asfixiantes y en los cuales el tiempo parece detenerse... tic... tac... tic.. tac.

Lo que yo digo en estos casos es que no importa lo que tu hables con ella, lo que para mí es fundamental es la manera en que hables, y en esto me refiero al tono de tu voz y a tu postura.

Sin embargo, también es muy importante que lo que hables sea interesante, que la cautive y la lleve a que la comunicación sea recíproca, que ella comience a hablar con las cosas que te dice.

Puedes hablar de lo que se te la gana. Pero para mí hay temas que son verdaderos matapasiones y que enfrían cualquier interés romántico, no deberías tocarlos en las primeras citas.

Algunos podrán decir que hay cosas de sentido común, y que no es necesario escribir sobre este tema, o que no importa lo que hables desde que seas tu mismo. Bla, bla, bla. Puedes ser el mejor tipo del mundo, pero créeme si aburres a tu chica, estás perdido. He visto a muchos tipos olvidar que hablan con una chica y empezar a tocar zonas aburridas o tensas en sus conversaciones.

Acá van 5 temas que, en mi experiencia, son realmente jartos y tensos, y que no conducen a nada en una primera cita, un primer encuentro o una primera charla de arrunche:

  1. No hables sobre la Guerra de las Galaxias, libros de comics, juegos de computador o cosas del tipo ciencia ficción intelectualoides. Si yo se… Episodio 3 fue genial, cuando Anakin Skiwalker finalmente torna al lado oscuro y se enfrenta a Obi-Wan. Las mujeres no han visto eso, o no les interesa, y no les apasiona la historia de Darth Vader. No digas frases, o cosas, del profundo significado que tiene el dark side. No hables de eso, a menos que ella lo haga, por favor. He visto la cara de desconcierto de las chicas al hablar de estos temas.
  1. No hables acerca de asesinatos, crímenes, terrorismo, George Bush, Osama, guerra, plagas, tsunamis o cualquier forma de muerte. Deja la violencia o la muerte fuera de la conversación por favor. Es un completo matapasiones. La idea acá es no suscitar emociones negativas que puedan asociarse a momentos contigo. Si por alguna casualidad ella toca ese tema, cambialo, corre FOREST, corre!.
  1. No hables de exnovios o relaciones previas de ella. No lo hagas. Pase lo que pase, vas a hacer que recuerde cosas negativas, tristes, dolorosas. Tienes que ponerla en un estado de ánimo positivo (alegría) o de excitación (sorpresa). Si toca el tema, por favor, no le preguntes que si estaba enamorada, que si era muy profundo, ignora el tema. No es tu asunto, para eso tiene mil amigas.
  1. No hables de política o religión. Mira… no lo hagas. Es aburrido. Punto. No crearás un gran vínculo hablando de calentamiento global, de ayunos, o del Papá, o de la crisis de la espiritualidad en la Europa de la postguerra. Créeme… no!

Tip: Algunas mujeres disfrutan armando polémicas y discusiones sobre política, realidad mundial o religión, lo hacen por tres razones: A) Probarte; B)Ponerle drama al asunto, a la conversación; C) Eliminarte tan rápido como puedan porque... son jodidas!.

No caigas en eso.

  1. No hables sobre tus posesiones: tu carro, tu super nuevo televisor de 40 pulgadas plasma Wide screen, lo que sea, o sobre tu status, tu posición de gran autoridad, tu cinturón negro en Kung Fu Chon Whoo-Shin. Estas cosas deben salir por si solas, sin que las menciones, si hablas de ello darás una imagen de inseguridad o de presunción, las mujeres odian eso. Mantén el misterio y deja que sea ella la que te diga "wow, que maravilloso carro tienes".

Puedes hablar de lo que quieras, pero estos temas por favor evítalos, créeme trabaja en ser entretenido. Luego hablaremos cómo.

Hasta la próxima!