jueves, 30 de agosto de 2007

Relaciones: Seducción después de la Seducción


Toda relación requiere mantenimiento y necesita atención. Muchas personas me han escrito pidiéndome mi opinión sobre cómo es posible consolidar una relación afectiva que ya se ha formalizado. Como sabrán mi blog está dedicado a la seducción, es decir, al proceso que te lleva a conocer a una mujer, mostrar tu valor, generar atracción visceral y establecer una relación.

Sin embargo todo ello no es suficiente.

Es necesario trabajar en un punto fundamental, que yo llamo Seducción Después de la Seducción. Y es que si uno lee a los principales maestros de la seducción son expertos en seducir, pero son muy pocos los que consiguen relaciones estables y duraderas en el tiempo. La mayoría se dedica a seducir a cuanta mujer les pasa por el frente y al final terminan sintiéndose solos y abatidos y algunos con profundos problemas anímicos (sí… Mystery… te hablo a ti). Pocos han sido quienes han trabajado el concepto de cómo es posible sostener una relación afectiva con esa mujer que te gusta tanto.

Y es que el asunto no deja de ser complicado, muchos de los lectores de este blog no han tenido relaciones estables en mucho tiempo y se preguntan cómo deben sostener la relación, algunos me han escrito que no tienen ni idea de qué hacer, desde las cosas más sencillas como no saber cuándo deben tomarla de la mano, cuándo deben verla, y cuándo deben esperar una u otra cosa.

Mantenimiento. Esa es la palabra mágica, y es que en una relación el asunto está en seguir generando la atracción a niveles profundos, mientras que te das a conocer tal cual eres y abres espacio en tu realidad para esa mujer que llega a tu vida, así como también empiezas a hacer parte de la realidad de la mujer que te ha aceptado.

Los principios generales de mantener el misterio, de evitar ser predecible, de ser un poco juguetón y estimular la curiosidad son válidos en este momento más que nunca, porque he visto a muchos hombres hacer un trabajo estupendo de seducción, pero en el momento en que formalizan una relación se vuelven predecibles, muestran debilidad, dejan atrás todo misterio y el resultado son relaciones que en poco tiempo se vuelven rutinarias, ya no tienen adrenalina ni emoción hasta que la relación, por sí misma, se agota y se desgasta.

Lamentable. Tan lamentable como intentar dormir y no poder hacerlo.

Tanto trabajo para seducir y luego conseguir resultados pobres en el largo plazo.

Pero con la Seducción Después de la Seducción (SDS) es posible empezar a generar una nueva mentalidad y unos nuevos hábitos que te lleven a adaptarte a una nueva realidad y a una nueva persona que llega a tu vida, teniendo carácter, seguridad, autonomía y liderazgo, así como un sentido de entrega y pasión profundos.

No puedo pretender que todas las relaciones sentimentales sean iguales, de hecho, si cada persona es un universo diferente, las combinaciones entre universos diferentes son inconmensurables, y requieren un cierto tipo de comportamiento, pensamiento y actitud. Ninguna relación es igual a otra, pero al igual que la seducción, tienen patrones semejantes. Algunas relaciones comienzan más frágiles, otras fluyen de una manera tan consolidada que los principios de una y otra son diferentes. Algunas relaciones se mueven en medio de inseguridades profundas, otras navegan en un mar de certeza y esperanza.

Hoy te daré algunos tips para mantener relaciones y quiero advertir algo de entrada: estas estrategias son para uso dosificado, es decir, no puedes poner estas cartas siempre y a toda hora en tu relación, si las usas muy frecuentemente perderán su efecto restaurador y preservador. Así mismo estas estrategias deben fluir de una manera natural para ti, y déjame decirte algo que personalmente pienso sobre las relaciones: cuando una relación está destinada a prosperar se mantiene a base de cuidado y respeto recíproco, esto se genera más allá de las estrategias, y es algo que ambos tienen como base constitutiva de sus propias personas, son cuidadosos, amorosos, y respetuosos por naturaleza y esto hace que entre ambos la comunicación fluya y los problemas se solucionen de manera constructiva.

Mis claves para SDS son básicamente los siguientes:

1. Hazle cumplidos sinceros: Darle un cumplido honesto y sincero implica que seas directo cuando ella hace que tu corazón lata más rápido, cuando la veas hermosa o cuando sientas que estás con una persona valiosa. Puedes decirle con toda tranquilidad lo que te atrae de ella, así como que ciertos rasgos de su personalidad te atraen, o que estás seguro que sus sueños y metas las podrá conseguir. Este tipo de cumplidos alimentan la atracción en una relación, y aunque no haz dado muchos cumplidos en la etapa de seducción, dentro de una relación formal es necesario hacer saber el por qué estás al lado de una persona como ella. Dar este tipo de retroalimentación le ayudará a relajarse a tu lado, a estar segura, sin embargo no lo hagas muy seguido, no conviertas los cumplidos en algo predecible, y por otro lado, no hagas cumplidos sobre todo. Como siempre has las cosas cuando menos las esperan.

2. Atiende algunas de sus demandas: Tú sabes, aquellas cosas que ella te pide que hagas. Muchos Maestros de la seducción creen que el asunto de ser un macho alfa o ser un hombre de carácter consiste en llevar la contraria a todo, en ser desafiante e incluso arrogante. Pues bien, siempre tienes que ser de la manera en que eres, pero en una relación debes negociar ciertas cosas, y debes aceptar que ambos necesitan que el otro ceda un poco en su manera de ser. Si estando solo tiendes a ser desordenado, debes aceptar aquellas cosas positivas que una relación te brinda, y debes empezar a hacerte un poco ordenado. Mi mensaje es este: en tu relación toma todo aquello que sientas que te hará crecer, todo aquello que sientas que te hará una mejor versión de ti mismo. En una relación aprenderás que es justamente esa mujer que te gusta la que te confronta y la que saca aquellas cosas que no están en orden para que crezcas.

Una relación no es para hacer lo que se da la gana. Para eso puedes estar solo, con relaciones pasajeras.

3. Sorpréndela: Tienes que tener una pequeña dosis de gestos románticos. Si sabes que ella va a tener un largo día, puedes darle un pequeño detalle, mandar un corto mensaje de texto. Nunca hagas cosas demasiado caras o extravagantes, sólo ponle un nuevo significado a las cosas cotidianas, a las cosas que tienes a la mano.

4. Saca tiempo para estar con ella: Debes destinar tiempo para hacer planes con ella, planes íntimos, planes de diversión, planes de compañía, planes de trabajo. Si tienes una relación no debes dejar que ésta se ahogue por la falta de tiempo, porque tu trabajo te absorbe, porque ya estás seguro que la formalidad te garantiza que ella está ahí.

5. Elabora un código de pareja: La clave de toda relación de pareja, luego de la atracción y el nivel de vínculo, descansa en la capacidad de resolver conflictos. Y una pareja que se mueva entre lo impredecible y lo atrayente siempre estará descubriendo nuevas cosas y haciendo ajustes entre las personalidades. Conforme los días, las semanas y los meses avancen tendrás que hacer concesiones y también afirmar aquellas cosas que no negociarás pero que necesitas dialogar para que ella conozca el sentido de tus prioridades y modo de vida. Respeta los códigos, si te comprometes a algo hazlo, si ella se ha comprometido a algo debes ser consistente en exigirlo. Nunca des algo por supuesto, habla de todos los temas, no creas que porque estás en una relación formal las personas no pueden ser infieles, habla estos temas tan claros como son… luego no te lleves sorpresas del tipo “oye… eso nunca lo habíamos hablado y yo pensé…”

6. Una sola cosa a la vez: Tómalo con calma. No te apresures. Una sola cosa a la vez. No pretendas hacer todo lo que siempre has querido hacer en compañía en la primera semana, o en el primer mes. No agotes la cosa, ni muestres demasiada ansiedad en tomarte la vida a mil kilómetros por hora. Dale a ella su espacio, permite que siga con su vida tal como la llevaba y tú haz lo mismo, no seas empalagoso ni asfixies a tu pareja. Pasar a una relación formal es precisamente eso, un paso, una transición, y ambos deben acomodar sus rutinas para la presencia de otra persona.

7. Sé un administrador: Este punto se resume en pocas palabras: tienes que tomar la iniciativa, y tienes que estar pendiente de las cosas, tienes que tener el liderazgo de emprender y llevar las cosas a un nivel. No debes ser de esos que es descuidado, que deja las cosas al azar, que empieza y no termina, que deja las cosas a medias, que planifica y no concreta. No. Debes ser de una pieza, debes tener las cosas claras en tu mente, saber a dónde quieres llegar, y qué lugar ocupa esa persona dentro de tu proyecto de vida, y cómo es posible que tu colabores y también ayudes a que ella concrete sus proyectos y metas más personales. Las relaciones, además de cosas afectivas, se enfrentan a muchas cosas prácticas, decisiones, proyectos, problemas y situaciones de la vida cotidiana, y tu papel como hombre no es decir “ahhh, no sé qué hacer… no se me ocurre nada… no tengo ni idea…” Te digo con seguridad: debes ir más allá de eso. Eso es lo que se espera de un hombre, no de un niño.

8. Se recursivo: Tienes que mantener un nivel de innovación constante, así mismo, debes evitar a toda costa la rutina, hacer las cosas a la misma hora, proponer las mismas cosas, decir las mismas palabras. Debes mantenerte en un nivel de desafío contigo mismo para siempre ser dinámico y evitar dormirte en tus laureles. Huye de la zona de comodidad.

9. Mantente atento a la reciprocidad: Uno de los principios fundamentales que debes observar y estar atento es la reciprocidad, es decir el nivel de compromiso mutuo que tienen los dos. Si notas que por alguna razón tú llevas la iniciativa y ella sólo está pasiva, revisa lo que sucede. En ciertos puntos tú debes tener la iniciativa, pero también ella debe tenerla. Si tu respetas y cumples, ella también deberá hacerlo.

10. Dialoga pero mantén carácter: No quiero imaginar que seas una especie de Ned Flanders para resolver los conflictos, es decir, demasiado civilizado, como quien está negociando unas acciones o concretando un negocio. Si sientes emociones debes vivirlas y expresarlas como vienen: si sientes pasión, debes ser apasionado, si sientes rabia debes dejarla salir y que fluya, si sientes frustración debes comunicarla de una forma visceral. No seas de esos que racionaliza todo y que lo resuelve en un mismo tono calmado y monótono.

Mantente en calma y en control de tí mismo y, sobre todo de tus emociones. No te permitas sentir demasiada ansiedad, respira profundo y deja que las cosas fluyan y se vayan dando. Si mantienes un estado calmado y al control podrás sentir y actuar en consecuencia. Como verás, no todo termina cuando logras formalizar una relación. Es justo ahí donde el verdadero seductor se mantiene y crece al máximo potencial.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

martes, 28 de agosto de 2007

Mejorando el contacto visual


Cuando notamos la presencia de una mujer que nos atrae en una fiesta, reunión o en la calle nuestra imaginación masculina empieza a volar. En la mayoría de los casos ni siquiera nos importa lo que lleva puesto. Para nosotros la imaginación crea anticipación, y una enorme esperanza de participación. Ésta es la razón por la cual en los shows de striptease las bailarinas comienzan totalmente vestidas, porque la anticipación de verlas desnudas es la fuerza que moviliza la atracción y la seducción que tienen esta clase de espectáculos, por eso pueden ser tremendamente adictivos, al generar una enorme ansiedad por ver cada prenda caer al suelo (¿acaso jamás te habías preguntado por qué no simplemente salen desnudas y ya?)

Sin embargo, cuando una mujer nota la presencia de un hombre es rara la vez en que tienen pensamientos sexuales inmediatamente. Ellas están más dispuestas a notarlo a partir de una impresión de autonomía (ocuparse de sí mismo de forma emocional, física y financiera). Ellas observan la manera en que un hombre puede manejar la mayoría de los retos y desafíos de la vida.

La cosa es así: hay unas cuantas cosas que son mortales para una mujer cuando ve a un hombre:

1. Que no mantenga contacto visual.

2. Que tenga una postura sumisa (jorobado, cabeza baja).

3. Que se vea nervioso (movimientos de manos, cara de susto o tensión).

4. Que no se muestre poderoso y parezca uno más.

5. Que busque llamar la atención.

6. Que haga las cosas buscando la aprobación de los demás.

Claro. Hay muchas más “cositas” que espantan a las mujeres y que hacen que en cuestión de segundos te descarten. Estas decisiones se dan en un nivel que no es consciente, ellas no te ven y le dicen a su mejor amiga “hey, este tipo no mantuvo contacto visual mientras yo lo miraba, luego bajó su cabeza y asumió una posición sumisa, así que lo descartaré”.

Pasas tan desapercibido por una clase de comportamiento así que ni siquiera vale la pena desperdiciar palabras en alguien tan insignificante. Simplemente ella sentirá que no ofreces mayor cosa y te descartará.

Contrario a la creencia popular de que las mujeres son más auditivas, las mujeres son mucho más visuales que los hombres. Mientras los hombres admiramos, las mujeres inspeccionan. Los hombres notamos los contornos y las curvas, las mujeres son sensibles a la forma y a la estructura. También notan los ojos de un hombre, las manos, los dientes, la sonrisa y la clase. Las mujeres con una mirada más profunda a las cualidades buscan con un sensor la honestidad, la apertura, la confianza, el estilo y el sentido del humor. Los hombres que reúnen estas cualidades son percibidos como deseables, amigables y genuinamente interesados en otros. Son hombres que desarrollan y mantienen un amplio rango de contactos personales.

Las mujeres suelen usar sus ojos para comunicar interés en un hombre. Los hombres, por su parte, usualmente evitan el contacto visual prolongado con la mujer que les interesa.

Aunque las mujeres digan que no les gustan los hombres que les miran directamente el cuerpo, se derriten literalmente cuando un hombre que les interesa las mira profundamente. Hay miradas morbosas que son repelentes, pero hay miradas que recorren el mismo cuerpo y que pueden ser seguras y confiadas, esas miradas resultan muy atrayentes para las mujeres. El hombre que sabe usar su mirada para comunicar su interés hacia una mujer será un hombre mucho más exitoso que aquel que evita mirar directamente a los ojos. Intercambiar contacto visual es un estadio fundamental en la seducción y resulta en una ventaja tremenda.

¿Cuál es la manera más efectiva de mirar a una mujer en un club o en una discoteca? Mírala directamente a los ojos, y como si fueras a hipnotizarla, sonríe y piensa para ti mismo: “Estoy viendo lo que quiero”. Lo que haces con esta afirmación mental lo transmitirás con tu mirada, y ella sabrá a un nivel inconsciente que estás seguro de dar la talla y atraerla.

Usar tu mirada con una mujer de forma efectiva tiene dos efectos en general: primero, expresas tu interés en ella. Segundo, puedes observar y leer lo que ella está comunicando. Alejar la mirada luego de establecer contacto visual muestra debilidad e inseguridad. No hay mensaje más claro con efectos más devastadores. Cuando estableces contacto visual con una mujer por vez primera, deja que ella sea la que baje la mirada, de repente puedes sentirte un poco incómodo, pero inténtalo y verás cómo funciona.

La mayoría de las mujeres pueden decir si los ojos de un hombre son mentirosos, infieles, deshonestos, o seguros, confiables y sinceros. Las mujeres son tremendamente intuitivas, tienen una conexión especial con sus emociones, puedes descubrir si un hombre está desesperado por atención o si es confiado y honesto. La mirada no miente y para manipularla no hay nada que podamos hacer.

Si un hombre evita el contacto visual está enviando un mensaje sobre su falta de experiencia con las mujeres, su timidez y su inseguridad. Si tiene fija la mirada demasiado sobre la mujer la hará sentir incómoda. Una mirada confiada transmite el siguiente mensaje: “Puedo acercarme a ti, puedo conocerte y puedo tenerte a mi lado”. Este mensaje es todo un reto para las mujeres.

Para que mejores tu contacto visual quiero sugerirte algunos ejercicios. La idea es que practiques tu mirada todos los días, y acá hay unas excelentes maneras para hacerlo:

1. Practica el contacto visual contigo mismo en el espejo. Podrás darte cuenta que sólo podrás mirarte fijamente por unos pocos minutos antes que tus ojos pierdan el foco y tengas que bajar la mirada. Yo evito mirarme a mí mismo directo a los ojos, lo que hago es que mantengo mi mirada fija sobre mi mirada, espero que pueda ser claro en este punto, una cosa es mirarte los ojos, y otra apreciar cómo te ve tu cara frente al espejo, como se ve tu expresión. Lo que hago es mirar mi propia expresión por cerca de dos minutos.

¿Sabías que uno no puede ver cómo se le mueven los ojos frente al espejo? Puedes intentarlo para ver que es cierto. Uno tiene un punto ciego en la visión que previene que veas tus ojos moverse (no vale mover la cabeza en vez de los ojos).

2. Practica en las personas que ves pasar por las calles. Puedes usar gafas oscuras al principio. Intenta hacer contacto visual con la confianza de que ellos no podrán verte la mirada. El propósito de este ejercicio encubierto es que puedas ver cómo las otras personas miran.

3. Mira a los ojos directamente. No lleves algún tipo de gafas oscuras, intenta hacer contacto visual con las mujeres, mantén la mirada cuánto más tiempo puedas. Inténtalo y practícalo hasta que pierdas todo temor y venzas esa reacción de bajar la mirada. En la mayoría de los casos ellas bajarán la mirada.

4. También, junto al espejo practica tu mirada mientras piensas en distintos mensajes, intenta miradas que analizan (hazlo cerrando un poco tus párpados), intenta miradas curiosas (hazlo cerrando un poco uno de tus ojos mientras el otro se mantiene totalmente abierto), intenta miradas intrigantes (levanta una de tus cejas). Hazlo y aprecia el conjunto de tu rostro. Puedes generar decenas de combinaciones de miradas, con lo cual enriquecerás tu expresión facial, lo cual proyectará que eres un hombre interesante y que no es plano emocionalmente.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

viernes, 24 de agosto de 2007

Estilo de Vida: Organizando tus cosas


Uno de los propósitos fundamentales de mi blog es que además de que encuentres el balance emocional, que mejores tus aproximaciones con las mujeres y que entiendas mejor las relaciones entre sexos, es que también las demás dimensiones de tu vida crezcan y que desarrolles todo tu potencial a partir de un uso máximo de tus recursos.

Personalmente estoy seguro que lo que más seduce es un estilo de vida, más que una cantidad de técnicas, frases de entradas, negas e historias. Simplemente luego de un proceso riguroso, de enfrentarte a ti mismo honestamente frente al espejo, descubres cosas de ti que no son como quieres y trabajas para mejorarlas, de allí se desprende naturalmente que tu vida se vuelve más atractiva a tus propios ojos, te dan más ganas de vivir, disfrutas más el día a día y eso se refleja en cada sencillo acto de tu vida. Como consecuencia de eso, eres alguien que no deja indiferente a nadie, que inspira cosas positivas y que, claro está, se hace atractivo para las mujeres.

Ese es el camino del seductor, el de la acción consistente y no el de la memoria para aprender frases y rutinas. El camino del seductor consiste en hacerse la mejor versión de sí mismo, y eso comienza de adentro hacia afuera. Es por eso que en mi blog, a diferencia de otros, incluso de modelos populares como el Método Mystery, no encontrarán solamente técnicas y rutinas, sino que además podrán ver lo que llamo El Profundo Juego Interno.

Y hoy quiero empezar una nueva sección, llamada ESTILO DE VIDA, y son escritos que se orientan a la manera en que puedes orientar aquellas cosas pequeñas de la vida, esas cosas rutinarias, del día a día, para que empiecen a mostrar carácter, y para que tomes control con orden, disciplina y enfoque en cada cosa que emprendes.

Y hoy he elaborado una lista de cosas que te pueden ayudar a mantener tu vida organizada. Y es que es muy rara la persona que no te dice que necesita más orden en sus cosas cotidianas. Yo me considero bastante organizado, pero a veces pierdo enfoque y me relajo demasiado con ciertas cosas, al cabo de un tiempo tengo un montón de cosas pendientes, asuntos sin resolver y poco tiempo. Mi amigo Phyloel suele decir que “si no tienes tiempo es porque lo desperdicias”, y tiene razón, las personas que nunca tienen tiempo no son necesariamente las más ocupadas.

Si eres de esas personas con poco tiempo, y que nunca deja de tener cosas pendientes para entregar o hacer a última hora, si tienes libros pendientes por leer, amigos por visitar, películas por ver y, en general, sientes que no te alcanza el tiempo, quizá estas notas que a continuación te doy te pueden ayudar. Y además te quiero decir que una de las cosas que más atrae es alguien está al control de su vida, sabe para dónde quiere ir y tiene la cabeza puesta en su sitio, que demuestra pasión por su propia vida y tiene propósito.

1. Anota cuáles son las tres tareas más importantes que tienes durante el día. Esto te ayudará a evitar el tan común “es que no sé por dónde empezar”, anótalas en orden de urgencia. Haz primero lo más urgente y así necesariamente.

2. Ten siempre una hoja que se llame “Cosas por hacer”, o como la llamo yo “To Do List”. A algunos les sirven las agendas, a otros el organizador de citas de Outlook, yo prefiero lo manual y mi lista me ayuda a tener en mente todos mis pendientes, con sus fechas límite y así disponer mi mente para lo que viene.

3. Haz una sola cosa a la vez. No seas de los que está haciendo tres trabajos al tiempo, o bien, haz una cosa y luego la otra, entiendo que a veces uno está haciendo varias cosas, pero cuando le dediques tiempo a una hazlo hasta que hayas completado tu meta, si son tareas parciales, termina el proceso y sigue con otra tarea diferente.

4. No dejes para mañana lo que puedes hacer hoy. Simple y sencillo, no aplaces las cosas. Mañana pueden salir mil cosas y puedes terminar más atrasado.

5. Haz uso más frecuente de las palabras NO PUEDO. Es decir, si estás ocupado, estás ocupado, para llamadas, Messenger, cosas por el estilo. La concentración es la capacidad de enfocarse en un solo estímulo o tarea. Así que si tus amigos te invitan a un evento y tú necesitas entregar algo urgente, usa las palabras NO PUEDO.

6. Usa la papelera de reciclaje. En este punto quiero hablar de las cosas innecesarias que nos quitan tiempo y no son urgentes. Si tienes que entregar una propuesta a un cliente, y a la vez te das cuenta que necesitas organizar tu closet, y a la vez tienes que comprar crema de dientes, tienes que optar por lo urgente y despachar a la cola de la lista las cosas que pueden esperar. A esto lo llamo, enviarlas a la papelera de reciclaje.

7. Busca un lugar para todo, y pon todo en su lugar. Ubica las cosas en su lugar, los libros en la biblioteca, los CDs en su organizador, las películas lo mismo. Dedica un tiempo a organizar los objetos, para que no pierdas tiempo buscando las cosas, y para saber que cada sitio tiene su propósito y que allí encontrarás justo eso que estás buscando.

8. Simplifica, simplifica, simplifica. No te mates la cabeza haciendo las cosas más complicadas de lo que son. A menos que tengas mucho tiempo se práctico.

9. Despeja tu territorio una vez termines algo. Si tienes muchas cosas para hacer, y tienes tu escritorio lleno de papeles, libros, notas, cuadernos, revistas, cds, y todos son de asuntos diferentes. Entonces despeja tu territorio una vez que completes una tarea. Personalmente me pongo una meta y es “voy a dejar este lugar limpio”, así que hago una cosa y retiro mi tarea completa, y puedo ver cómo se despeja mi escritorio o mi lugar de trabajo.

10. Cambia: Sé flexible para saber que un cierto enfoque o método no está dando resultado y que quizá te ha hecho invertir más tiempo del que era necesario. Si estás perdido en un tema, busca ayuda, sal de tu casa y toma un poco de aire. Yo creo que hay algo errado si crees que haciendo lo mismo una y otra vez vas a obtener cosas diferentes. Si sueles hacer las cosas de una sola manera siempre va a pasar lo mismo.

11. Divide los materiales pendientes en colores. Personalmente soy una persona visual, así que agrupando las cosas por colores, con marcadores, resaltadores y esferos hace que mi mente se organice. Por ejemplo, si veo algo rojo sé que es demasiado urgente. El verde me dice que debo contactar a esa persona, o que debo reactivar un contacto. El amarillo me dice que debo comprar algo.

12. Ten a mano una hoja de papel, un calendario y un tablero pequeño. He encontrado que la mejor manera de organizarme, organizar el trabajo es un buen calendario justo al frente mío, una hoja de papel que divido en cuatro secciones y un tablero acrílico pequeño. El papel que divido en cuatro secciones tiene mi lista de “cosas por hacer”, una parte contiene lo que debo comprar, otra es de asuntos interesantes que tengo en mente, o ideas que me llegan, otra parte contiene las citas que debo atender, o asuntos, o tareas, y la otra parte es para cosas que están en el panorama pero no son urgentes, cosas que se pueden mover o que son para días próximos. Y el tablero me sirve para recordar ideas muy prioritarias y esquematizar procesos concretos. Si no tienes tablero, puedes usar un marcador borrable y un vidrio de tu ventana.

13. Usa carpetas. Agrupa las cosas en carpetas diferentes y hazles rótulos. Hay personas que simplemente arrojan todos sus papeles, asuntos en una bolsa y ya, y luego dedican mucho tiempo a buscar entre todos los papeles donde está el que precisamente necesitan. Así que clasificar las cosas una sola a la vez te evita el problema de tener que buscarlas cuando tienes menos tiempo.

14. Delega. Si tienes la manera trabaja de forma inteligente dividiendo el trabajo, y haciendo que otros te ayuden en lo que tienes que hacer. Busca asesoría, usa tu círculo social para que te den visiones sobre ciertos temas y así enfocarte en lo que necesitas.

15. Piensa en que estás al control de tu propia vida: Si te gusta la tecnología, o si eres más básico, haz que de la manera que sea las maneras de organizarte TRABAJEN PARA TI. Tu eres el que está al control y el que sabe que el tiempo es el un recurso escaso y no renovable.

Espero que estas ideas te ayuden para empezar a poner orden en tus cosas, para organizar tus asuntos, no quedarte atrasado e incluso para tener mucho más tiempo libre… para practicar tus habilidades de seducción… puede ser….

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

-------------------------

El sábado 1 de septiembre he organizado, junto a Doctor Phyloel, la repetición del taller Los Fundamentos Del Seductor, muchas personas no pudieron completar su inscripción a tiempo y se perdieron de una experiencia única. Toda la información logística pueden encontrarla en el blog de eventos, y hay descuentos por inscripción anticipada. Espero que no se queden sin asistir y pasar un momento divertido y lleno de información.

miércoles, 22 de agosto de 2007

Reglas de la llamada telefónica


He recibido unos cuantos mails que me preguntan cómo establecer los contactos telefónicos, cuándo llamar y cosas parecidas. Es un tema muy importante, porque cuando conoces a una mujer lo que conservas de ella es su número telefónico, y he visto que para muchos hombres esto se queda en un punto muerto: tienen el teléfono y no se atreven a llamar, pasan los días y los días, tienen el número telefónico en frente de sus ojos y simplemente no saben qué decir, sienten una enorme ansiedad por esta llamada y terminan por no hacerla nunca.

Déjame decirte que las mujeres aman el teléfono, generalmente para los hombres el teléfono es un elemento extraño y no nos gusta extendernos mucho hablando y cosas por el estilo, si no sigues esta tendencia y te encanta hablar por teléfono por favor revisa tus motivaciones para sostener extensas conversaciones y busca un poco de pragmatismo en tus relaciones.

Para muchos realizar una llamada es algo incómodo y con una gran presión. No sabes qué decir, ni cómo decirlo, ni cuánto durar.

Hoy te digo algo: si tienes un número telefónico tienes todo un camino por delante, no puedes desperdiciarlo, si una mujer te dio su número tienes altas probabilidades de que quiera hablar contigo, y si manejas bien ese primer contacto telefónico podrás encontrarte con ella en una primera cita.

Para tener éxito en tu llamada telefónica es necesario tener presentes ciertos elementos que harán que tu probabilidad de éxito se incremente. Personalmente los puntos más importantes son:

1. Llama en la noche: Como el resto de nosotros que tenemos días laborales, la noche es cuando más probabilidades tienes de que ella pueda hablar libremente. Las llamadas puedes ubicarlas entre las 8, de tal manera que no interrumpes la cena, y las 10 pm, en el caso en que se vaya temprano a la cama. Si por alguna razón la llamas y ella te dice que está ocupada, con una llamada en la otra línea, o comiendo, o lo que sea, NO dejes que ella te devuelva la llamada, simplemente busca otro momento y vuelve a intentar tu llamada. Te aseguro que debes mantener el balón en tu cancha. Y las probabilidades de que ella le devuelva las llamadas a un desconocido son NULAS, INEXISTENTES, IMPROBABLES.

2. Llámala de un lugar en donde estés cómodo: Cuando estás cómodo y relajado esto se refleja en tu tono de voz, en tu espontaneidad y en la manera en que puedes ser divertido. Evita llamar desde la oficina, o mientras manejas. En lugar de ello llámala desde tu habitación, desde tu propia casa, es decir desde un lugar que sea tranquilo y familiar para ti.

3. Pon mucha atención a tu voz: A las mujeres les gustan los hombres con un tono de voz confiado, fresco y masculino. Si eres de los que odia su propia voz cuando la escucha en una grabación, o en la contestadora automática, tienes que hacer algo con eso.

Ya había hablado del tono y la tonalidad, sin embargo quiero enfatizar en algunas cosas. Por un lado, cuando hagas tu llamada telefónica hazla de pie, es decir, no la hagas ni sentado, ni acostado, cuando la haces de pie mantienes un tono de voz más profundo. Puedes intentar haciendo el sonido “mmmm” con la boca cerrada, inténtalo hasta que tu voz pueda sonar bastante profunda. Y por último habla lentamente, haz pausas, cuando las personas hablan demasiado rápido parece que se sintieran inseguras de que les pongan la atención suficiente, además suenan nerviosos y poco trascendentales. Hablar lentamente es sinónimo de profundidad y de una mente clara y calmada. Prepara con anticipación lo que vas a decir, vocaliza muy bien para evitar tartamudear (no debo decirte lo terrible que sería eso).

4. Haz una charla corta que sea amena: Aunque la primera conversación debe ser corta, debes procurar que sea interesante. Evita los temas cliché como el clima, o la política, o las noticias del día, y enfócate en contar historias cortas de tu día. Debes cuidarte de no hablar mucho sobre ti mismo, para ello deberás engancharla en la charla haciéndole preguntas en lugar de permanecer solo respondiendo las preguntas que ella te envíe. Pregúntale sobre ella misma y sobre las cosas que realiza a diario, empieza a moverte de acuerdo a lo que ella te diga y a lo que te cause curiosidad. Como sabrás no tengo un guión preparado de antemano para una primera llamada, así que te recomiendo que simplemente reacciones con astucia a todas las cosas que vayan hablando, eso te hará mucho más espontáneo y evitará que suenes disperso si tu elaborado guión se viene abajo (que es lo que suele suceder).

5. Realiza referencias a la fecha en la cual se conocieron: Habla del lugar, de las personas con quién iban, si fue en una fiesta de lo intensa que estuvo, si fue en una reunión habla de lo que allí sucedió, se creativo y aprovecha cualquier situación interesante para mencionarla.

6. Muéstrate divertido: Personalmente estoy seguro que si haces que una mujer se ría en tu primera llamada telefónica tienes todo a tu favor, tienes un amplio horizonte que se despliega ante ti. Si, por el contrario, no la haces reír y la llamada adquiere un tono serio y formal de empleado funerario que llama a decir que las cenizas de tu abuela se las llevó el viento, los resultados serán desastrosos y ella jamás querrá volver a levantar el teléfono para escuchar tu agria y monótona conversación. Simplemente utiliza la ironía, exagera las cosas, malinterpreta algunas otras. No hagas chistes, solamente comentarios divertidos.

7. Proponle una fecha concreta para un encuentro cara a cara: Si la llamas DEBE SER porque tienes una clara idea de invitarla a salir, ya debes haber planeado una fecha, una hora y un lugar a donde quieres establecer contacto cara a cara. Recuerda el principio de mantener el balón en tu cancha, así que tú tienes que ser el que propone las condiciones y los detalles para el encuentro. Por favor no digas babosadas del tipo: “oye… y cuándo nos vemos”, o la aún más terrible y odiosa “oye… y cuándo te dejas ver”… y la más insegura “oye… tenemos que vernos un día de estos”. Por favor, tienes que tomar la iniciativa, mostrar que sabes para dónde vas y que tienes algo de creatividad.

Tienes que ser asertivo, pero también haber contemplado en tu mente un plan B, si ella no puede el día que le propones, o si no le gusta mucho el plan que sugieres, entonces propón una alternativa (si… una y solo una alternativa más). Si ella aún no puede o no le gusta, dile algo así como “Ok. Ok. Señorita “no me gustan los planes divertidos”, ¿quieres que te acompañe a misa de 6 el domingo en tu parroquia?”, luego ríete y añade “¿dime qué te gusta hacer?”. Conversa un poco sobre tus gustos, y sobre la marcha improvisa un nuevo horario. Si lo rechaza nuevamente dile “oye… la batería del teléfono está fallando, ya te vuelvo a llamar”.

Evidentemente no lo harás, ja!

8. Termina la charla una vez hayas concretado tu cita: No creas que necesitas seguir prolongando la conversación hasta el infinito. Claramente tu propósito con la llamada era concretar una siguiente salida, ya la has logrado, entonces TERMINA LA MALDITA CHARLA!!! Ya habrá tiempo suficiente para una charla profunda y variada cuando se vean cara a cara, no pretendas hacerte el interesante o disimules tu objetivo primario (la invitación). Entre más tiempo hables más probabilidades hay para que te equivoques. Termina cuando estés ganando. Siempre.

9. No caigas en la trampa de empezar a tratarla como un amigo: Se claro con tus intenciones. Si es una mujer que te interesa románticamente tienes que evitar entrar en demasiados detalles, hablar de relaciones pasadas, empezar a consolar mucho, volverte paño de lágrimas, perro faldero. Apreciados amigos, si lo hacen en la primera llamada telefónica están perdidos. Tampoco seas de los que ofrecen favores o cosas del estilo “claro… yo puedo ayudarte con esto o aquello”. No le sugieras salir con un grupo de amigos, evita salidas en días poco románticos como domingos, lunes y martes. También puedes ofrecerte a recogerla, esto no es necesitado, es caballeroso.

10. Evita dejar mensajes en la contestadora: Si ella no está en casa, no caigas en la trampa de dejar mensajes en la contestadora, si los dejas eso sonará a algo así como “oye soy un don nadie que llamó a una hora en que no estás y ese don nadie quiere hablar contigo, por favor quiero que sepas que yo, como quiera que me llame, te llamé y no estabas y entonces dejé este mensaje.” Piiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiiii. Suena tonto, ¿verdad? Entonces no lo hagas. No dejes mensajes si contesta su mamá, su abuela, su tía o doña Jertrudis la empleada, simplemente di que llamarás luego y que es de parte de un amigo.

Quiero agregar algo sobre los correos electrónicos, si le has pedido su mail, la idea es que el texto sea corto, al punto y que solicite que te conteste el correo. No te extiendas mucho, simplemente dile quién eres, dónde se conocieron, y que deseas llamarla, que por favor te responda con su número telefónico. No argumentes demasiado, no des muchas explicaciones. Corto y sencillo, no es cosa del otro mundo, no le estás escribiendo al presidente de Corea del Sur. No uses emoticons cada tres palabras, evita abreviaciones o cosas como “ke onda”, escribe las palabras completas y buena ortografía.

Si… lo se… lo se… la primera llamada es incómoda, esos pequeños procesos pueden ser realmente fastidiosos. Pero piensa algo, es un ejercicio de autonomía y de toma de iniciativa, piensa que conocer a una persona maravillosa, que te haga sentir bien y con quien disfrutes su compañía está más cerca de lo que crees, solamente tienes que marcar unos pocos dígitos en tu teléfono y aplicar lo que he dicho en este blog. Si lo miras detenidamente es más sencillo de lo que crees.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

viernes, 17 de agosto de 2007

Es posible enamorarse en tres minutos o menos

Los investigadores tienen buenas noticias en el campo del romance: puedes enamorarte en tres minutos… o menos.

Parece que el corazón quiere lo que el corazón quiere, y puede decidirlo en cuestión de pocos minutos, al menos eso afirman los psicólogos evolutivos de la universidad de Pennsylvania. Los investigadores reunieron datos procedentes de 10.526 participantes anónimos de HurryDate, una compañía que organiza sesiones de “Citas Rápidas”, y encontraron evidencias cómo se comportan las personas en esas situaciones.

Dicen los investigadores: “Algunas persona dicen que están buscando una cierta clase de persona, y luego eligen a otra. Otras personas dicen que nunca saben precisamente lo que están buscando. Pero nuestros hallazgos sugieren que, aunque sucede, las personas saben rápidamente cuando lo ven”, dicen el profesor Robert Kurzban.

“Las personas generalmente entienden su propio valor en el mercado de las citas, así que son capaces de juzgar la compatibilidad potencial en los momentos de conocer a otras personas”, añade Kurzban.

En cada reunión de citas rápidas, alrededor de 25 hombres y 25 mujeres interactúan unos con otros por cerca de 3 minutos. Al final de la sesión, cada participante indica cuál persona desearía conocer mutuamente, si la escogencia fue recíproca se suscita otro encuentro personal. HurryDate también recolecta información sobre los participantes, incluyendo edad, peso, educación, ingreso, comportamiento con la bebida y el cigarrillo, raza y religión. Para el estudio, HurryDate también reunió las respuestas a preguntas adicionales que tenían que responder los asistentes relacionadas con su la calificación de su propio atractivo y sexualidad.

Dicen los investigadores: “Aunque ellos tuvieron 3 minutos, la mayoría de los participantes hicieron su decisión con base en la información que ellos recibieron en los tres primeros segundos -y añade Kurzban- algo sorpresivo es que factores como la religión, la educación y el ingreso jugaron un papel muy pequeño en sus escogencias”.

La psicología a menudo ha entendido las relaciones como transacciones donde las personas escogen compañeros basados en las cualidades sustanciales que puede ofrecer, como poder y dinero. De acuerdo con Kurzban, los datos muestran que cuando las personas se conocen cara a cara, cosas como hábitos de fumar, y cuentas bancarias no parecen tener mucha influencia en las complejidades de la atracción.

“Las citas rápidas nos ofrecen a los psicólogos algo que rara vez obtenemos en investigaciones conductistas, una mirada sistemática al comportamiento original y genuino de las personas que escogen pareja”, dice Kurzban.

“Lo que hacen las personas resulta más importante para la psicología que lo que creen. En este caso de las citas rápidas, por estar expuestos a mayores consecuencias producto de una mala cita con alguien que puede parecer compatible en el papel, los participantes tienen más incentivos para seguir su corazón y sus deseos. El comportamiento, más que los reportes personales, nos dan una ventana más clara para entender el comportamiento psicológico subyacente en las citas”, afirmaron los investigadores.

Para concluir varias cosas de este estudio, que muestran algo que ya he evidenciado en otros artículos científicos:

1. La importancia de trabajar en Juego Interno y características de personalidad, eso es lo que va a hacer la diferencia cuando conozcas a una persona.

2. La atracción es cuestión de segundos, si se siente algo al inicio todo va bien. Incluso eso sustenta futuros estados de enamoramiento. Pilas que es importante saber que atracción es diferente a enamoramiento.

3. La atracción no es una elección, no escogemos quien nos atrae, no escogemos quien no nos atrae. Si… yo sé… a veces las personas racionalizan mucho… pero crear atracción consistente consiste en remover eso que se siente en lo profundo del ser, esas cosas “internas” que ni siquiera uno mismo sabe cómo explicar. Es allí donde se va tu trabajo.

Ya habíamos insistido en estos puntos, pero no sobra decirlo y repetirlo, y mostrar evidencias desde las ciencias sociales (si Sofía… las ciencias sociales).

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

domingo, 12 de agosto de 2007

Hacia Un Concepto De La Persistencia




Un rasgo característico de un hombre alfa es la persistencia. Es no rendirse ante el primer obstáculo, o negativa. Para mí este es uno de los rasgos principales de un seductor, porque la clave del éxito con las mujeres, en los negocios, en el control de peso es la PER-SIS-TEN-CIA.

Siempre necesitarás ser persistente si quieres triunfar y obtener cosas mejores en lo que haces. A veces tendrás que redefinir tus métodos e incluso tus metas sutilmente, pero si eres persistente serás una máquina imparable, una fuerza de la naturaleza que obtiene lo que se propone, tendrás lo que yo llamo PODER SIN LÍMITES.

Nunca deberías resignarte en la búsqueda de tus metas. Nunca deberías dejar de perseguir aquello con lo que sueñas, aquello que sabes que te dará satisfacción. El que fracasa es aquel que se da por vencido demasiado pronto.

Nunca renuncies.

Sin embargo, hay una situación en la cual te diré que es mejor que te rindas, en lugar de seguir adelante. Y es cuando quieres recuperar a una mujer cuando has actuado como un necesitado, predecible y aburrido. Siempre me llegan consultas sobre “cómo la vuelvo a atraer”. Lo peor es que no hay manera de regresarla a tu lado una vez que has fracasado y has cometido todos los errores que acá intento que evites. Ok. Ok. Quizá soy un poco radical, pero mi punto es que no deberías fijarte como propósito recuperarla, si cambias, y ella lo nota y cambia tu actitud hacía ti puede ser algo que suceda, sin embargo, puede y es lo más probable, que no suceda. Así que deberías salir más y hacer las cosas mejor con otras personas.

Los hombres detestamos cometer errores que no podemos arreglar o solucionar. Estoy seguro que en nuestra programación genética hay un deseo que nos mueve a hacer las cosas bien, que funcionen, y esto implica que cuando nos equivocamos en una relación, o algo salió mal y terminó, tenemos el fuerte deseo, incluso obsesión, por cambiar las cosas y arreglarlas. El problema es que nos bloqueamos, nos negamos a cerrar puertas y a cambio de eso obtenemos que no aprovechamos nuestro tiempo y fácilmente quedamos atascados, perdiendo oportunidades únicas y agazapados en un estado de tristeza y melancolía que nos arrebata planes, proyectos y metas.

No estoy ignorando que el corazón tiene sus razones, y que hay personas y relaciones demasiado "especiales", pero la vida es corta, el pasado es pasado, las personas cambian, y simplemente hay que vivir las cosas mientras duran. Lo más práctico y funcional (así no sea necesariamente lo más fácil) es ser práctico y seguir caminando.

Lo que he visto a través del coaching personal es que la dificultad de muchos hombres (también mujeres) es que si tratas de recuperar a una mujer, eso resulta al final en alejarla más lejos de ti. Podrías tener una mujer diferente con la que puedes tener algo a largo plazo comportándote de la forma indicada y aprendiendo de tus errores, usando el 10% de esfuerzo.

La televisión y sus telenovelas, o las comedias románticas de Hollywood nos han convencido de que podemos recuperar a una mujer persiguiéndolas con poemitas y flores, y llamadas para “estar pendientes de ellas”, y que ellas saldrán y nos darán un abrazo y un beso y dirán: “Ohhh… cómo pudimos estar así… tu me completas”. (Sí… Jerry Mcguirre te habló a ti) Dicho sea de paso puedo sentir como las lectoras de esta página piensan en este instante que soy un miserable, y que no entiendo nada de nada, y que estoy completamente loco y demente. Lo sé… lo sé… y no me interesa en lo más mínimo. Igual sé que tengo razón.

Lo que mi experiencia y mi observación me muestran es que cuando las mujeres vuelven a ti o retoman una relación es porque ELLAS MISMAS se dan cuenta POR SU PROPIA CUENTA de que es mejor volver o lo que sea, no porque tu las “convences”. Saben a qué me refiero…

Personalmente encuentro muy interesante que la mayoría de los hombres que quieren que una mujer regrese a ellos, lo hacen con el argumento de que “ella es tan especial”, “ella es la elegida”, “ella es la horma de mi zapato”, “éramos tan compatibles en todo”. Esta es una distorsión creada por el “la tuve, la perdí, ahora voy a castigarme en vez de avanzar”, un síndrome que sucede en cada relación que termina, en cada oportunidad perdida.

Y sí, no ignoro que volver a empezar es una de las cosas más jartas, porque esa persona mal que bien te entendía, conocía tu historia, tus mañas, te daba todo en el plano íntimo, y volver a empezar con una nueva mujer, contar otra vez las mismas historias que ya habías contado, y comenzar de cero es una de las cosas jartas de terminar.

Es como construir de nuevo una casa que un huracán se ha llevado, preferirías agarrar los tres ladrillitos que quedaron en pie y hacer de ellos tu sala, tu cocina y tu habitación, pero ya no es suficiente, es necesario empezar. Seguramente podrás hacer una nueva casa más resistente, más bonita y más cálida.

Un verdadero seductor sabe que la única manera de recuperar a una mujer es poniendo distancia entre ellos. ¿Por qué carajos funciona eso Naxos? Preguntarás mientras lees esto. Pues te daré algunos argumentos:

1. Si ella va a estar atraída hacia ti, es porque se da cuenta que no estás obsesionado con ella. Al retirarte y poner distancia, ella tendrá la oportunidad de preguntarse, “¿qué demonios está haciendo?”, “¿Con quién estará ahora?”, “¿Por qué no está insistiendo, ni persiguiendo, ni argumentando?” En el mejor de los casos le darás que pensar, y si no es así, pues no habrás perdido el tiempo.
2. Puedes aclarar tu mente del sinsentido de pensar que “ella es la elegida”, “ella es tan única y tan apropiada para mí” y bobadas de ese estilo. Únicamente alejándote y poniendo distancia podrás ver la Verdad, esto es, que ella es sólo UNA MUJER MÁS. Y que hay un billón y medio más de mujeres más en el planeta. Si algo es cierto, es que no hay escasez de mujeres en este planeta Tierra.

3. Actuarás mucho más confiadamente y, sobre todo, más coherentemente si tienes opciones. Un hombre que tiene opciones es aquel que se siente libre y confiado como para buscar lo que quiere, que es exigente, que no se conforma con lo primero que le hace ojitos, y que quiere las cosas completas y no simplemente aproximaciones parciales.
Dejando atrás a esa mujer, o a la relación anterior que fracaso, podrás capitalizar toda esa energía sexual y encauzarla en la búsqueda de nuevas experiencias.

Siendo así, entonces

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!
--------------------
Quiero darles las gracias a todos los asistentes al taller Los Fundamentos Del Seductor. Fue un éxito, y todos aprendimos muchas cosas muy interesantes. Gracias a los que vinieron, los llevo en mi corazón. Fue una experiencias especial. Tenemos muchas ideas para próximos eventos y ya vendrán muchos proyectos muy interesantes donde la comunidad que hemos soñado se hará realidad.

viernes, 10 de agosto de 2007

Coaching en Imagen


Parte de las sesiones de coaching que realizo consisten en hablar sinceramente de la importancia de la apariencia, así como del look actual que veo en esa persona. Tu apariencia puede ser definida como la manera visual en que regularmente te presentas a ti mismo frente al mundo. Esta forma está directamente conectada con la forma en que te ves a ti mismo.

Cuando trabajo con un cliente, trabajo a nivel externo, para ayudar a mostrar una apariencia fuerte y poderosa, moderna e interesante. Invierto un buen tiempo en ayudar a construir la imagen interna que debe corresponder a esa imagen externa que deseamos que se proyecte, la idea es que al finalizar el programa de coaching la persona sea capaz de sentirse mucho más confiado, y que esté absolutamente seguro que la imagen externa se corresponde con todas las potencialidades y recursos que hemos descubierto a través del Profundo Juego Interno.

Para mí no es suficiente con botar a la basura algo de ropa, sino que internamente se debe proyectar poder, frescura y dominio. He visto gente muy bien vestida, con ropa de marca y de moda, pero que se ve que les incomoda lo que llevan puesto, simplemente no les cuadra, es como si tuvieran la ropa prestada, quizá con algo más simple les iría mejor. Bueno, eso es lo que trato que evitar que suceda en mis sesiones uno a uno.

Hace poco, salí con un cliente y visitamos algunos de los buenos almacenes en Centro Andino (para quienes no sean de Colombia es uno de los grandes centros comerciales en la capital Bogotá). Le pedí que escogiera la ropa que quisiera llevar. Y lo hago porque considero que es importante indagar en la mente de la persona con quien trabajo y al pedirle que me señale la ropa que compraría o le gustaría ponerse puedo ver cosas que ni siquiera él mismo puede ver.

Él regresó con unos jeanes bastante modernos, unas camisetas, escogió unos tennis también y un par de cinturones con chapa ancha. Él sonrió pensando que había encontrado algo bueno.

Yo no pensaba igual.

Verás, muchos de nosotros no tenemos mucha imaginación que digamos, ni la suficiente confianza y conciencia para ser críticos cuando seleccionamos ropa para nuestro armario. Imagino que algunos de los que leen esto estarán pensando “hey Naxos, la ropa es lo de menos, por favor! Estoy leyendo este blog justamente porque quiero conquistar a las mujeres con lo que digo, no con lo que me pongo.” Bien, es cierto en alguna forma, pero de otra parte considero que estás bastante desenfocado.

Déjame decirte algo, la apariencia no importa, pero TU apariencia sí importa. La apariencia es lo que los genes han transmitido en nosotros, y sobre los cuales no tenemos ninguna capacidad de influir. Algunos son más bendecidos, la gran mayoría son promedio, y algunos otros parece que fueron la consecuencia de alguna indigestión de los dioses. He visto muchos hombres muy bien parecidos que pasan muchos trabajos con las mujeres, y he conocido otros, casi nada atractivos, que las atraen como miel a las abejas. Éstos últimos tienen un éxito masivo porque entienden lo que es bueno en ellos, lo que deben resaltar y son maestros en presentarse a los demás de una manera atractiva.

Nuestra apariencia es la representación directa de cómo pensamos/sentimos/vemos nosotros mismos. Todos hemos estado ante presencias poderosas, personas que llegan a un sitio, habitación, restaurante, lo que sea, y su apariencia irradia poder y éxito. Uno nota a estas personas instantáneamente, la razón es que su apariencia funciona para él. Lo que ésta persona es, y la manera en que se presentan está en perfecta sincronía.

Ahora, a la inversa, seguro has visto también a personas que simplemente no resaltan, son del montón, pareciera que están sumergidos en medio de esa gran masa de lo llamado “común y corriente”, incluso pueden vestir bien, y de marca, pero simplemente hay algo que hace que no llamen la atención. Estas personas quizá piensan que visten bien, y es mi responsabilidad en esos casos decirles las cosas que no funcionan.

Una y otra vez conozco personas que son simplemente grandiosas y poderosas, gente de la cual quiero rodearme, son exitosos en su vida personal, con todas las dimensiones de su ser en balance, con sus necesidades satisfechas y existencias plenas, pero les falta una manera poderosa de transmitir eso, y me doy cuenta que son personas valiosas porque me tomo el trabajo de ser profundo e ir más allá de las apariencias y hablar con estas personas. No todo el mundo es profundo, lo cual no es bueno ni malo, de hecho hay personas que viven a mil por hora y lo que entra por sus ojos es lo que importa. En este punto, quiero decirte, que si no eres efectivo vas a perder oportunidades, a todo nivel.

No estoy diciendo que lo que tienes en tu guarda ropa sea lo que determina lo que eres, o cómo te sientes contigo mismo. No. Lo quiero decir es que las elecciones que haces en tu apariencia le dicen al mundo cómo te ves a ti mismo, y cómo te sientes sobre ti mismo. Tu apariencia transmite un mensaje, claro y elocuente. Y las personas buscan congruencia, es como cuando vas a un funeral vestido de blanco, o de rojo, las personas esperan que si estás de luto vayas vestido de negro. Las personas tienen una imagen del éxito, y desean ver que si alguien es exitoso se refleje en ese imaginario de la apariencia de una persona exitosa.

Devolvámonos a mi historia, empecé a hacerle preguntas a mi cliente. Sus respuestas me decían que él se veía como un “tipo normal”. He escuchado esto muchas veces con mis clientes de coaching que necesitan asesoría de imagen. Y lo que he descubierto es que a veces han perdido el sentido de “unicidad”, de “exclusividad”, el sentido de diferenciación de los demás, el sentido de propósito en sus vidas. Parte de las cosas que me gustan de lo que hago y de la vida que tengo es que puedo contribuir a que ellos vean más allá de lo que están acostumbrados a ver, de lo que el espejo les muestra todos los días, les doy nuevos ojos para que se vean, logro que vayan más allá de esa pequeña caja que ellos han llamado “mi mundo y mis cosas” y les muestro que esa caja esta pequeña y que viven estrechos en ella.

Y lo que hago lo hago porque yo mismo tuve que hacerlo. Porque mi apariencia decía muchas cosas equivocadas de lo que yo era. Así que si quería tener más éxito con las mujeres y con todas las dimensiones de mi vida tendría que hacer un cambio radical. Y lo hice. Y mi vida jamás fue la misma. Podía transmitir lo que quería en cuestión de segundos y no tener que esperar a que las personas se dignaran conocerme a profundidad para que vieran que era mucho más de lo que mostraba en mi exterior.

Luego de aprender lo importante que era el mensaje que transmitía mi apariencia empecé a generarles una poderosa imagen inicial, la sensación de curiosidad por conocerme y luego iba llenando esa inicial imagen poderosa con todos los matices que tiene mi personalidad y ser justamente la persona que soy. Antes, por el contrario, muchas personas me clasificaban como alguien “muy normalito” y “de bajo perfil”, es decir, “uno más”, cuando eres así no suscitas curiosidad, sino eres predecible, la gente te mete dentro de cualquier cajón que se les antoje (hippie, nerd, intelectual), y ya con eso se evitan el trabajo de conocerte. Para qué conocerte si ya han visto miles como tú.

Si quieres tener relaciones impresionantes con las mujeres, si quieres atraer mujeres que valgan la pena tanto por fuera como por dentro, debes empezar a organizar tu vida. Y una de las cosas críticas es construir una apariencia que funcione para ti, y dejar atrás la apariencia “promedio” que sólo ayuda a que te distancies.

Al finalizar la sesión, mi cliente estaba sorprendido, aterrado y en shock. Instantáneamente pudo sentirse más confiado, capto los mensajes que estaba transmitiendo y los que debería transmitir. Es más, nos tomamos el trabajo de buscar algo de opinión femenina (e indirectamente mi cliente sacó un par de números de teléfono). En esa sesión aprendimos que sentirse bien y aparecer bien van de la mano.

En mis sesiones de coaching tengo una serie de ejercicios que están diseñados para ayudar a que las personas se vean mejor, tengan sentimientos más positivos hacía sí mismos y descubran la luz poderosa que hay por ahí en su interior. Ayudo a crear una apariencia que ajuste perfectamente con su estilo de vida habitual, y que amplifique las grandes características y recursos que hemos descubierto.

Mi responsabilidad como coach es tomar lo que eres hoy y lo que deseas de la vida y expandirlo, ensancharlo y mostrárselo al mundo. La última cosa que desearía hacer es construir una apariencia y un estilo de vida pero que sea totalmente incompatible con lo que una persona es y desea. Llegar a ser seductor, y por ende, atractivo, significa ser autónomo.

La idea es que mires a profundidad, que trates de asesorarte por alguien diferente a tus amigos, o la gente que está acostumbrada a verte, para ellos siempre estarás bien, y si sugieren cambios siempre estarán sesgados. Si eres un tipo corporativo, con un negocio exitoso, la última cosa que deberías hacer es comenzar a vestir de forma desestructurada, jeanes caidos, cachuchas al revés y un montón de cadenas a tu alrededor.

Debes comenzar desde adentro, y aprender de ti como individuo, entender lo que quieres en los planos más profundos y en los más superficiales de la vida, establecer tu estilo de vida, ajustarlo si es necesario (a veces nuestro estilo de vida no permite que estén satisfechas todas nuestras necesidades, por ejemplo, un adicto al trabajo solo vive para trabajar y se excusa en ello para no tener vida social, lo cual también afecta su dimensión emocional), debes analizar tu carrera profesional, tu trabajo, historia de vida, lo que no te gusta, lo que odias. Con todo eso, tu meta debe ser (y mi meta cuando trabajo eso en coaching) convertirte en el tipo más genial en tu círculo social, que entiende lo que es, y cómo presentarse a sí mismo de una manera que acentúa lo mejor que tiene. Presentarte como alguien que destaca y sobresale.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

miércoles, 8 de agosto de 2007

Consulta: Superando La Manipulación Sexual


I'm Sexyback!!!

Regresé de mi viaje más peligroso que nunca...
Comenzamos directamente con una consulta que me llega a mi correo:

Maestro Naxos, estoy en una situación que me tiene muy incómodo.Tengo una relación estable desde hace casi cinco meses. Estoy con una mujer hermosa y exitosa, pero se ha vuelto demasiado demandante, nos mantenemos en un ritmo social desgastante y mis finanzas están a punto de colapsar, además cuando me niego a salir o cuando no le hago un favor siempre me dice que no va a hacer el amor conmigo, y de hecho, cuando la busco se rehusa, y puede durar hasta dos semanas sin que tengamos sexo. ¿Es normal lo que sucede? Por favor dime tu punto de vista, lo agradeceré infinitamente.
Mi comentario:

Hoy quiero empezar mi comentario con unas preguntas que quiero que ustedes se respondan antes de continuar con el resto de la consulta:

* ¿Estás de acuerdo en salir con la mujer que te gusta a ópera, teatro, cine, rumba o la actividad que sea, incluso cuando no es tu plan favorito, de hecho lo detestas en alguna medida, y además teniendo en cuenta que ella nunca es recíproca en ir a los eventos que a ti te gustan?

* ¿Siempre corres con el 100% de los gastos en cualquier tipo de salida, evento, reunión, aún cuando sabes que ella también trabaja y tiene un buen ingreso?

* ¿Das detalles y obsequios aún cuando ella no te los da a ti?

* ¿De repente te encuentras cambiando tus hábitos, tu ropa, corte de cabello, y maneras sólo para complacer sus demandas?

* ¿Te mantienes llamándola y ella no devuelve tus llamadas o se mantiene no disponible?

* ¿Actúas como su consejero puerta a puerta en cualquier problema, con satisfacción garantizada, y cuando estás necesitando un consejo u opinión extrañamente te dice algo como para salir del paso?

Si has respondido que sí a alguna de estas preguntas, entonces estás siendo víctima de la manipulación sexual. Y estás actuando por un principio de temor, el cual consiste en que si no satisfaces sus demandas ella dejará de tener sexo contigo.

Quiero que una cosa quede clara acá, y es que SEXO=PODER.

Admitamos algo sinceramente, y es que las mujeres están en completo control del campo sexual. Ellas están perfectamente conscientes de que la apariencia física (cara, senos, trasero) es una droga irresistible para los hombres. También saben que la lujuria puede nublar la visión de un hombre y alejarlo de la razón. Ellas saben que lo que más deseamos es sexo y que haríamos cualquier cosa –incluso cosas que van en contra de nuestros deseos y personalidad- para conseguirlo.

Las mujeres saben perfectamente que pueden convertir a cualquier macho man en una mascota faldera fiel sólo con un secreto y húmedo susurro a sus oídos. También saben que pueden manipular a un hombre para que gaste una fortuna en ellas con tan solo un roce de su lengua en los labios.

Es un poder asombroso, para ser sinceros. Es una fuerza de la naturaleza. Las mujeres son expertas administrando ese poder. Personalmente creo que el sexo debería ser un lazo íntimo entre dos personas iguales, pero para algunas mujeres el sexo se convierte en una herramienta, en un medio, y proceden a volver adictos a los hombres a sus atributos, y los utilizan para obtener lo que desean y para castigar cuando tienen un no por respuesta.

Estas mujeres son las maestras en el arte de la manipulación sexual.

Las herramientas que utilizan estas manipuladoras son la seducción, el halago, la decepción, la evasión, la no disponibilidad, usan la manipulación emocional y son expertas en hacerse las víctimas. No se entregan emocionalmente, lo único que hacen es fingir entrega para obtener beneficios de poder, status o control sobre un hombre.

No quiero decir que los hombres seamos unos santos, pero sí quiero advertir si estás cayendo en una relación que te está manipulando a través del sexo. He visto hombres hacer toda clase de locuras por una mujer atractiva, y veo a esta mujer atractiva mirar con deseo a otros hombres diferentes, cuando el explotado de turno se descuida.

Muchas veces cuando un hombre cede por lujuria su poder masculino, ellas los llaman “caballeros”, lo que para mí traduce: “imbéciles manipulados que hacen exactamente lo que se les pide”.

Es una historia trágica.

De hecho, es una verdadera desgracia.

Sin embargo, y como buena noticia, hay una solución: detenla y no dejes que siga con eso. Tienes que empezar a hacer algo que se llama “poner límites”. Y acá te voy a dar unas cuantas claves para ello:

1. Se honesto contigo mismo: No te mientas más, y si detectas el problema y crees que lo mejor es alejarte no lo pienses dos veces y pon tierra de por medio.

2. No sigas pagándole cosas: Financiar su vida social sólo la autoriza para que siga en el círculo vicioso de la manipulación sexual, simplemente cuando no hagas lo que ella quiere te cortará los servicios.

3. Pon limites en la cama: Rompe la cadena del control que ella ha puesto sobre ti. Insiste en un compañerismo recíproco y equitativo, donde el sexo lo deciden tanto ella como tú, de una manera en la que ambos obtienen una intimidad poderosa y placentera.

4. Prepárate para perder: Arriésgate a perder. Cuando la detengas y desenmascares su manipulación, lo más probable es que ella te corte definitivamente, te haga una pataleta, niegue todos tus argumentos, te los devuelva diciéndote que eres un enfermo que siempre quiere sexo, entre otras cosas. Lo más seguro es que se aleje y se consiga otro idiota (lo siento… ) que haga lo mismo que tu ya no haces. ¡Lo que no sirve que no estorbe!

5. Aléjate: Ésta es tu última defensa. Rehúsate a seguir siendo manipulado. Afírmate y visualízate como un macho alfa que cree que es posible tener una relación sana y estable con una mujer que está en sus cinco sentidos. Encontrarás a alguien mejor, te lo garantizo.

Ahora bien, supongo que preguntarás ahora cómo no caer en esa misma trampa otra vez. Pues bien, yo creo que el sexo debe ser algo recíproco y constructivo, para lograr ello yo tengo unas cuentas claves que seguro serán de gran ayuda para manejar la intimidad con tu pareja:

1. Hazla sentir sexy: Algo tan simple como un cumplido por la manera en que se arregla, o por lo hermosa que está.

2. Dale besos sin razón: A veces iniciamos con besos esperando el premio mayor, el sexo. Así que de vez en cuando la puedes atacar a besos, pero sin meter mano y sin insinuar que pasen a ligas mayores. Demuestras con ello control y que también te gustan sus besos por sí mismos. Bésala con pasión pero no intentes hacerle el amor. Con ello aumentarás su curiosidad sexual y su deseo te enviará fuertes señales para la próxima vez que busques sexo.

3. Hablen de sus fantasías: Incluso sin llegar a la acción, puedes comenzar a hablar con ella sobre sus deseos en materia sexual, zonas erógenas, etc. El orgasmo femenino comienza en su CEREBRO, y si logras hacerle el amor esa parte de su cuerpo, tendrás garantizado darle un placer poderoso, único y cien por ciento repetible.

4. Deja de saltar encima cada vez que ella esté excitada: Conductas como la manipulación sexual se deben en general a falta de control de impulsos y de autodisciplina por parte de nosotros los hombres. Si sigues sin controlar tu deseo perderás el control, como te he mostrado puedes hacer cosas excitantes sin llegar hasta el final del sexo.

La clave para que ella desee más sexo contigo es que aprendas a controlar tus propios deseos.

¡Que comience la cacería!

Hasta la próxima!
-------------------
*La foto es de la modelo británica Lucy Pinder.

viernes, 3 de agosto de 2007

Sexo: Miedo A La Intimidad


Busco mi piedra filosofal,
en los siete locos en el mar.
En el cadáver exquisito no tener piedad,

en la quinta esencia de la música.


Fito Paez.


- ¿Cuál es tu sueño, aquello que desearías llegar a ser si pudieras? –Me preguntó ella… buscaba ser profunda…

- Me gustaría ser un vampiro –contesté muy seriamente mirándola a sus ojos azules, y añadí- tendría 453 años y tu serías mi próxima víctima.

Ella sonrió. Y siguiéndome la corriente me preguntó:

- ¿Por qué un vampiro?

Suspiré, reflexionando un poco en mi respuesta, y le contesté:

-Porque iría por la vida bebiendo de las mujeres que me gustan… hasta dejarlas con una sed insaciable… sería su compañía de noche pero nunca verían mi rostro en el día. Mientras todos duermen, las haría mías, y mientras yo duermo ellas harían su ruidosa vida: ocupada en cavar tumbas, hacer velorios y enterrarse mutuamente. Esa no sería mi vida! Bebería sangre sin saciarme, y luego quizá las vería morir mientras las abrazo.

Ella quedó sin palabras. Y pude ver esa misma mirada que he visto en tantas mujeres, esa mirada que pregunta cómo soy en realidad, qué escondo, esa mirada que intenta analizarme… ni siquiera parpadeaba.

La noche me mostró que mi improvisada historia tuvo más éxito de lo que hubiera imaginado.

Bebí hasta saciarme.

Y la verdad es que no estaba improvisando del todo...

Aún sigo pretendiendo quererlo todo cuando en realidad lo que quiero es realmente muy poco.

Aún sigo pretendiendo que quiero quedarme más, cuando lo que quiero es huir… escondido en la complicidad de la luna cuarto creciente.

Ella no lo sabría, pero sería la última vez que iba a verla. Ya estaba saciado… Mi búsqueda iría a otros tiempos, a mujeres de distintas épocas, a otras mujeres detenidas en su pasado, a otras que debieron haber nacido mucho tiempo después y no en una época tan hipócrita como esta. Mis colmillos afilados irían al cuerpo de mujeres libres, tambien al de mujeres encadenadas y aprisionadas por sus propios grilletes de miedos y falsa cortesía.

Mi oscura capa las liberaría un momento, les daría la locura y extravagancia pálida que siempre habían fantaseado. Luego su conciencia les reclamaría el porqué se dieron a beber tan complacientemente.

La luz del Sol les dejaría ver con claridad las huellas de mis mordidas, las magulladuras de la pasión. Mis manos son sutiles, pero tocan una y otra… y otra… y otra vez…

Soy la enfermedad y también soy la cura…

Soy la tentación y soy el pecado...

Soy el crimer y también tu venganza...

Sin embargo, a ella no le di a beber de mí. No le di el regalo de la inmortalidad, de tenerme en alma y corazón... si es que todo aquello existe.

Mis labios no consiguieron enviciarse a su sangre.

No.

Ella aún no se lo había ganado...
----------------------------------
Sin más desvarios... comencemos con el tema....
Los hombres desearíamos encontrar más mujeres que inicien el sexo por iniciativa propia, y que fueran totalmente complacientes a nuestros deseos. Hombres y mujeres frecuentemente tenemos discrepancias en torno al deseo sexual, la razón a mi modo de ver es que el deseo masculino es más robusto… es más espontáneo, mientras que el deseo femenino es más variable y más dependiente del ambiente, puede llegar a ser más emocional, más reflexivo… incluso más comprometido.

Los hombres somos más básicos, las mujeres más complejas. Pero incluso nuestros básicos deseos muchas veces no son contenidos, o al menos, tardan en ser contenidos. El conflicto básico entre hombres y mujeres, sexualmente hablando, es que los hombres son como bomberos, mientras que las mujeres son como fuego. Para nosotros el sexo es una emergencia, y no importa lo que ellas digan o hagan, podemos estar listos en dos minutos. Para las mujeres, en cambio, al ser como fuego son muy excitantes, pero las condiciones deben ser propicias para que el fuego se encienda.

La pregunta es: ¿Cómo motivo sexualmente a una mujer que deseo? Y es que he encontrado en muchas mujeres que existe un miedo a la intimidad. Pueden ser confiadas, bellas, hermosas, con grandes atributos, incluso te das besos con ellas, pero llega un punto donde se vuelven tímidas, y no quieren acercarse más. Puedes ver en ellas el deseo, pero hay algo que las detiene. Esas actitudes nos dejan desconcertados, preguntándonos qué pasó. Personalmente creo que en general este miedo a la intimidad tiene explicaciones, y en muchos casos, es posible sobreponerse a esta ansiedad que genera la sexualidad.

En primer lugar puede existir una pobre imagen corporal en ella. Puede que se sienta insegura de alguna parte de su cuerpo, de su trasero, de sus senos, de sus piernas, lo que sea… Y en este caso hay dos tipos de mujeres: las que hacen algo por mejorar aquello que no las satisface de sí mismas, y las que se sienten víctimas de su cuerpo, y que no hacen sino quejarse y preguntarte si les cambiarías algo a su anatomía. Las mujeres en este caso temen que tu las juzgues por su imperfección.

Superar este complejo tiene dificultades, personalmente pienso que sentirte bien con lo que eres y con tu cuerpo es un prerrequisito para poder tener una relación completa y constructiva con otra persona. Sin embargo, es posible hacer algunas cosas para hacerla sentir cómoda. Si para ti ella es sexy tienes que hacérselo saber, tienes que decirle que se ve bien en su ropa, también puedes tocarla y hacerle saber que ves más allá de todo lo que a ella no le gusta. Puedes intentar una aproximación y apagar las luces, o bajarlas un poco, y mientras estás con ella hazle saber que es para ti es bella.

En segundo lugar puede haber inexperiencia. Quizá haya tenido pocos amantes, o quizá su experiencia ha sido poca en el campo sexual, relaciones cortas o algunas largas bastante monótonas en la cama. Quizá ha estado con la misma persona por años, y la sola idea de estar con otra persona, nueva y diferente, aunque la excita también la llena de miedo.

Como quiera que sea, la idea es que te muevas muy lentamente y que construyas mucha confianza (ojo, pero tienes que conseguir besarla, no caigas en ser su amigo, que ella sepa para dónde vas). Una vez que has sido un poco paciente, puedes hacer tu primer movimiento. Recuerda guiarla por el camino, y empezar con aproximaciones sutiles: toques suaves, en algún otro momento toques más atrevidos, luego pasar a algo de desnudez parcial. Con una mezcla de confianza y aproximaciones parciales podrás llevarla a que se atreva más. Siempre dialoga con ella.

Siempre se honesto!

En tercer lugar ella puede tener el corazón roto, y puede estar involucrada en un proceso de duelo por una relación perdida, dañada o simplemente abandonada. Quizá fue engañada, quizá fue tratada injustamente, o quizá la vida los separó aunque se querían (como he dicho el amor, o lo que sea que eso signifique nunca es suficiente). Esta situación es bien complicada porque estas mujeres están en estado de AUTO-PROTECCIÓN, y solamente lo que yo llamo un Hombre-Aleluya puede salvarlas de ese estado. Es casi un milagro que eso suceda (Pero sucede… ja! Y no sería lógico que yo les estuviera enseñado a ser Maestros sino fuera posible hacer que incluso los muertos resuciten).

El problema radica es que si tratas de forzar las cosas no tendrás sino el efecto contrario. Si estás seguro que lo que deseas es lidiar con eso, tienes que alentarla a hablar acerca de su pasado contigo, nuevamente te advierto para que esto tenga alguna probabilidad de éxito ya habrás que haber tenido algún tipo de acercamiento a ella, besos… o algo así. De lo contrario créeme que estarás comprando tu boleta al tan famoso Proyecto Mascota. Recuerda: NUNCA NEGOCIES CONTRA TI MISMO.

Para concluir el tema, quiero decir que para las mujeres que temen la intimidad, y que no hacen otra cosa que posponerla, lo más importante es la confianza y la honestidad que puedas transmitir. En el fondo, todos queremos ser comprendidos, nadie quiere ser psicoanalizado por su propia pareja, saben de lo que hablo… Nunca seas su terapeuta. Nunca caigas en ese ingrato juego.

Por último no desestimes la posibilidad de que no tenga ese tipo de interés sexual en ti. Puede que exista miedo a la intimidad, pero debes asegurarte de que te desee. Si no hay deseo tienes que pensar en algo para suscitarlo. Si no aparece, ¡retírate! Recuerda que a veces hasta las mascotas reciben besos, y besos con lengua y todo. Hay ciertas mascotas que no solamente se abrazan. Así que discrimina muy bien, y obedece a tus sentimientos, si sientes que su rechazo va más allá del temor a la intimidad, pon las cosas claras, y si el asunto no te satisface, aléjate. Corre lejos, empieza otro asunto. No te conviertas en su personal perro chihuahua que puede hablar y escuchar.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

-------

Post Data: Me voy fuera de la ciudad a descansar. Volveré el miércoles... Saciado...