viernes, 27 de julio de 2007

Zona de los Mejores Amigos Parte II


Hoy quiero hablar de un tema que ya había tratado en este blog, y de hecho lo trato bien seguido, y es uno de los fundamentos sobre los que se edifica la seducción: la capacidad de ir directo al punto sin quedarte atascado en la zona de los mejores amigos. Hoy quiero abordar este tema desde una aproximación diferente, con la idea de que no se nos olviden ciertos principios básicos, y que el tema siempre esté en nuestra mente, para evitar errores y para hacer las cosas bien.

Personalmente creo que las mujeres pueden tener sexo en cualquier lugar, en cualquier momento y en la manera en que lo deseen. No quiero herir susceptibilidades, pero de repente una sonrisa, un vestido escotado, y una mujer sabe que si se lo propone puede llevar a un hombre a la cama.
Para las mujeres el sexo viene envuelto en una corriente vertiginosa de emociones intensas y complicadas, muchas mujeres ni siquiera las entienden bien y por eso entran en conflicto y en contradicciones.

¿Cuál es el resultado de esto?

Que es infinitamente más fácil para una mujer ubicar a un hombre en la categoría de amigos más que admitirlos como amantes.

De hecho, para una mujer, un amigo hombre es lo mejor de ambos mundos: ella puede tener todos los beneficios de tener a un hombre a su lado (compañía, fuerza, toma de decisiones, consejo sólido, lógica, sentido común, etc), sin tener que lidiar con los enredos hormonales que el sexo pone sobre la mesa.

Para nosotros los hombres la situación es bien diferente. Por lo general no tenemos que lidiar con emociones demasiado complejas, y no sufrimos el dilema que tienen las mujeres al separar amistad de sexo. De hecho, para nosotros, sucede exactamente lo opuesto: cuando a un hombre le gusta una mujer, naturalmente quiere expresar su gusto, sin molestia alguna, a través del sexo. Para nosotros es natural… saben a qué me refiero…

Desafortunadamente, el cerebro femenino no puede procesar ni entender esta lógica. En lugar de ello siempre está ubicando en un lugar, en un departamento, denominando y estacionando a cualquier hombre que ella conoce en una zona, en un lugar, en un depósito, parqueadero o como quieras llamarlo. Para ellas o es un desconocido, o es un amigo, o es un amante. Y una vez que una mujer te ha enviado al departamento de “amigo”, es casi que imposible para ella verte de otra manera. Por supuesto, ella espera que aún sigas proveyendo soporte emocional, pero sin acercarte ni de lejos a sus tangas.

Muchos hombres fantasean pensando que si actúan como un consejero romántico podrán tener sexo con ella. Que algún día las cosas llevaran a que ella les grite “cómo oculté tanto mis sentimientos por ti”. Esto funciona para las comedias románticas, donde Rachel Green terminó enamorada casi por accidente de su amigo Joey Tribbiani en la serie Friends, o quizá suceda con algunas mujeres a las que les falta un tornillo, pero en la vida real, sólo estás perdiendo tu tiempo, que como sabes es un recurso no renovable.

Si eres un “amigo” ella no necesita sexo de ti. Punto.

¿Así que cómo sabes si ella te ha ubicado en la zona de los mejores amigos? Y sí… digo esto porque aún me llegan consultas sobre este tema de hombres que NO LO SABEN, pero están siendo ubicados olímpicamente en la zona.

Eres un amigo si…

1. Oyes frases como “puedo hablar contigo de lo que sea”. “Eres realmente un hombre especial”, “Eres como un hermano para mí”, “Eres mi mejor amigo”, “sólo tú eres capaz de entenderme”, “Contigo puedo ser tal cual soy”.

2. Finalmente tu tomas valor y la invitas a salir y ella te cuenta que “no quiero arruinar nuestra amistad, conseguir un amante es fácil, pero un amigo es lo más especial que Dios te puede dar (y hace pucheros en este instante, incluso sus ojos pueden lagrimear un poquitín)” o cosas como “no quiero perder lo que hemos construido, si fuéramos algo más no podría contarte todo, perdería una parte de mi alma (y sí… también lagrimean en esta parte).

3. Ella te cuenta sus problemas con OTROS hombres.

4. Ella te pide consejo y te cuenta historias de su gusto por OTROS hombres.

5. Llega y te dice entusiasmada: “Oye [usa tu nombre en diminutivo] acabo de conocer a un hombre verdaderamente genial”. Y acá eres tú el que lagrimea disimuladamente.

Las razones por las que sucede esto son cuatro:

1. Ella no se siente atraída hacia ti: Si claro, ella te encuentra divertido, encantador, con un mundo interior impresionante, pero aún no logras dar el golpe de gracia que logre cosas como por ejemplo que piense en ti todo el día, que te desee y cosas así… sabes de qué hablo. Ni siquiera con un nuevo guardarropa o una nueva reencarnación podrías cambiar una situación así. A veces esa es la manera en que se dan las cosas, a veces incluso a ti te pasa, hay mujeres que sólo ves como amigas, y no quisieras tener algo más allá de eso. Cuando esto sucede puedes tomar uno de dos caminos: o permanecer como su amigo, o alejarte de ella para buscar pastos más verdes.

2. No tienes los beneficios suficientes: Para muchas mujeres el sexo necesita ir acompañado de ciertos beneficios que les garanticen provisión, así que buscan estabilidad laboral, buenas finanzas y posibilidad de proveer en el largo plazo, si no tienes eso, las mujeres te envían por default a la tan temida zona de los amigos.

3. Eres sólo un colchón: Ella te ha enviado a la zona de los amigos porque tienes una manera agradable y demasiado cercana a ser un tipo complaciente. Ella sabe que puede conseguir todo lo que quiera de ti solo con chasquear sus dedos. Tú la sigues a donde quiera que ella va, tratas de impresionarla, compras su atención con los más tontos y ridículos detalles. Te has convertido en su perrito faldero y ella no ve la hora de castrarte para convertirte en su mejor “amiga” y compartir contigo pijamadas, despedidas de soltera o comprar ropa interior.

4. Está pasando por un duelo amoroso: Muchas mujeres han pasado por un periodo de relaciones intensas y significativas, y cuando las encuentras tienen la imagen de su ex demasiado fresca en su mente y su tacto impreso en cada uno de los poros. Como sea, llegas en el momento menos indicado, cuando el status del Messenger dice ocupado, cuando la puerta está cerrada, la inundación está bajando, cuando la orquesta está descansando, cuando el paciente está convaleciente, cuando la luna está en menguante, cuando la nieve está cayendo. Llegas en el invierno de sus emociones, y aún faltan dos estaciones para que el cálido verano reviente, salga el sol y el corazón vuelva a sentir calorcitos. No eres tú, es el momento. El amor requiere algo que es muchas veces subestimado: ser oportuno (has visto lo poético que sonó eso… ja!)

5. Ella tiene un ligero raye: Cuando alguien está con una tuerca floja acá en Colombia decimos que tiene un raye, que está rayada, no sé si aplique a otras regiones. Y puede suceder que ella haya sido abusada o brutalizada (no me refiero solo en la parte sexual, sino también emocionalmente) por ciertos hombres con los cuales ella quiso voluntariamente salir (y ella se culpa por haber hecho esas elecciones de pareja), así que le cuesta iniciar una relación sentimental con un hombre normal. Personalmente, he visto que estas mujeres generalmente tienen una manera bien agresiva y directa de coquetear, pero luego reaccionan con horror cuando uno empieza a actuar y te dicen “pensé que éramos amigos”. Y es que con el único hombre con el que pueden lidiar sin perder el control es con un amigo asexual.

Ahora quiero darte unas claves bien importantes para que evites caer en esta trampa, te evites problemas y no pierdas el tan escaso tiempo que tienes en esta vida:

Clave # 1: Hazte el escaso: Ya lo he dicho mil y una veces en este blog, pero no sobra y nunca sobrará, deja de actuar como un perrito faldero y no estés tan disponible. Sé un reto.

Clave # 2: Empieza a salir con otras mujeres: Hazlo ya. Ahora mismo. Ponla celosa un poco, a ver cómo reacciona, si ella tiene algún tipo de interés sexual en ti esto la volverá loca.

Clave # 3: Pídele consejo sobre otras mujeres con las que estás saliendo: Habla abiertamente acerca de otras mujeres y cómo son ellas. Pídele consejo sobre qué buscan las mujeres en un hombre y cómo puedes acercarte a esas mujeres.

Clave # 4: Dile TÚ a ELLA que deseas que sólo sean amigos: Las mujeres no son bobas, ni mucho menos, ellas desde el comienzo están pendientes de tus movidas y saben lo que quieres con ellas, así que si TÚ le dices que sólo quieres ser su amigo, la estarás rechazando sexualmente, con lo cual te convertirás en un reto, y la moverás de sus cimientos.

Clave # 5: Si ella responde románticamente, conviértete en un reto: Mantenla fuera de su equilibrio, pertúrbala, cuestiónala. Sé un reto, sé impredecible. Mantenla preguntándose, nunca la dejes pensar que ya te tiene. Siempre he insistido en que existe una gran diferencia entre QUERERLA y NECESITARLA.

Clave # 6: Si han pasado cosas y ella retrocede y te dice que eres su amigo persevera. Algunas mujeres usan eso de “quiero que seamos amigos”, como un test de eliminación para probar tus intenciones y la firmeza de tu carácter, o muchas veces es una racionalización de su miedo a tener una relación. Sólo mantente rondando, dale su espacio, y siempre mueve su piso. Dile que estás de acuerdo en ser su amigo, y luego dale un profundo beso. Si ella está atraída hacía ti en ese beso tendrás todas las respuestas que buscas.

Clave # 7: Actúa rápido: si te interesa a un nivel romántico, actúa pronto, no dejes pasar más de tres citas (máximo... por favor... máximo cinco) para actúar. Se práctico y por favor no pospongas las cosas, entre más tiempo pase más te verá como su amigo, y más difícil será ese cambio mental de verte como un amigo a verte como su amante.

Seguro este post ha sido un punto de vista diferente sobre un tema bien común y frecuente en las relaciones entre hombres y mujeres. Seguro ha sido de total utilidad.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

miércoles, 25 de julio de 2007

Noticias: Extremos Dolorosos

Hoy voy a iniciar una nueva sección en este blog, y es una sección dedicada a noticias directamente relacionadas con la situación mundial de los Maestros de La Seducción, o noticias que nos enseñen alguna lección sobre lo que pasa entre hombres y mujeres. No lo haré como una serie, sino como una sección establecida en este blog. La razón es que a veces leo unas cosas en Internet, o en los periódicos o en radio y son cosas que vale la pena citar para aprender y enterarnos de qué pasa a nuestro alrededor, así como para hacernos más sensibles a la observación de actitudes y situaciones que vienen perfectamente al tema de este blog.

Hoy voy a comenzar con una noticia que hace que a veces simplemente no entienda a algunos hombres:
HONG KONG [Reuters] Una mujer de Hong Kong que dejó tuerto a su novio en una pelea hace seis años ha sido encarcelada por enterrarle un palillo en su otro ojo, reportó un periódico local la semana pasada.

En Noviembre pasado, Po Shiu-fong, de 58 años, acusó a su novio Kwok Wai-ming, de 49 años, de tener un romance, reportó el diario South China Morning Post.

Durante la pelea, Po enterró un palillo de plástico en su ojo izquierdo, siendo un hecho previo que ella, con su dedo, había cegado ese mismo ojo hace seis años.

“Po se volvió histérica cuando vio la herida en el ojo de su novio, y lo alivió con una toalla. La pareja se fue a dormir –anota el periódico- a la mañana siguiente ellos tuvieron otra discusión en la cual ella enterró un palillo en el ojo derecho de Kwok”.

Kwok recibió tratamiento médico y demandó a su novia Po, con la cual había estado saliendo desde 1993. El periódico mencionó que Kwok nunca reportó el ataque previo de hace seis años, y argumentó en la corte que su silencio era un “sacrificio de amor”.

Po fue encarcelada por seis meses el jueves.

“Si yo la perdono, Dios no me perdonaría” dijo Kwok y añadió “no importa qué, nada podrá compensar la pérdida de mis ojos”.

...

Sin palabras, ¿no es verdad?

Qué historia tan espantosa, ¿ahhh?

Lo peor de todo es que también da risa...

Cualquier persona en sus cinco cabales jamás volvería con semejante criminal luego del primer incidente, una agresión semejante es motivo suficiente para abandonarla y llevarla a las autoridades. Jamás debería continuar con alguien así, JAMÁS, NUNCA.

Me pregunto ahora, ¿qué clase de perdedor consumado permanece con una mujer que ya le ha sacado un ojo?

¿Se han fijado? La señora Po le sacó el ojo hace seis años, luego en la pelea vuelve y se lo lastima, y luego SE VAN A ACOSTAR JUNTOS. Y claro, al otro día, le saca el otro ojo.

Personalmente considero que esta es un buena anotación, un poco extrema, sobre a qué límites puede llevar la incapacidad de un hombre de alejarse de alguien que le hace daño, o por qué algunos hombres creen que no podrán conseguir nada y se conforman con lo único que les llega, prefieren caer en cualquier tipo de situación degradante antes que alejarse y quedar solos, así las relaciones que mantengan sean completamente destructivas.

Hay personas que no necesitan perder los ojos para estar completamente ciegas...

En fin...

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

---------------

Como ya sabrán La Estrategia De La Seducción ha programado un evento llamado Fundamentos De Seducción 1.0. Puedo decir que hemos tenido una respuesta enorme, y ante ello hemos decidido reprogramar el Taller para el sábado 11 de Agosto.

La razón es que muchas personas que quieren asistir nos han pedido que lo hagamos en un fin de semana que no coincida con un festivo. Por ser el 7 de agosto el día de la Independencia muchas personas van a salir de la ciudad durante todo el fin de semana y se les haría imposible asistir al taller.

Es por esta razón que hemos decidido aplazarlo una semana más.

Hemos tenido una respuesta extraordinaria, ya nos comunicaremos con todos aquellos que nos han escrito y que desean asistir. Por ahora a los que nos han pedido que lo aplacemos, hemos considerado que es lo más conveniente, para que no haya personas que por viajas o compromisos adquiridos con anticipación.Ya nos comunicaremos con los interesados. Por ahora muchas gracias por la enorme respuesta de interés, estamos seguros que haremos historia y que los asistentes tendrán ese cambio que tanto han soñado en su vida.

Si desean conocer toda la información por favor hagan click acá.

lunes, 23 de julio de 2007

Teoría del Coqueteo III


En los dos post anteriores he revisado qué hacer cuando estás coqueteando, estudié la realidad de estas situaciones, plantee dos clases de coqueteo y luego, te di 10 claves para optimizar tus recursos y tu desempeño. Ahora quiero hacer un post breve, a modo de conclusión y cierre de esta serie del coqueteo, y quiero hablar ahora de 5 errores que he detectado en las personas que coquetean, son los errores más comunes y los que estropean todo el trabajo, y que te garantizan resultados iguales a cero.

1. No dependas de otros para hacer que las cosas pasen: Este es uno de los errores más frecuentes. Yo lo llamo el “factor pereza”, y es cuando los hombres esperamos que sean otros los que hagan el trabajo de presentarnos a las personas, así que siempre se quejan diciendo “es que no conozco personas nuevas, hace mucho tiempo no conozco gente interesante”.

Pues nada, conocer personas nuevas es cuestión TUYA, tú puedes ir a un sitio y acercarte a una persona desconocida, y empezar una conversación. Si tú mismo no tomas acción, nada pasará. No puedes esperar que tus amigos te presenten mujeres, porque generalmente si eres alguien que no toma iniciativa, te rodearás de personas que tampoco tienen iniciativa y que tampoco conocerán a personas nuevas. ¿Puedes descubrir el tremendo círculo vicioso que estás emprendiendo?

Tampoco puedes esperar que ellas se acerquen a ti y te pregunten cómo te llamas. Ese es TU trabajo. Coquetear es algo que te corresponde a ti. Así que toma al toro por los cuernos y haz que las cosas pasen. Cuando no tomas las decisiones, la vida decide por ti, y cuando lo hace te toma a las malas.

2. No mientas: Nunca ofrezcas más de lo que en verdad tienes. He visto muchos hombres que coquetean y dicen que tienen de todo, han hecho de todo y prometen esta vida y la otra, luego se sorprenden cuando resultan involucrados con esa mujer ante la cual mintieron sobre sus posesiones y estatus, y pierden enormes oportunidades porque no exageraron demasiado la verdad.

Si no estás buscando una novia, no insinúes que estás buscando una relación estable. Esta clase de actitudes son “negociar contra uno mismo”, es decir, te pones en límites que van en tu contra. Por ejemplo, tenía un amigo que solía decir que era muy tranquilo, y que le gustaba quedarse en la casa juicioso, que le gustaba cocinar los viernes, y lo dijo porque estaba coqueteando con una chica que a todas luces era una intelectual, pues bien, resultó que la chica le puso más cuidado de lo que él esperaba, empezaron a salir, y a hacer planes los fines de semana en las respectivas casas, alquiler de películas, cocina, ver televisión, y pues la verdad es que mi amigo era un rumbero empedernido, antes de conocerla iba a fiestas y eventos desde el jueves hasta el sábado. Evidentemente, y con el dolor de su alma, tuvo que ser sincero con esta mujer, y al poco tiempo terminaron su relación, pues ella evidentemente no era una chica de rumbas, y al intentar meterse en la realidad de mi amigo simplemente no aguantó el voltaje.

3. Tómala suave: Si te va muy bien, no te ilusiones de a mucho. Personalmente creo que jamás deberías esperar nada de nadie. Nunca. Saben a qué me refiero. Esperar sólo produce decepción, lo mejor es ser generoso y si te llega algo de vuelta tomarlo como una sorpresa. Es mejor así, dejas la puerta abierta a la sorpresa.

Si te va mal, si crees que te equivocaste y pasaste un mal rato haciendo el ridículo, no armes un gran problema por eso. Lo que pasó es cosa del pasado, pasado no es igual a futuro, simplemente aprende tus lecciones y sigue intentándolo. No seas de los que se sientan a criticarse a sí mismos por ser estúpidos, idiotas, tímidos, feos porque tuviste un mal momento, o porque cometiste algunos errores. En Batman Begins había una frase que la tengo anotada en mi cuaderno personal y dice que “nos caemos para aprender a levantarnos”.

4. No te aferres: Algunas veces cuando finalmente encuentras a la mujer que te gusta, y te corresponde tendemos a aferrarnos a ella. Empezamos a rondarla, a revolotear a su alrededor, la seguimos, la llamamos, la saludamos en el msn, y sobre todo en nuestra mente ella está ahí, de primeras. Los expertos en marketing llamamos a esto “Top Of Mind”, y es cuando te preguntan por una marca de gaseosas, por ejemplo, la primera marca que mencionas es la marca “Top Of Mind”, la segunda marca entra como algo llamado “Otras Menciones”. El punto es que ella se convierte en tu Top Of Mind, cuando no debería ser así a menos que ya tengas una relación estable con ella. Si notas que te estás obsesionando, sal con otras personas, conoce otra gente, trabaja un poco más, OCUPATE, HAZ ALGO PRODUCTIVO, y por favor, no dejes que tu mente se arme cuentos, o ideas. Como dice arriba, jamás esperes nada de nadie.

5. No metas mano. Ok. Ok. Sé que puedo sonar a tu abuelita que va todos los días a la Iglesia a misa de 6:00 de la mañana y le ayuda al cura a ponerse la sotana, y canta con voz chillona y se le salen lagrimitas cuando pasa la procesión de viernes santo por el frente de su arrugada carita.

Lo que quiero decir es que te hagas un favor: no empieces a manosear a tu chica cuando apenas coqueteas con ella. Es algo distractor, pues ella estaría concentrada en tu inquieta mano que no se sabe a dónde va, o que le estorba porque la tienes puesta en un sitio que la pone nerviosa, y no en ti y en lo que le dices. Las personas confiadas no manosean, ya te he indicado cuál es el kino indicado para primeras veces y es bien sutil. Y lo digo porque lo he visto, hay hombres que se van entusiasmando de a mucho y empiezan a meter mano, sobre todo en fiestas, y se ven demasiado necesitados/urgidos por sexo/inquietos/confianzudos/ nada bueno. Por regla general, JAMÁS metas mano a menos que ya se hayan dado un buen número de besos (bien profundos por demás).

Con estas prevenciones y los dos escritos anteriores ya verás como tu coqueteo será óptimo.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

viernes, 20 de julio de 2007

Teoria del Coqueteo II


Ahora es momento de sumergirse dentro del interesante y no muy bien apreciado arte del coqueteo.

La primera cosa que deberías tener en mente cuando estás coqueteando es que no deberías buscar impresionarla. A menudo, cuando escucho a algunos hombres hablando de cuánto dinero ganan, la clase de carro que conducen, o cuán poderosos son en su trabajo, me parece que no entienden el punto clave a la hora de coquetear. Y me parece que atraen un perfil de mujeres que no son necesariamente las más desinteresadas.

Cada loco con su cuento.

Personalmente creo que el punto clave del coqueteo no es impresionar a una mujer. El núcleo de todo es expresar tu interés en ella en una manera sutil, elegante y entretenida, haciéndolo con la maestría de un artista. La naturaleza ha diseñado una manera para que hombres y mujeres se den cuenta si entre ellos existe atracción.

Caminar hacia una mujer y decirle “ricura, sabroseemos un rato” no es coquetear. Es ir demasiado directo y sin clase ni elegancia. En la mayoría de los casos llevarías a que la mujer se alejara de ti como un vampiro huye de la luz del sol. Pero caminar hacia una mujer, con una sonrisa en tu cara, haciendo un fuerte contacto visual, haciéndola reír, quizá haciéndole un halago a su personalidad, todo eso producirá que comuniques tu interés a un nivel profundo y dejando una imagen positiva, intrigante e interesante a tu favor.

El propósito de tu coqueteo más allá de mostrar tu interés es encontrar si ella corresponde o no ese interés que estás demostrando. Si ella corresponde es una señal para seguir adelante. Si ella no corresponde es una señal de que debes cambiar de objetivo o cambiar de tácticas.

Cuando vayas a coquetear con una mujer hay dos cosas que deberías comunicar SIEMPRE:

1. Sexualidad masculina.
2. Confianza.

Estos dos elementos combinados resultan ser demasiado atractivos para una mujer. Cuando comunicas estas dos cosas de manera no verbal y con palabras sutiles pero cargadas de tensión sexual y seguridad, te conviertes en una fuerza poderosa y que no pasa desapercibida para ninguna mujer.

En este punto quiero que recuerdes algo: las mujeres son empáticas y emocionales. Responden a emociones fuertes y a sentimientos. Esto significa que si envías mensajes llenos de sexualidad masculina y confianza las mujeres RESPONDERÁN a eso. No hay chance de pérdida.

También quiero que recuerdes otra cosa: es necesario que estos elementos sean transmitidos SOBRE TODO y PRIMORDIALMENTE a través de lenguaje no verbal (lenguaje del cuerpo, tono de voz, mirada). Muchos hombres se dedican a hablar, y quizá son muy buenos conversadores, pero las mujeres pueden ser muy agudas analizando la congruencia de lo que dices. Puedes hablar de que eres un triunfador, pero quizá no percibes que no haces mirando al piso, con voz suave, y con la espalda encorvada.

¡Fatal!

Es como intentar orinar y que solo salgan cálculos por tu esfínter.

¡Tremendamente doloroso!

Las acciones hablan más fuerte que las palabras. No me canso de aprender una y otra vez esa misma lección. No puedes descuidarte. Nunca. Las mujeres se fijan más en lo que haces que en lo que dices. Es increíble. Tu lenguaje corporal, tono de voz, gestos comunicarán todo lo que necesites sin necesidad de justificarte.

Por ejemplo, digamos que ves a una mujer que te parece atractiva, caminas a ella y le dices “hola”. Ahora, dependiendo de tu postura y tono de voz, de la forma en que te acercas a ella y de tu mirada, tu puedes comunicarle algo así como “eres la mujer más atractiva que he visto en mi vida y quiero enamorarme de ti”, o puedes transmitir algo como: “sólo estoy siendo cortés y no me interesas del todo, me gustaría saber cómo eres”.

La forma. Todo es forma. La forma nos permite transmitir las cosas de una manera más efectiva, más poderosa y más convincente. Si falla la forma, puedes hablar y saber de todo, pero no servirá, será como ver esos programas de televisión educativa. Un completo bodrio.

Ahora quiero darte algunas líneas básicas para que puedas coquetear con éxito, están fundamentadas en procesos que yo mismo he perfeccionado. Son sencillas, simples y sobre todo bien fáciles de captar, así que aquí van:

1. Usa halagos: Ok. Ok. En este punto dirás “Naxos, ¿enloqueciste? ¿No nos has insistido en aplicar NEGAS, y no halagarlas para que su Ego no se suba a las nubes? ¿Qué clase de sustancia ilícita te estás inyectando? ¿Tienes algún tipo de tumor maligno que impide la irrigación normal a tu cerebro, maniático?

Ok. Ok. No uso sustancias ilícitas (inyectadas), ni tengo tumores (malignos). Ja!

Sin embargo he descubierto, que coquetear y sargear son cosas diferentes, con el coqueteo la gracia es que la persona descubra que coqueteas, en el sargeo la gracia es que tu interés pase desapercibido. Ahora bien, todo es cuestión de estilo. Un halago inteligente, con un buen lenguaje no verbal es un arma bastante subestimada en el mundo de la seducción. La verdad es que lo más entretenido de ser un maestro de la seducción es romper las reglas, e incluso llegar a seducir, traspasando lo que otros maestros han dicho que es prohibido hacer. Es como Neo en Matrix: “las cucharas no existen”. Sólo que quede una cosa clara: para romperlas es necesario haberlas usado muy bien y muy fielmente.

Hay mucha diferencia entre un halago dicho con expresión seria, y un halago dicho con cara de idiota. ¿A quién no le gusta que le digan cosas agradables sobre sí mismo? Solamente asegúrate de que el halago suene a cortesía, no a necesidad, y que parezca auténtico y no una formula aprendida.

2. Saluda a los demás con energía: Las primeras impresiones son fundamentales. Es mucho más complicado comenzar una interacción con alguien que tiene una energía baja. Entre más energía le pongas a una interacción mejor recibido serás. Las personas notan tu nivel de energía, como una batería miden cómo es tu ánimo, de allí deducen si eres seguro, si eres emprendedor, si eres deportista, si eres sincero. En fin… toma más vitaminas, bebidas energizantes y programa tu cerebro para optimizar tus recursos.

3. Haz contacto visual directo: No hay nada que comunique mejor la confianza que una mirada directa a los ojos. Siempre mira a los ojos, un 75% del tiempo mirada directa, y descansa el otro 25%, es decir, en un minuto deberás verla a los ojos durante 45 segundos, y mirar a tu entorno 15 segundos, evidentemente NO SEGUIDOS, simplemente reparte en tiempo, miradas rápidas de uno o dos segundos, seguidas por miradas fijas de 8 y 9 segundos.

4. Repite su nombre: Personalmente tengo una terrible memoria para los nombres, y en una época me la pasaba diciendo cosas como “oye tu”, “hey”, “esteeeee”. No tenía redención, podía ver una pequeña irritación por los ojos de mi interlocutora. Así que cuando me presentó con ella, y ella me da su nombre lo repito en el momento, algo así como “Hola Diana”, también intento asociarla con una amiga, o personaje con ese mismo nombre, pongo en mi mente las dos imágenes mentales, la de la mujer con que coqueteo y la del personaje, y mentalmente hago un montaje de las dos imágenes. No me falla.

El punto es que durante la conversación repito su nombre, como quizá muchos de ustedes han escuchando, la mejor música que podemos oír en boca de otros es nuestro propio nombre, yo acompaño mis afirmaciones, preguntas y comentarios refiriéndome directamente a su nombre, cosas como “eso que dices es muy cierto Diana”, o “mira Diana que a mí me parece que…” Lo que haces con eso es crear confort y familiaridad.

5. Hazle preguntas sobre ella: Las mujeres quieren hablar acerca de ellas mismas. Así que hacerles preguntas sobre ella denota interés y empatía. Otra vez, algunos maestros dicen que esta no es una buena estrategia porque le das demasiada importancia a la chica. Sin embargo, si no preguntas y dejas que ella te cuente de sus cosas no podrás hacerla sentir bien, y no solo eso, no podrás saber si tienen puntos en común con los cuales puedas conectarte. Recuerda, algunas reglas se han hecho para ser rotas.

6. Comparte con ella tus experiencias vitales: Y este punto está vinculado con el precedente. Necesitas capturar la imaginación de esta mujer que te gusta, así que lo haces contando historias personales que muestran que has vivido, que más de una cosa graciosa, emocionante te ha sucedido. Cuando lo haces es posible ver la opinión que ella se hace de ti. Y si ella te inspira confianza comparte poco a poco tus sueños, metas e ilusiones.

7. Habla con confianza: Este es un punto crucial en el coqueteo. No puedes transmitir que estás asustado, o que eres nervioso. Debes confiar en tu conocimiento, evita palabras como “no se… pero me parece que…” o “creo que” o “de pronto pareciera”. No. Por el contrario usa palabras como “personalmente…”, “de acuerdo a mi criterio…”, “sinceramente opino”… Si lees atentamente te darás cuenta de la gran diferencia.

8. Susurra: Nada es más propicio para una ocasión de coqueteo y de seducción que susurrar. Acércate a su oído y dile en voz baja “déjame decirte algo que no quiero que nadie más escuche… [Inventa algo]” Esa cercanía con su oído crea una sensación de tensión sexual, de intimidad que hace que la conexión entre ustedes dos se fortalezca.

9. Crear y usar apodos: Este es un pequeño truco que tiene una efectividad muy alta. Cuando nombres algo de manera diferente simbólicamente lo estás poseyendo. El acto de darle a una mujer un nombre es algo bien poderoso. No solo te muestra como aquel que lleva la batuta de la interacción, sino que creas una realidad para ella diferente, algo que no todos hacen. Por favor evita los apodos que todos usan: "preciosa", "linda", "divina"...mmm no... Usa más bien apodos de su lugar de origen "paisa", "costeñita", "cubana", no se... o algo más intelectual "queen", "ladyblue", te lo dejo a tu imaginación.

10. Haz lo opuesto: En un capítulo del Sitcom Seinfeld, George Constanza decide hacer lo opuesto a lo que siempre suele hacer. Y resulta teniendo un éxito enorme. Pues bien, si coqueteas con alguna mujer vendedora o dependiente de algún tipo de restaurante, cafetería, con una mesera, dile algo así como "¿Qué me recomiendas entre x y z [en este punto le dices dos cosas entre las cuales no sabes qué escoger, productos o alimentos]", ella te dirá "mira puedes escoger x [o z]", entonces tu deberás pedir aquella que no te recomendó, y al hacerlo hazle una sonrisa y si puedes guiña el ojo. Si ella está en un buen día también se reirá. Eso te ayudará a romper el hielo.

Con estas cosas en mente ya sabrás cómo coquetear. E inténtalo con cualquier mujer que te inspire hacerlo, en la cafetería, en el transporte, en la universidad, en el trabajo. Verás como empiezas a crear una atracción que te convierte en el centro de atención, te dota de carisma y te abre nuevas puertas.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

miércoles, 18 de julio de 2007

Teoria del Coqueteo I


Si alguna vez has visto Discovery Channel, Animal Planet o algún canal o programa parecido, seguramente has visto alguno de esos episodios donde muestran a los “animales salvajes”, que los muestran en su vida natural, comiendo, durmiendo, cazando, y claro está, procreando.

Si te das cuenta, en esos programas se muestran a los animales en pleno cortejo, y la voz del narrador nos va contando todo lo que va pasando y explica que el animal está diseñado para atraer a sus potenciales compañeras.

Por ejemplo el pavo real. Es un ave con hermoso plumaje, lleno de colores y ampliamente dispuesto, que a la hora de la verdad no es muy útil para la supervivencia, pues como sabrás sus colores llamativos lo hacen una presa fácil de depredadores, y como imaginarás los pavos reales no son muy ágiles ni muy veloces para moverse. Sin embargo, sus plumas sirven para cortejar, y son un dispositivo útil para aparearse. Cuando ves un pavo real expandir orgullos sus plumas, sabes que está buscando pareja y que quiere exhibirse un poco para hacerse notal y procrear.

Así mismo, los humanos tenemos rituales de conquista con los cuales buscamos atraer al sexo opuesto. Como un pavorreal, nos gusta exhibirnos de vez en cuando, y sonreímos, y nos paramos más derechos, y sacamos pecho, y escondemos el estómago, y nos arreglamos mejor, usamos nuestra inteligencia para decir algo astuto, cambiamos nuestra voz, mostramos nuestro status social exhibiendo un buen carro, un reloj o ropa de marca, usamos todo aquello que nos separa de los animales. Hasta hacemos poesía o componemos canciones.

Cuando combinamos todos esos aspectos de nosotros mismos para manifestar la intención de atraer a una mujer, estamos haciendo algo que se denomina “coquetear”.

Como los animales en todos esos programas de Animal Planet, el coqueteo es un instinto natural que los humanos tenemos a la manera de un dispositivo para atraer la atención hacia nosotros de las personas del sexo opuesto (o incluso del mismo sexo… pero eso es otro tema). Coquetear es un complejo mecanismo constituido por reglas escritas en los genes que buscan compañía, reproducción, placer, entre otras cosas.

Muchas veces coqueteamos de manera instintiva, sin un conocimiento consciente de que lo estamos haciendo, muchas personas son naturales en coquetear, incluso pasan por imprudentes, pues a veces pareciera que desean a todo el mundo. Sin embargo a veces coqueteamos y no tenemos éxito, en ese momento si somos conscientes de que nuestro coqueteo no es efectivo, porque podemos estar coqueteando con la persona equivocada, o con la estrategia errada, o en un momento y lugar impropios.

Por ejemplo, imagino que alguna vez has encontrado a una mujer que era hermosa, divertida, tierna y que parecía que verdaderamente disfrutaba tu compañía. Se ríe de tus bromas, e incluso hace toda clase de actividades contigo. Como cualquier hombre tu pensarías “vaya! Esta mujer realmente me agrada. Y creo que le gusto, seguro la tengo”. Sin embargo, cuando vas a dar el paso y darle un beso y expresarle tu interés, ella parece actuar sorprendida porque has malinterpretado la “amistad”. Imagino también que si pudieras esconderías tu cabeza en la arena, si pudieras detendrías el tiempo y huirías al monte más lejano en la India, puedo sentir contigo cómo te pones rojo y tratas de disimular lo que más puedes. Es una de las escenas más tristes en la seducción, y a todos nos ha pasado.

No estás sólo en eso.

Los hombres en particular pasan sus trabajos interpretando las sutiles señales e indicadores de las mujeres. En ocasiones podemos malinterpretar señales cuando estamos coqueteando, y la natural simpatía de una mujer la podemos ver como que no sigue el juego y le gustamos. ¡Podemos creernos verdaderos seductores! Cuando en realidad ella intenta ser cortés.

Puedo sentir el profundo sentimiento de vergüenza y pena que eso despierta en nosotros. Sin embargo, si eres confiado y tienes una buena autoestima, podrás ponerle humor al asunto y sacar partido de ese malentendido.

Pero bueno… mi punto es que se supone que coquetear debería ser algo que podemos hacer naturalmente, pero a veces se nos complica la vida y resulta que las cosas no son tan espontáneas como desearíamos. Y viene la pregunta clave de este post: ¿Por qué carajos malinterpretamos las situaciones para vernos en situaciones incómodas después?

La respuesta breve que daré es: Por la sociedad.

Personalmente creo que en algún lugar del camino, en tu vida, se han puesto restricciones en nuestros instintos naturales que esconden y van apagando esas características naturales que tenemos para coquetear. Van matando la habilidad, y hacen que el coqueteo se convierta en un protocolo realmente aburrido y que da pereza encarar. Como quiera que sea, algunos cables de cruzan a veces y hacen que para algunas personas eso de coquetear se les dé un poco difícil, o incluso no se les dé para nada.

Con eso en mente quiero abordar un poco un tema que me han pedido mucho en las consultas, y que es sobre el arte de coquetear. Lo que pretendo con esto es que te des una mejor idea de cómo hacerlo bien y de qué errores evitar.

Pues comencemos.

Personalmente creo que existen dos tipos de coqueteo:

*Coquetear por diversión.
*Coquetear con intenciones.

Comencemos por el principio:

1. Coqueteo por diversión: Es quizá el tipo más común de coqueteo, y verás a hombres que lo hacen con poderosa naturalidad con mujeres casi todo el tiempo, en el supermercado, con la vendedora de pan, con la viejita de la vecindad, con la niña de la miscelánea, con la enfermera que les saca sangre en la campaña de donación, con todas. Algunas personas llaman a esto “aura”, o “poder personal”, pero en realidad es justo una actitud donde coqueteas con muchas personas todo el tiempo.

No importa qué clase de coqueteo intentes, siempre es por diversión. Extiendes tus límites y buscas agradar a una mujer y también sentirte bien, eso lo hace divertido, y para un maestro de seducción es un vicio cuyo beneficio es la diversión. Es sentir una tremenda energía que te recorre y con la cual puedes contagiar a una persona, volverla tu fan personal y sentir esa droga que se llama conexión o tensión sexual. Cuando eso sucede sientes que tu día se ilumina, que las flores retoñan y que todos cantan una canción al estilo “happy together” de The Turtles. Realmente realza tu autoestima, te da seguridad y poder. Y además de eso, atraes a personas del sexo opuesto, tu círculo social se hace mayor y conoces mundos y personas maravillosas, te conviertes en un verdadero explorador, que recorre la humanidad en formas y variedades que nunca hubieras pensado.

Las mujeres son increíblemente perceptivas cuando les envías señales sexuales sutiles, pero cuando coqueteas por diversión, no es necesario ser sutil. Simplemente siendo como eres, sin ni siquiera un gran esfuerzo, consigues despertar emociones fuertes en las mujeres. Conseguirás montones de amigas, y estarás rodeado de mujeres, y entre todas ellas puede que llegue alguien que verdaderamente toque tu corazón en un modo profundo… en un modo que no lo hubieras imaginado. Te das cuenta que se te facilita divertir a las mujeres, que disfruten tu compañía, y es que si algo es cierto es que en un buen coqueteo todos salen ganando, ellas y tu.

2. Coquetear con intención: Si el coqueteo por diversión es como poner una bomba en medio de una multitud, coquetear con intención es convertirte en un francotirador que tiene un rifle. La razón es que el coqueteo es básicamente el comienzo del ritual humano del cortejo, cuando tu encuentras a alguien que te atrae y empiezas a orientarte para buscar que ella esté atraída consistentemente hacia ti.

Coquetear con intención puede ser como jugar un partido de tenis. Hay dos jugadores y ambos están constantemente lanzándose la pelota de una cancha a otra y viendo cómo el otro golpea la bola, el efecto que le da y cómo se tiene que mover para responderla con precisión y fuerza.

Al igual que el coqueteo por diversión, en el coqueteo con intención tu puedes hacerlo con quien quieras. Enfocando tu energía en una persona, en vez de en todas, es algo perfectamente natural. Sin embargo, esto no implica que la persona con que coquetas te siga el juego, a veces haces tú saque y no hay nadie que responda a tu pelotazo.

Cuando coqueteas, tú estás demostrando interés hacia otra persona. Si esa persona te sigue en el coqueteo, y decide que también le atraes de manera recíproca, entonces te devuelve el coqueteo. Y ahí es cuando tienes un partido que jugar. Cuando hay rival hay juego.

Alguna vez leí a un maestro de la seducción que decía que jamás deberías coquetear con alguien que está fuera de tu alcance, y que deberías obtener un puntaje de tu atractivo y enfocarte en aquellas mujeres que están igual en puntaje o un poco abajo.

¡Qué mentira más grande!

Yo digo, puedes coquetear con quien se te dé la gana. Solo aplica los fundamentos que te he dado en el blog, nunca sabrás de antemano el tipo de hombre que está buscando una mujer, puede ser alguien justamente como tú, aunque no lo creas, aunque esté tan buena que todos en la sala lo noten, aunque sea tan exitosa que todos la conozcan. No tienes nada que perder. Siempre piensa que puedes divertirte un rato, aprender y que si no logras atracción por lo menos ampliarás tu círculo social y tendrás alguien con quien contar.

En mi próximo post hablaré sobre cómo coquetear, y te daré 10 técnicas cortas pero poderosas para lograr un coqueteo de talla mundial, y también te diré qué no debes hacer NUNCA al coquetear.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

lunes, 16 de julio de 2007

Los Fundamentos 10: Kino Profundo


En mi última entrega de los fundamentos traté sobre kino, es decir, sobre la manera de empezar a tener contacto físico con las mujeres. Y prometí hablar acerca de cómo realizar un contacto físico más íntimo cuando ya has logrado pasar a otra fase.

Cuando ya has pasado con ella algunas citas puedes empezar a tocar las siguientes zonas:

Cuello: Es una zona erógena clásica para el 97% de las mujeres. El área es justo atrás de su cabeza, donde termina su cabello. Mi teoría es que esta zona es importante porque cuando éramos bebes nuestros padres o cuidadores nos alzaban y esa zona era la más estimulada, justamente por esta razón, así que tocar esa parte hace sentir una sensación de seguridad y protección. Como sea… el caso es que es una zona erógena común.

Cara: Acariciar sus mejillas con el reverso de la mano siempre va a la fija, tambien puedes con tu dedo puedes tocar su nariz. Siempre que toques la cara mírala a los ojos.

Lóbulos de las orejas: Creerás que es un cliché, pero frotar sutilmente en ésta área y combinarlo con un suave susurro en su oído puede ser algo tan poderoso que no creerías. Besar el lóbulo de la oreja también es algo muy seductor y excitante, claro, no seas muy baboso cuando lo hagas, no hay cosa más desagradable que parezcas Alien El Octavo Pasajero.

Labios: Labio sobre labio es el mejor tipo de contacto, no lo olvides. Si no eres bueno besando (si no sabes si eres bueno besando… entonces no eres bueno, créeme si eres bueno besando las mujeres te lo dirán) tienes que conseguirte un buen coaching que te diga cómo se hace. No hay nada que vincule tanto a una mujer como un buen beso. También puedes tocar sus labios con tus dedos, como si estuvieras dibujándolos.

Pies: Si has visto Pulp Fiction hay una escena donde John Travolta y Samuel Jackson discuten los méritos y peligros de dar un buen masaje de pies, la idea era que cada masaje de pies lleva en sí mismo una gran carga de insinuación. Un masaje en ésta zona implica una gran carga de provocación, de sensualidad y sexualidad, pero se hace sin hablar, sin decir nada, allí es donde reside su encanto: en el silencio cargado de deseo.

Hablando de masajes, personalmente prefiero que se den una vez ya han tenido varios encuentros. He conocido hombres que van directo a hacer masajitos. Yo les digo: “sean realistas, maldita sea!” Las mujeres saben que un masaje puede excitarlas. Así que no lo hagan muy pronto, pues delataran interés y pueden hacer que la mujer se retire un poco.

Si estás en la tercera cita te diría que sugirieras un masaje en el cuello, pero no pases de sus hombros. Si lo haces bien ella te pedirá más y a niveles más profundos, como la espalda. Si quieres en la quinta cita busca un masaje mutuo, eso te ayudará a saber si ella también es tan buena dando mansajes como recibiéndolos.

Otra área de kino importante es el uso de su “espacio”. No debes ignorar el hecho de que las exploraciones cuidadosamente intencionadas de su espacio personal pueden ser tan poderosas como el hecho de hacer contacto físico, y es justo lo que puede activar una respuesta por parte de ella.

¿En qué consiste?

Pues bien, puedes empezar con un poco de susurros. En algún momento de la conversación, si puedes encontrar una excusa para hacerlo, acércate a ella hasta que quedar bien cerca. Susúrrale algo al oído, puedes usar un tono de complicidad para crear intimidad entre ustedes dos, y también para asegurarte que ella se sienta ansiosa por una aproximación tuya.

También puedes encontrar otras razones para acercarte a ella, como intentar alcanzar algo que está en su espacio.

Un tema importante para tratar es el de las cosquillas. ¿Recuerdas cómo molestabas a tus compañeritas de clase? Les halabas el cabello o quizá les hacías cosquillas. Ésta es una forma temprana de socialización que tiene un gran impacto aún a una edad adulta. Nos devuelve un poco la inocencia, nos parece divertida, baja nuestras defensas y nos deja ver tal cual somos: unos adultos que quieren volver a ser niños para divertirse de la vida y no tener preocupaciones.

¿Por qué no intentar una pelea de almohadas? ¿O un asalto a cosquillas? Si ella es de esas niñas demasiado serias que no les gustan estas cosas, indaga por qué, luego suspira y dile que se pierde lo mejor de la vida, ya verás como ella retrocede un poco para mostrarte que aún se divierte.

Una vez que ya la relación se ha movido hacia el dormitorio, empieza el kino sexual. Debes darte cuenta que una buena comprensión del kino sexual te ayudará en una manera que no imaginas. Hay unas pocas reglas, muy simples de hecho, que te pueden ayudar a tener un desempeño excelente.

1. Espera un poco antes de estimularla directamente: Usa tus dedos para jugar, para molestarla, también para darle placer. Estoy hablando en este punto del “juego previo”, es decir, no tocarla donde ella sabe que quieres tocarla, es empezar a divertirte un poco tocando las fronteras…

2. Toca áreas no comunes: Pareciera que a nosotros los hombres nos gustan tres áreas: senos, cola y entrepierna. ¡Vamos! Se creativo. Los lados y costados son lugares muy sensibles, intenta tocarlas muy despacio, te aseguro que ella lo disfrutará. Piensa un poco en aquellos lugares donde ella se pone el perfume, acaricia la parte de atrás de las rodillas, el interior de los codos, los tobillos, sus muñecas. En pocas palabras: EXPLORA.

3. Déjate guiar por ella: Ella conoce mejor que nadie dónde le gusta ser tocada, pídele que te muestre dónde le gusta que la toquen. Contrario a lo que puedas pensar, esto no refleja incompetencia, desde que tengas actitudes de confianza un excelente conductor de automóvil puede detenerse y pedir indicaciones para buscar una dirección.

4. Siempre déjala esperando por más: Si, este principio es útil sobre todo en ésta área. No te vuelvas obsesivo al intentar el sexo tántrico las 24 horas del día, déjala que siempre desee más, y no seas predecible en tus contactos físicos, cambia el orden con que la recorres, las palabras, NUNCA te vuelvas rutinario

Por último en este post quiero trabajar algo de Programación Neurolingüística, algo muy básico pues ya dedicaré toda una serie a fundamentar un poco los principios de la PNL. Hay un concepto clave que es de ANCLAJE, y consiste en el proceso de asociar una respuesta interna con algún estímulo externo que opera a modo de disparador. Tenemos muchos ejemplos de esta clase en cosas de la vida cotidiana.

Por ejemplo, te diré que a mí me parece ofensivo que alguien ponga su mano sobre mi cabeza, y cuando alguien hace eso (así sea por ternura) me produce un sentimiento de rabia. La razón es que cuando era pequeño perdí una prueba que para mí era crucial, era el papel protagónico en una obra de teatro…. Recuerdo que sentí tanta frustración con la profesora que no me eligió que me puse a llorar, y ella para consolarme puso su mano en mi cabeza y me dijo que “ya se te pasará”. Recuerdo que aunque era muy pequeño tuve ganas de lanzarle un ladrillo en la cara. Pues bien, ese gesto de tocar mi cabeza quedó asociado a un gran sentimiento de frustración y rabia, por lo cual, aún hoy, cuando alguien lo hace me produce frustración y rabia.

Hay innumerables anclas positivas, como las que vemos cuando alguien abraza a otra persona y le da palmadas en la espalda, éste estímulo externo, produce una respuesta interna de alivio, apoyo, amistad.

Lo que nos dice la PNL es que uno puede crear anclas en uno mismo y en cualquier persona, haciendo ciertos procedimientos físicos (contacto) y verbales (palabras que acompañan dicho contacto).

Para anclar un sentimiento en alguien, lo que tienes que hacer es crear una experiencia que sea positiva para ella y luego vincularla, asociarla a un toque físico. Quizá lo que quieras anclar es ese sentimiento positivo de confianza y humor que están teniendo en un momento dado. Si puedes usar palabras, luego puedes acariciar su ceja, puedes acariciar la palma de su mano, o tocar levemente el lóbulo de su oreja, esto debe ser asociado muchas veces para que se asocie, cuando lo has hecho lo suficiente, simplemente bastará con que hagas ese pequeño toque, en cualquier momento y lugar, para que ella se transporte a esa sensación maravillosa.

Por último, recuerda que en kino, como en cualquiera de los fundamentos del seductor que te he dado, no es tan importante lo QUE HACES, sino CÓMO lo haces. En las circunstancias adecuadas, y con la actitud correcta, puedes hacer que cualquier toque esté lleno de significado y sea persuasivo. Trabaja en desarrollar un refinado sentido de cómo tocar, en qué momento hacerlo y en dónde, es algo que sólo la experiencia te lo podrá dar.

Y por último, siempre que hagas contacto físico, hazlo porque LO SIENTES, no como un robot que recorre áreas porque sabe que son estimulantes. El mejor kino es el que se hace con deseo, con un profundo sentimiento de dar placer, con la emoción por acariciar a la persona que te atrae y que te gusta.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

viernes, 13 de julio de 2007

Juego Interno: La confianza Parte 6: Caminando En Confianza y Certeza


Muchos de los malos hábitos que poseemos (y que he listado a lo largo de mi serie) tienen su origen en la manera en que te has acostumbrado a reaccionar ante ciertas situaciones. Yo creo firmemente que a lo largo de nuestra historia de crianza nos “entrenamos” para que cuando algo sucede reaccionamos de una manera determinada. Ante una acción nos hemos preparado para tener una reacción específica. Este entrenamiento ha sido tan largo y tan profundo como los años que tienes. Si evades las cosas quizá fue una conducta que empezó cuando en el colegio tendías a hacer las tareas a última hora, incluso cuando te habían dado mucho tiempo de plazo para hacerla. Y los ejemplos pueden continuar.

El primer paso para tener una confianza absoluta es hacer un trabajo de Re-entrenamiento, es decir, volver a adquirir hábitos en los cuales reacciones de manera más positiva, con más iniciativa, buscando soluciones novedosas y evitando aplazamientos o hacer las cosas a medias.

Los requisitos fundamentales, y en los que tendrás que trabajar intensamente son: persistencia y práctica. Es decir, aunque te encuentres cansado, no halles sentido, debes seguir con la idea de cambio que te has propuesto. Y por otro lado, debes seguir haciendo las mismas cosas hasta que las hagas inconscientemente.

Hay cinco estados fundamentales en los cuales debes trabajar para mantenerte concentrado en el proceso de Re-entrenamiento para escapar de los malos hábitos, aquí van:

* Calma

*Clarificación

* Reto

* Comodidad

* Confianza

Ahora voy a profundizar en cada uno de ellos:

Calma: Para pensar claramente debes entrar en estado de calma en tu mente. No necesitas ser un meditador budista zen para entrar en un estado de tranquilidad. He descubierto que aquellas personas que han estado mucho tiempo solas, o que han fracasado al conquistar mujeres tienen dos estados de ánimo predominantes: la rabia y la ansiedad.

La rabia se expresa como un sentimiento de inmensa frustración al no poder conseguir lo que te propones y al culparte por tu falta de disciplina/liderazgo/atrevimiento para emprender una acción. Con mis pacientes de coaching he descubierto una inmensa ira hacia sí mismos por no ser capaces de dar el paso a hablar o darle un beso a esa persona que les atrae, y cuando la mujer se aleja de ellos o los pasa a la zona de amigos, guardan una rabia interna hacia esta mujer, porque para ellos esto es ser rebajados de categoría.

Por su parte la ansiedad se manifiesta como un profundo nerviosismo y un estado de ensimismamiento cuando están con esa persona. Piensan mucho las cosas, por eso no pueden escucharla atentamente, por lo cual no pueden construir confort, y terminan por no hacer nada, porque se vuelven torpes y racionalizan mucho lo que están a punto de hacer.

Tanto la rabia como la ansiedad son emociones que llegan muy rápido, pero se van demasiado despacio. Así que cuando experimentes emociones negativas, trata de calmarte. Toma respiraciones profundas, cierra los ojos, clarifica tu mente diciendo “me calmaré, respiraré profundo, equilibraré mis emociones y pensaré”. Repítelo tres veces. Haz lo mismo si te sientes solo, triste o quizás deprimido.

Cuando estés en un estado positivo busca una imagen que te levante el ánimo, quizás un recuerdo familiar, quizás un logro en tu vida, y guárdalo. Cuando sientas rabia o ansiedad busca rápidamente ese recuerdo y llénalo de colores, haz esa imagen grande, inmensa. Verás como ese recurso te resultará muy útil a la hora de superar un momento desagradable. Entre más calmado te encuentres mejores decisiones podrás tomar. Lo peor que puedes hacer es tomar decisiones en un estado emocional, siempre cálmate antes de hacer algo.

Clarificación: Una vez que te has podido calmar, es tiempo de mirar detenidamente los hechos que tienes a la mano para tener la claridad exacta para saber qué es lo que sientes. Pregúntate esto ahora:

*¿Qué estoy sintiendo exactamente ahora?

*¿Qué cosas hay detrás de eso que estoy sintiendo ahora?

*¿Lo que estoy sintiendo ahora me produce miedo, rabia o duda?

Si lo que sientes te produce miedo, duda o rabia, tendrás que calmarte. Ninguno de esos tres sentimientos son buenos consejeros. Si tomas una decisión o haces algo en un estado de temor, de duda o de rabia lo más seguro es que termines equivocándote. Muchas oportunidades se pierden por decidir bajo esos estados.

Por ejemplo, si vas a acercarte a una mujer usa estas preguntas para clarificar lo que estás sintiendo para poder arreglarlo. Por ejemplo:

*¿Qué estoy sintiendo?

Respuesta: Ansiedad, me estoy sintiendo demasiado ansioso.

*¿Qué cosas hay detrás de eso que estoy sintiendo ahora?

Respuesta: Hay un gran temor al rechazo, evito hablar con ella porque siento que me mirará como basura o como alguien inoportuno y tendré que irme con el rabo entre las piernas.

*¿Lo que estoy sintiendo ahora me produce miedo, rabia o duda?

Respuesta: Me da miedo su reacción, dudo que pueda ser un acercamiento efectivo, y me da rabia que eso me suceda.

En este punto no puedes dejar que esa espiral de sentimientos negativos. Tienes que hacer algo. Acá es donde viene el siguiente paso:

Reto: Para ser una persona que tiene confianza, tienes que creer firmemente, más allá de cualquier asomo de duda en tu CAPACIDAD DE TENER ÉXITO.

La vida presenta retos, grandes, pequeños, de todos los tamaños. Para afrontar el día a día e ir un paso más allá debemos alejar toda sombra de duda, liberarnos de miedos y temores y enfrentar los retos con la CERTEZA de que se triunfará.

Tenemos que aprender a superar los retos por nosotros mismos. Los seres humanos somos creaturas lógicas con un mecanismo diseñado exclusivamente para resolver retos. Si tienes sed tu cerebro realiza una serie intrincada de operaciones con el fin de que busques un vaso con agua y lo bebas. La mayoría de nuestros miedos y ansiedades son construcciones ILÓGICAS que han sido creadas por nosotros mismos. Así que para superar nuestros miedos, tenemos que empezar a retarlos.

Una vez te has CALMADO y has CLARIFICADO tus pensamientos, puedes reconocer tus malos hábitos y ubicar los pensamientos y las creencias que los han provocado. Una vez que has podido hacer eso debes empezar a CAMBIAR esas creencias. Debes buscar la oportunidad de escribir los tres pensamientos más comunes que encienden tus sentimientos negativos, y debes estar atento para cuándo detectes que esos pensamientos lleguen a tu mente los puedas retar!

Digamos que estás sintiendo ansiedad para acercarte a una mujer. El primer pensamiento que escribirías sería: “No soy lo suficientemente atractivo o sexy como para gustarle a esta mujer. Ella me va rechazar. Necesito un mejor cuerpo y quitarme estas gafas.”

Ahora si cambias ese pensamiento puedes escribir lo que piensas y RETARLO, por ejemplo: “No sé qué es lo que esta mujer encuentra atractivo, yo puedo ser justo lo que está buscando, después de todo, la atracción no es una elección y lo que más atrae es una personalidad poderosa y divertida.” Haz éste ejercicio para cada una de las objeciones que puedas tener en tu mente y que te impidan tener éxito. Nunca permitas que los pensamientos negativos se interpongan en tu camino para asumir los retos.

Comodidad: A menudo nos encontramos criticándonos a nosotros mismos, o comparándonos con otras personas. A muchos les encanta decirse a sí mismos cosas como “idiota”, “bestia”, “animal salvaje”, “imbécil”, “soy un perdedor”, “te ves horrible”. Para muchas personas la comodidad consigo mismo es un concepto totalmente desconocido, de hecho, su vida se basa en un estado de inconformismo con lo que son y con su apariencia.

Para estar cómodos con nosotros mismos, debemos encontrar las palabras con las cuales nos estamos enviando mensajes emocionales negativos, y reemplazarlo con frases que restauren tu autoestima y tu autoimagen. El lenguaje de la comodidad es una frase o una oración que puedes crear para convertirla en algo que influencie poderosamente tu vida. Debes repetir esta frase cada vez que sientas que estás incómodo contigo mismo, con tu apariencia. No te puedo dar esa frase, porque tienes que construirla tú mismo, pero debe hacerte creer que eres inmenso, poderoso, lleno de éxito, que nada podrá destruirte, que estás blindado ante cualquier cosa negativa.

Debes entender que nuestro cerebro puede programarse, e interpreta todo lo que nosotros le decimos, así que si en vez de repetirte cosas negativas, te repites cosas positivas tu cerebro terminará por creerlas y dispondrá de todos los recursos para que las palabras que repites se hagan realidad y lo puedas proyectar.

Confianza: Una vez que has dominado los cuatro estados anteriores, la confianza fluirá de manera natural. En general, una persona tiene confianza en al menos un área de su vida, por ejemplo, si lees este post es porque confías en tu habilidad de leer y comprender.

En el mismo sentido, sucede cuando tienes hambre y confías en la habilidad que tienes para comer, ¿cómo lo sabes? Porque crees en tu habilidad de levantarte, caminar a la despensa, tomar algo de comida, llevarlo a tu boca, y comerlo. Has hecho eso tantas veces que parece que no tuviera el mayor misterio, pero lo que significa es que te has acostumbrado a poner a funcionar una cantidad enorme de recursos fisiológicos para conseguir un objetivo (si no pregúntale a un tetrapléjico, cómo se le complica hacer algo así, le resulta imposible).

Lo que quiero es que aprendas a utilizar tan bien tus recursos que tener éxito en cualquier cosa de tu vida sea algo de simple costumbre, que lo hagas con los ojos cerrados. Que perfecciones el mecanismo hasta que llegue a ser inconsciente. Si lo puedes hacer con algo como comer, caminar o tomar una bebida, lo puedes hacer con tener un empleo, conseguir novia, para lo que sea. Sencillamente no habrá límites.

Creerás que todo está dentro de tu capacidad. No tendrás necesidad de compararte, estarás feliz con tu realidad. Te moverás en la vida con un sentido de calma, cambiarás lo que tengas que cambiar en ti para lograr lo que deseas, sentirás que todo es posible, no te decepcionarás ante los pequeños fracasos, siempre seguirás adelante. Los obstáculos serán plataformas a superar, y no algo que te impida realizar tus deseos.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

-------------------

Post Data: Son las 3:51 am, acabo de llegar a mi casa, y hoy fue una noche bien loca, bien rara... hermosa... debo decir... intensa... Por eso hay algo nuevo que quiero mostrarles:

Nunca convenzas a nadie de que debe estar contigo, pero sé CONVINCENTE (cree en tí)

Nunca forces una situación, sin embargo sé FUERTE (personalidad)

Nunca esperes nada de nadie, sin embargo se la ESPERANZA (generosidad)

Nunca obligues a nadie a nada, sin embargo sé IMPRESCINDIBLE (Originalidad)

Siempre ten en mente que quizá lo bueno que tienes ahora, no volverá (Disfruta)

Evita ilusionarte a menos que sea extremadamente necesario (Se paciente)

miércoles, 11 de julio de 2007

Consulta: Como cambiar la imagen + Buscando Ir más allá

Me llega a mi correo lo siguiente:

Consulta 1:

"My Master, muchas gracias por tomarte el tiempo de escribir las cosas con las que nos enseñas semana tras semana en el blog. Te estoy increíblemente agradecido, mi vida ha mejorado, y mi juego con las chicas está mejor que nunca. He avanzado en meses lo que no he progresado en años. Tengo 40 años y he salido con mujeres más jóvenes, de 33 y 38 años. Ellas en general buscan casarse, pero yo estoy recién divorciado así que no tengo planes para volver a casarme, no les he dicho eso de forma clara y quizá estoy cometiendo un error.

Creo que mi problema es la apariencia, tengo una cara delicada, una cara de niño, algo así como la cara de Michael J. Fox y me hace ver mucho más joven de lo que soy, esta cara de “niño bueno” me hace ver como un candidato perfecto para el matrimonio. Estoy combatiendo esa imagen pero aún no se cómo hacerlo de manera efectiva.

Necesito tu ayuda, aunque quiero parecer un tipo agradable, necesito también dar la impresión de algo de maldad y algo de tipo malo. My master, gracias por lo que puedas decir.
An Old Apprentice."
Mi comentario:

Te cuento que yo mismo he pasado por lo que me cuentas, y te cuento que la respuesta no está en COMBATIR lo que eres, eres una buena persona y eso se proyecta en tu apariencia. No hay nada de malo en ello, yo también aparento menos edad y paso por buena persona. Déjame decirte algo, jamás ha sido un obstáculo aunque yo mismo haya pensado que sí.

La semana pasada me encontré con un grupo, al ponerles tema a los hombres y abrir el grupo grupo, hablé con ellos sobre cómo tener una apariencia de “tipo malo” o al menos de “tipo que no parece que rompe un plato pero a la vez es terrible”, mi pregunta era: “¿Cómo provocar la impresión en una mujer de que aunque tienes buena cara eres una persona que no es INOCENTE?.”

Mi punto es: aunque tengas cara de buena persona, la idea es que nunca proyectes que eres un tipo INOCENTE o INOFENSIVO. Eso si es lo peor de todo, y esa es la imagen que debes proyectar, de que eres un tipo “misterioso”, un tipo que “se trae algo entre manos”, que no es tan santo, ni tan ordenadito, limpiecito, que nunca tendrías un mal pensamiento con él.

Recuerdo a un amigo de universidad de quien las mujeres decían "jamás se me pasa un mal pensamiento con él... es un angelito."

Para mí eso provocaría que encendiera el horno microondas y metiera mi cabeza allí... Creo que no hay peor cosa que te puedan decir...

Mejor dicho, tienes que proyectar algo contradictorio. Buena gente por fuera, pero sexual, divertido, impredecible, misterioso por dentro y a la vez muy encantador. Eso les resulta atractivo a las mujeres y te mantendrá en el juego.

No es necesario que te rayes la cara con una navaja para proyectar lo que es necesario enviar a las mujeres.

Yo te recomiendo que saques tus viejas ropas de juventud. Déjate la barba un par de días, hazte el candado o la perilla. Usa jeanes, zapatillas deportivas, tenis converse, no vistas con pantalones de dril o de paño, no uses chalecos, nada de eso. Trabaja en tu personalidad y en tu expresión facial, incorpora una mirada más “lasciva”, es decir, mira a otras mujeres mientras hablas con una. Actúa como si fueras no tan inocente, ni tan serio.

Muchas personas sufren con su imagen actual, solamente porque nunca se han atrevido a mostrarse de una manera más dinámica, más diversa, más intensa. Necesitas salir de tu posición cómoda, de la forma en que siempre te has visto y volverte cameleónico, jugar con nuevas alternativas de apariencia. Nunca está mal cambiar y seguro encontrarás personas que te dirán que no eres tú mismo, que les gustaba más como eras antes, simplemente ignóralas y acostúmbrate a sentirte bien con los nuevos “toques” que le das a tu apariencia. Ya verás cómo cambia la primera impresión que das.

Una vez has trabajado en la APARIENCIA, empieza a PENSAR y a HABLAR como un “tipo misterioso”. Tienes que empezar a examinar tu actitud y ver dónde estás actuando como un tipo “bueno y agradable”. Lo que yo siento en tu mail es que tu aún te estás identificando con tu apariencia externa y eso está impidiendo que te veas como un “tipo duro” o un “tipo rudo”.

En psicología hay algo llamado “aprendizaje vicario”, consiste en que tú aprendes a través de modelos, es decir, viendo a otros haciendo las cosas y tú vas aprendiendo de ellos. Para mí es una de las mejores formas de aprender. El punto es: observa películas donde hayan modelos del tipo de persona que quieres proyectar.

Yo te sugiero “El club de la pelea” (Fight Club), en esta película sucede algo interesante, sus dos personajes son opuestos (Brad Pitt y Edward Norton), mientras Tyler Durden (Pitt) siempre proyecta ser un “tipo rudo”, a Jack (Edward Norton) le cuesta más trabajo, pero en muchas escenas lo logra, a pesar de tener una apariencia inicial de tipo tranquilo.

Ponte en el lugar del personaje qué quieres ser, escribe lo que quieres proyectar y pregúntate: ¿Qué debo hacer para conseguir eso?, ¿Cómo tendrías que actuar si no pudieras hablar? Eso te ayudará a mejorar postura, mirada y actitudes no verbales, así como las palabras y los pensamientos para adaptarte a tu personaje.

A todos lo que te digan: “tienes que ser como eres tú”, diles “tienes que poder ser muchos al mismo tiempo”, si siempre eres el mismo serás predecible, aburrido, si tienes el poder de ser otros serás desconcertante, inesperado, te saldrás de los esquemas que construyen las personas para encuadrarte, en otras palabras serás ATRACTIVO.

No temas convertirte en una mejor versión de ti mismo, consigue actualizaciones (upgrades) para tu software (programa) y para tu hardware (tu cuerpo). Los computadores y la era de la información nos enseñan que si no te actualizas tu producto (tu ser, tu yo) caduca y es reemplazado por versiones más jóvenes, más actuales y más novedosas. La gente siempre querrá que sigas siendo el mismo, a la gente no le gusta el cambio ni el desafío, a un verdadero seductor le apasiona cambiar y mostrar algo siempre diferente de sí mismo. Es como un actor de cine, siempre cambiando su look para una nueva película.

Digan conmigo "siguiente"...

Consulta 2:

"Te tengo una pregunta para que me ayudes. Cuando empiezo a tocar a una mujer íntimamente, me sale diciendo que quiere tener sexo solo si está casada, que quiere llegar virgen al matrimonio. Me ha pasado más de tres veces. ¿Ahhh?"

Mi comentario:

Ahhh jajajajajajajaja.

Disculpa.

Ejem… ejem…

Ouch!!!

El caso es que el argumento de “estoy esperando al matrimonio” es un ALTO que dan las mujeres cuando NO ESTARÍAN DISPUESTAS A ACOSTARSE CONTIGO ASÍ LES PUSIERAN UN REVOLVER EN LA CABEZA, así fueras el último hombre de la tierra, así tuvieras la fortuna de un multimillonario. Es el argumento final de una mujer que desea acostarse con todos excepto contigo. Eso significa dos cosas: no generas una atracción suficiente como para que ellas quieran tener sexo, y te ven de una manera "asexuada".

Cuando buscan excusas es que no hay lo suficiente. Punto, y más cuando son del estilo de esas excusas. Simplemente busca activar mejor los mecanismos de atracción y busca mostrarte más sexual con las mujeres, no huyas cuando el tema salga en una conversación, usa dobles sentidos (ojo, no seas ordinario) y habla abiertamente de tus gustos y disgustos en materia sexual. No te hagas el tímido, muestra que tus hormonas se mueven

En fin... queridos lectores, es necesario ser más lanzados, prueben sus límites, prueben hasta dónde pueden llegar, traspasen barreras, ya verán como las cosas buenas y las personas valiosas empiezan a llegar a su vida. Sólo falta atreverse a ir un poco más allá...

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

lunes, 9 de julio de 2007

Señales confusas entre hombres y mujeres


Los hombres a menudo confunden una sonrisa inocente o un cumplido femenino con una insinuación o un coqueteo. ¿Por qué sucede esto? Los estereotipos de género indican que el proceso de socialización masculina nos conduce a sobre-sexualizar el mundo. Sin embargo las investigaciones sugieren que hay razones evolutivas para que hombres y mujeres se envíen señales cruzadas.

En dos estudios reportados en el Journal of Personality and Social Psychology, Martie G. Haselton y David Buss de la Universidad de Texas, se pidió a 500 estudiantes que se imaginaran a sí mismos teniendo una cita. Los estudiantes se imaginaban estando de la mano o dando cumplidos. La idea era medir el interés sexual que podían tener sus compañeros y su nivel de compromiso.


Los investigadores descubrieron que los hombres tienden a sobre-estimar el interés sexual de la mujer, mientras que las mujeres subestiman la voluntad de compromiso de los hombres.

¿Por qué tanto hombres como mujeres malinterpretan ciertas señales sexuales? Esto tiene bases adaptatativas. De acuerdo con la teoría de la selección natural, en la cual solo los más aptos sobreviven, los hombres que infieren interés sexual en una mujer permanecen a la hora de conseguir descendencia. Dicen los investigadores: “Para los hombres ancestrales, era más costoso perder una oportunidad reproductiva que encarar el rechazo".


Por su parte las mujeres que eran abandonadas después del sexo sufrían graves consecuencias: embarazo y el riesgo de tener que criar a su hijo por ellas mismas, sin ayuda de su compañero. Dicen los investigadores: “Para la mujer, era más costoso ser abandonada por el hombre, así que la selección favorecía a las más escépticas”. De esta manera se perpetuó en las mujeres la sospecha por el compromiso masculino, para proteger su descendencia.

Interesante, ¿no? El verdadero seductor conoce de la psicología de la atracción y la usa para evitar equivocarse y para aprovechar el conocimiento que le da de sí mismo y de las mujeres.

Lo que el artículo nos indica en la práctica es que los hombres creemos ver más de lo que una mujer nos muestra, y en muchos casos una simple sonrisa o un cumplido lo tomamos como un coqueteo. En el caso de las mujeres, cuando se formaliza una relación idealizan el compromiso masculino, es decir, quisieran que la relación tuviera un destino y un propósito.

Esto, por supuesto, es un principio general. No siempre se da asi, cuál es la importancia de esto? Que no nos podemos quedar con un Indicador de Interés, sino que debemos buscar más de tres Indicadores De Interés para concluir que existe atracción. Por uno solo no es posible llegar a ninguna conclusión.

También es posible inferir que para las mujeres lo más importante es el compromiso que un hombre le puede ofrecer, en términos de estabilidad, fidelidad, exclusividad y tales.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

viernes, 6 de julio de 2007

Consulta: Manejando la soledad + Cumplidos + Ratones de Biblioteca


Hoy tengo tres consultas, todas muy interesantes, empecemos entonces…

Consulta 1:
"Hola maestro. Me terminaron una relación de 4 años. Estoy deshecho. Ha sido una etapa bien complicada y he podido poco a poco volver a llenar mis cosas, dedicarme a mí, esperar volver a sentir igual. Quisiera que me dijeras algo sobre mi situación, a veces es difícil encontrar ánimos en medio de una situación así."
Mi comentario:

Gracias por esa pregunta. La situación de terminar una relación nos pone al frente del más profundo Juego Interno. Donde es necesario reunir todos los elementos internos para acercarnos nuevamente a un estado de bienestar. En estos casos no sirve salir como bestia a conquistar cuanta mujer pase por delante. La cosa es más compleja que eso.

No nos equivoquemos, que nos terminen en horrible. Te das cuenta que has invertido años, meses o semanas con alguien. Esa persona un día decide que está mejor sin ti, es el gran misterio de aceptar la libertad del otro… así sus decisiones no nos gusten y afecten directamente nuestra felicidad. De repente tienes que enfrentarte a tener un vacio que antes solía estar ocupado por la otra persona. Las noches, los festivos, las vacaciones todo toma un nuevo rumbo cuando te encuentras solo, todo te recuerda a esa persona que se ha ido. Cuando estás dispuesto a dejarte llevar por tu propia miseria yo te recomiendo que mantengas estos puntos, para que descubras que es posible continuar.

De hecho, que te terminen puede ser algo bueno para ti… así no lo creas.

Razón 1. Es una oportunidad perfecta para conectarte con tu vida. Seguro has tenido buenas experiencias con tu ex, salidas a acampar, teatro, viajes, sexo (en especial sexo), que han hecho que tengas momentos realmente significativos con esa persona. Pero piensa en todas aquellas cosas que acostumbrabas a disfrutar cuando estabas solo y que no volviste a hacer desde que tuviste esa relación. Me refiero a tus amigos, por ejemplo. Muchas personas se alejan dramáticamente de sus amistades cuando empiezan una relación, salen de vez en cuando con sus viejos amigos. Puedes descubrir que haciendo un par de llamadas puedes encontrar buenos planes que hacer.

Tienes que empezar a llenar tu tiempo libre, puedes arreglar tu casa, tu habitación, catalogar tus libros, empezar a ir al gimnasio, tomar clases de salsa. La idea es que debes darte cuenta de que tienes una gran variedad de cosas por hacer, CONTIGO MISMO.

Razón 2. Estar soltero es una oportunidad grandiosa para aprender de uno mismo. Muchos grandes aprendizajes tienen lugar dentro de una relación, pero a veces esa curva de aprendizaje se limita y se desgasta. Uno llega a convertirse en un experto en cómo manejar conflictos, en cómo reconocer cuando ella tiene un mal día o estar triste y en saber la dosis exacta de lo que ella necesita para estar bien, pero a veces las relaciones hacen que uno se olvide de conocerse para dedicarse a conocer exclusivamente a la otra persona. Estar sólo te da una gran oportunidad de tomar control de tu vida, de descubrir las pequeñas debilidades que te hacen insoportable la existencia y empezar a trabajar en ellas. He descubierto a través de mi trabajo que las personas con conflictos personales no funcionan en relaciones de largo plazo a menos que ellos consigo mismos hayan solucionado dichos conflictos. Así de simple: a veces tienes que estar sólo para preparar relaciones sanas.

Muchas personas terminan una relación y siguen buscando una nueva al instante, y casi a los pocos días ya tienen otra, yo puedo decir que en alguna época fui así, pero eso deja tus conflictos sin resolver, tu duelo sin elaborar y cuando descubres han pasado muchas relaciones y los dolores y duelos se van acumulando. He visto muchos hombres y mujeres así, no son saludables en sus relaciones, tienden a encontrarse tristes, insatisfechos, generalmente son muy cansones con sus compañeros, casi insoportables, demasiado exigentes. La razón es que cargan una cola bien larga detrás de sí. Así que la ruptura es buen tiempo para reflexionar y elaborar lo que ha sucedido.

Razón 3: Hay más personas rondando por ahí, muchas más. Después de todo el afecto y emoción que uno puso sobre el ex, y por eso cuando hay una ruptura es difícil no caer en la desesperación. Es complicado volver a empezar, poner la carga afectiva en otra persona y retirarla del ex, duele el hecho de tener que buscar complicidad, confianza, intimidad en otra persona, volver a contarle toda tu historia, esa misma historia que ella conocía con tantos detalles, a una desconocida. Es difícil volver a creer que alguien nos atraerá de la misma manera y con la misma fuerza.

La vida es así, nada se nos da garantizado, y nada es para siempre. Pero salir al mercado de la cacería también es divertido, puedes empezar de cero evitando cometer los mismos errores, puedes acercarte a aquellas personas que te atraían pero que por estar en una relación jamás frecuentaste.

Razón 4: Esa era la forma en que debían pasar las cosas. No quiero que pienses que estoy hablando del destino o alguna fórmula fatalista. La cosa es esta: a veces el amor no basta, no es suficiente para mantener una relación en pie, se necesitan otras cosas, como capacidad para resolver conflictos, tolerancia a la frustración, y cuando las relaciones se fracturan por eso era porque se estaban haciendo conflictivas o disfuncionales. Las cosas así es mejor terminarlas, y concluirlas ya, al instante. Terminan por hacer la vida imposible y por llenar de dolor y frustración.

He visto que muchas veces las personas han pasado por una relación caótica, y han salido peleando y sin ganas de verse. Incluso estoy hablando de los peores maltratos. Luego de un tiempo, se les olvida lo desagradable que era convivir con esa persona y vuelven a extrañarla, y hasta regresan nuevamente, para volver a darse cuenta que el caos en el que habían vivido no ha cambiado mucho. Y siguen… siguen… siguen y siguen. Tienen grandes dificultades para cerrar capítulos, para cerrar la puerta y dar portazos en la cara. Se dedican a dejar la puerta entre abierta… por si acaso, dicen ellos.

Yo siempre digo, anota las razones por las que terminaron, y cuando sientas que la extrañas vuelve a leerlas, y mira si es justo con ambos volver. Y cierren las puertas, sean radicales. A la larga siempre resulta mejor hacer las cosas bien hechas, si vas a terminar termina con todo, con juegos pirotécnicos, con la música de The Final Countdown de Europe como soundtrack. Luego de un tiempo, cuando ya estés quizá en medio de otra relación, puedes volver a hablar con tus ex, pero date espacio.

Razón 5: Siempre hay algo mejor esperando. He visto y experimentado que lo que tú creías que era único, especial, maravilloso, increíble, afortunado, no lo era tanto, o efectivamente lo era, pero me encuentro con cosas más únicas, más especiales, más maravillosas, más increíbles, más afortunadas. Por eso insisto en no considerar a alguien como especial justo cuando recién la conoces o llevan unas pocas salidas. Así que si crees que ya habías conocido todo lo que el amor te podía dar, prepárate, porque lo mejor está en camino. Siempre llegan personas maravillosas y siempre se enciende una luz de atracción que hace que los seres humanos podamos volver a empezar, con el mismo ánimo y expectativa que la primera vez.

Consulta 2:

"Su blog no está nada mal, pero todo cuanto Usted expone ya lo dejó escrito Baltasar Gracián en "EL Arte de la Prudencia" publicado en 1647...
Se le han adelantado unos cuanto siglos. Lo siento."

Mi comentario:

Gracias por el dato, apreciado ratón de biblioteca.

Consulta 3:
"Saludos Naxos.

En estos días me he puesto a releer su blog y me encontré con algo interesante y lo cual no sé hacer, es decirles a las mujeres cosas agradables sobre su personalidad, necesito que me ayude sobre cómo decirles a las chicas sobre cosas buenas sobre su personalidad.

Gracias por contestar mi solicitud."
Mi comentario:

Hola Luis, los cumplidos sobre personalidad deben dirigirse a dos puntos sensibles para las mujeres:

1. Su liderazgo, por ejemplo diciendo cosas como "oye, tienes un don nato de líder, puedo imaginarte siendo el centro de atención de tus amigas".

2. Su sensibilidad, por ejemplo con cosas como: "hey, me parece muy atractiva tu manera de ver las cosas, tienes una sensibilidad que te hace sabia, inteligente y muy delicada".

3. Su femeneidad: "eres una mujer en todo el sentido de la palabra, tierna, sensible e inteligente".

4. Su inteligencia: "Puedo imaginarte en la universidad sacando las mejores notas, hay algo en tu inteligencia que me deja ver que no te dejas cautivar por primeras impresiones, siempre estás viendo la otra cara de todo, eso no se ve mucho"

5. Su visión de la vida: "A las claras puedo ver que sabes hacia dónde quieres ir en la vida", "eres una mujer con metas claras"

Saludos, espero que esto te sirva,

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!
---------------------
La Estrategia De La Seducción realizará el Primer Taller de Fundamentos, está dirigido a todos aquellos que quieran mejorar sus habilidades en seducción, los temas son muy interesantes y ha sido preparado pensando en las herramientas más prácticas y funcionales que una persona decidida a ser seductor debería tener.

Estaré acompañado por Dr. Phyloel y otros invitados especiales, especialistas en distintos temas cruciales, que le darán mucho más visión a los temas propuestos.

El día será el 4 de Agosto. Para más información los invito a visitar la página oficial del taller. Allí están los temas y la logística para inscribirse al evento.