martes, 29 de enero de 2008

Claves para una primera llamada telefónica


Recuerdo una vez que estaba buscando algo de inspiración, hoy día las ideas no es algo que encuentres en el supermercado, o a la vuelta de la esquina, es algo que tienes que buscar, perseguir y retarte, ser creativo es cuestión de retos, de pensar en cómo hacer las cosas diferentes. Volviendo a mi día en búsqueda de inspiración, recuerdo que hice muchas cosas que no funcionaron, puse música, salí al parque, hice algo de ejercicio, vi la televisión, el internet, y era cómo si algo no quisiera funcionar, como que se resiste a avanzar, como cuando tú sientes que estás frenado, que la vida pasa y tú te mantienes igual. Estaba bastante inquieto y preguntándome a mí mismo qué estaba pasándome. De repente descubrí que muchas veces no hay que buscar las cosas o perseguirlas, sino simplemente fluir, cuando dejé de pensar en que TENÍA que ser creativo, empecé a imaginar una gran cantidad de posibilidades, como cuando empiezas a entrar en un nuevo estado de conciencia y empiezas a ver imágenes claras, sonidos fuertes, sensaciones de tranquilidad y de paz, inmediatamente empecé a solucionar problemas y asuntos, y descubrir que lo que sí TIENES que hacer es actuar, dejar de pensar tanto y empezar a hacer las cosas que quieres, hablar, salir, y es que empiezas a sentir que tu inconsciente está de acuerdo, y fluye, y hace los ajustes necesarios para empezar a cambiar, a ser mejor, a crear, a actuar. Ahora!

------------------------

Es un hecho comprobado que a las mujeres les encanta hablar por teléfono. Para ellas pasar horas en él representa el equivalente masculino de jugar billar con los amigos. Para nosotros los hombres el teléfono es un alienígena, un elemento extraño y un tanto esquivo, buscamos hablar brevemente, e incluso desconocemos cualquier regla si requerimos hablar por teléfono con una mujer: cuando tenemos que hacer una llamada nos sentimos como pez fuera del agua, nos falta el oxígeno, nos volvemos torpes, incluso la probabilidad de una salida o un encuentro muere en la primera llamada telefónica que realizamos.

Sin embargo para tener una cita tenemos que hacer llamadas telefónicas.

Así es la vida y así es el juego de la seducción: tenemos que utilizar el teléfono. Hace casi un año traté el tema por primera vez, pero hoy ha llegado el momento de tratarlo con un poco más de profundidad y de actualizar los conocimientos.

Te daré algunas observaciones para que tengas en cuenta a la hora de hablar por teléfono, para que tus llamadas sean efectivas, eficaces y te acerques a tu objetivo, ya sea una salida o simplemente conversar un rato.

1. Espera dos días para llamar: La primera cosa que debes observar es el asunto del tiempo y del momento, el timing, como dicen los anglosajones, y que consiste en saber cuánto es el momento adecuado para hacer tu llamada telefónica. Si has leído este blog ya sabrás algo: llamar demasiado pronto sólo muestra desesperación, llamar demasiado rápido sólo llevará a que ella ya haya olvidado que te había visto, y conduce a que hayas enfriado el contexto donde se conocieron.

Si apenas has conseguido el teléfono, debes esperar al menos dos días para hacer tu llamada. No cometas el error de llamarla al día siguiente sólo para darle a entender que estás demasiado interesado como para esperar un poco más, o como para que ella no piense que tienes una vida. Si esperas más quizá tendrás que volverle a contar dónde fue que se conocieron, refrescarle la memoria y cosas por el estilo.

Una vez que has entrado dentro del juego de las citas, esta regla puede volverse más flexible. Después de una cita, siempre llama dentro de los dos días siguientes (48 horas, si lo prefieres de esta manera), y esa llamada no tiene que ser necesariamente para proponer otro encuentro, simplemente puedes hablar con ella. Llamar sin un propósito de salida puede ayudar a incrementar su interés.

2. La llamada debe tener razones: Siempre, léelo bien, siempre, deberás tener una razón para llamarla. A las mujeres les encanta sentarse al teléfono y hablar por horas, pero eso deben hacerlo con sus amigas, no contigo. Llámala con un propósito en mente, simplemente puede ser para hablar de un tema, para pedir un favor, para invitarla a salir, para hablar de algo concreto y específico. Por supuesto, luego la conversación puede tomar el rumbo que desees, pero nunca dejes que ella se vaya por la tangente, debes mantener y conservar el marco de tu charla y de tu tema, si ella se mueve hazlo con ella, pero nunca permitas que la charla se vaya a terrenos donde no hay tema, pues es fácil que se desgaste y que asocie ese “no tema” contigo y por lo tanto quedes etiquetado como aburrido.

Después de varias salidas las llamadas telefónicas pueden convertirse en algo más espontáneo, debes asegurarte de tener tema pero no ser tan rígido, sino que puedes moverte de un lado a otro con total libertad. Ante todo deberás evitar esas conversaciones donde se dice algo así como “Hola, qué mas, bien, y… ¿entonces? Ahh bueno”. Charlas de este estilo realmente destruyen las posibilidades de seducir. En general puedes hablar de tu día, de cómo van tus proyectos, de lo que has visto por ahí, de alguna noticia relevante, siempre haz que el tema de una conversación fluya con facilidad y que no debas esforzarte tanto. Recuerda algo: hablar con esa persona que tanto te gusta debería ser un placer, algo agradable por hacer, algo que te parezca entretenido, incluso de lo cual puedas aprender… sí… aprender de ella.

Nunca digas cosas ridículas como “llamé para escuchar tu voz”, o “llamé para que me alegres el día.” Aunque tengas buenas intenciones para ello, no sobrevivirás pues mostrarás que no te diferencias del resto que le pone una alfombra roja a sus pies.

Cuando la llames no hables con ella como si estuvieras hablando con uno de tus amigotes, no le digas cosas como “Cerveza. A las diez. Nos vemos”. Las mujeres necesitan un poco de sustancia en las conversaciones, no puedes ser tan plano como eres cuando llamas a un amigo tuyo.

Evita temas como el clima, la política o relaciones pasadas, enfócate en temas que puedan ser interesantes para los dos, evita hablar demasiado sobre ti mismo

3. Haz tu llamada breve: Así que además de tener un tema o un motivo para llamar, debes tener clara conciencia de que tu llamada no debe durar demasiado. Hablar por teléfono no cuenta como una cita, es la manera o el mecanismo para concertar una! Piensa que la llamada telefónica es algo así como un “calentamiento para la cita”. Ella querrá estar pegada al teléfono la mayor parte del tiempo, e incluso hablar contigo temas de toda índole, así que dile que todo ello te parece mejor hablarlo en persona, y deja el suspenso para cuando se vean. Lo bueno, si es corto, es dos veces bueno.

4. Déjale tener su espacio: Aunque tú sabes a dónde quieres ir con la conversación, no “domines” la conversación, no debes parecer que sólo quieres hablar de tus temas y en tus términos, déjala hablar, muestra interés por sus asuntos, dale su espacio para expresarse y para que tu también puedas conocerla mejor.

Piensa en esto: ¿Qué tal que al hacer la llamada telefónica descubres que esa mujer que te había gustado no comparte elementos esenciales para ti? ¿Qué tal que en vez de perder tu tiempo descubres que no vale la pena concretar un encuentro con ella? Pues bien, ahora puedes imaginar lo importante que es una llamada telefónica previa a un encuentro. Y en este punto te repito algo: recuerda que TÚ también tienes el poder de escoger. No olvides que la seducción no es un asunto de hacer casting para ver cómo es que tú le pareces a ella, sino que tú también debes ver si ella te conviene.

5. No exageres: El humor siempre es bueno, pero no exageres hasta parecer un payaso. Tampoco seas de los que te quejes de tu trabajo, de tu vida, de no tener trabajo, de estar enfermo, del tráfico de la ciudad, esos temas son para los amigos, uno no debería hacer de una conversación (telefónica o presencial) un memorial de quejas, reclamos e insatisfacciones, si necesitas expresar tus problemas espera hasta tener una relación o hazlo con un(a) amigo(a).

6. Termina la llamada primero: Esto aplica sobre todo para las primeras llamadas telefónicas, cuando aún se están conociendo y concretando los primeros esfuerzos. No seas muy brusco, solamente deja las cosas en un punto para continuarlas cuando se vean en persona. Es una buena estrategia decirle a ella al iniciar la llamada que ésta será breve, así que debes tener lista la manera de terminar, puedes decirle “Ok, te dejo trabajar, yo tengo que hacer x o y cosa”, o “Fulanita, ha sido una charla muy interesante pero tengo que dejarte, tengo que hacer x o y cosa.” Y listo, terminar una charla no debería tener ningún misterio.

Quiero recordarte una ecuación: En general, las mujeres adoran hablar horas por teléfono con sus amigos, si tú hablas horas por teléfono, entonces ella te considerará como un amigo. Sabes lo horrible que es eso.

Y por favor, por favor… no caigas en ese jueguito del “cuelga tú… no cuelga tú.” Sólo dile “Ok”, y cuelga!

7. Sobre dejar mensajes: Si por desgracia te contesta una maquina o su celular suena hasta que te deja con el correo de voz, no deberías dejar un mensaje en tu primera llamada. Espera un día para evitar parecer desesperado, no seas de los que llama a su celular 10 veces en una mañana, lo que harás es que al siguiente día dejarás un mensaje, corto y seguro, no intentes parecer gracioso porque no podrás transmitirlo en tu mensaje. No pienses mucho en lo que deberías decir, sólo habla normalmente, y no le pidas que te devuelva la llamada, porque te pondrá a esperar y porque no hay muchas razones como para que una mujer invierta una llamada en un “desconocido.”

8. Llama en la noche: Como casi todos nosotros ella seguramente trabaja en el día, en la noche es el momento preciso en que ella pueda tener un poco de tiempo para invertir en tu llamada. Llama luego de las 8 pm, para evitar interrumpir su cena, y antes de las 10:00 pm para evitar despertarla en el caso de que haya tenido un día pesado o acostumbre a acostarse temprano.

9. Llámala desde un sitio cómodo: Cuando tú estás cómodo y tranquilo se nota en tu voz, evita llamarla desde la oficina, o cuando estás manejando, o desde la sala de tu casa donde está tu abuelita tomando té. Llámala desde aquel sitio donde te sientes tranquilo, relajado y seguro.

10. Cuida de tu voz: A las mujeres les agradan los hombres confiados, seguros de sí mismos, firmes y frescos. ¿Eres de los que odia su voz cuando la oyes en la contestadora? Ya he hablado de esto en otro post, pero lo que puedes hacer es hablar despacio, aclarar tu garganta antes de llamar y hablar de pie pues estando parado tu voz sonará más grave.

Seguro estos elementos harán que tu conversación sea entretenida, divertida, inteligente y que puedas acercarte para conocer mejor a esa mujer que te gusta.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

viernes, 18 de enero de 2008

Empezando a construir un círculo social


Muchas personas me han escrito al correo contándome que no han sido personas muy sociables, que no tienen un círculo social demasiado amplio, y que a duras penas tienen amigos. Y me preguntan cuán importante es esto y cómo hacer para que esto cambie si es que es importante que cambie.

Pues bien, hay algo que se llama VALOR SOCIAL, y es la medida de tu importancia dentro de un círculo social. Para muchas mujeres es importante que el hombre se conozca con muchas personas, hable con todo el mundo y en lo posible sea saludado por cuanta persona se le cruce. Es más su atractivo sube si conoce a más personas, por ejemplo, si está en un bar y se saluda con muchas personas diferentes al grupo con el que va su atractivo se incrementa, incluso las mujeres dicen con admiración “lo conoce todo el mundo.” Evolutivamente esto les da una idea de reputación, de liderazgo y de credibilidad. Si lo conocen muchas personas es que eres una persona valiosa. De ahí que esta noción se denomine VALOR SOCIAL.

Pues bien, reconozco en este punto que hay temperamentos, y no es un secreto que los extrovertidos nos llevan un paso adelante, porque son abiertos, espontáneos, no tienes miedo de mostrar sus cosas y hablan sin mayores prejuicios ni escrúpulos, cosa que no tenemos los que poseemos una estructura tímida. Pero como siempre es posible cambiar, una persona tímida puede adquirir los rasgos de comportamiento de un extrovertido en contextos sociales, puede ser abierto, espontáneo y divertido, incluso opacar a un verdadero extrovertido. Estos cambios son los que realizó en mis sesiones de coaching empleado la magia de la Psicología y la PNL.

El caso es que yo también creo en el valor de la EXCLUSIVIDAD, y es algo un poco opuesto al VALOR SOCIAL. Y es que estoy convencido en que el verdadero seductor es aquel que se diferencia de la mayoría, del montón, es la excepción, es incluso el que va en contravía de lo que todos están enseñados a hacer, es que desaprende en vez de aprender cantidades de basura, es ÚNICO. Y justamente por eso es valioso, porque no anda juntándose tampoco con personas del montón, sino con aquellos que están sintonizados en su misma frecuencia, que tienen valores y creencias parecidos, que comparten un estilo de vida y que al menos se ubican en tu nivel.

Entonces el valor de EXCLUSIVIDAD te permite diferenciarte, porque hay muchos hombres que los saluda todo el mundo justamente porque son del montón, y los conoce un montón de gente que ni quita ni pone. El valor de EXCLUSIVIDAD nos pone un ideal: ser reconocido en un círculo que aunque es pequeño es valioso y es un círculo que nos suma a nosotros personalmente y aporta a nuestro crecimiento. Así que aunque muchos digan que te tiene que conocer media ciudad para que seduzcas, yo te digo por experiencia propia que es mentira.

Personalmente, he perdido muchos amigos a lo largo del último par de años, la mayoría se han ido al exterior, o sus carreras y opciones personales nos han distanciado. Sin embargo soy reconocido en lo que hago como el mejor, y tengo pocos amigos pero que aportan a mi vida y a mi crecimiento. Pocos pero exclusivos, porque yo soy exclusivo. No me ando con montoneras de gente, siempre he detestado ser parte de la masa, del común, siempre he querido estar a otro nivel de espiritualidad y de conciencia, y más siendo seductor y buscando el camino de ser la mejor versión de mí mismo.

Recuerda esto: Si quieres ser el mejor inevitablemente te distanciarás de la mayoría! Es la única manera de ser el mejor. Nunca serás el mejor siguiendo a las mayorías.

Ahora bien, si quieres empezar a crear un círculo de amigos, un círculo social, si de repente te encuentras toda la semana aislado, como si estuvieras preso o en un convento de clausura, si en tus viernes no sales porque simplemente no tienes con quién, entonces acá te recomiendo algunas cosas que pueden ayudar a que tu vida social se desarrolle y dejes el aislamiento:

1. Sé independiente: Hazte el hábito de hacer las cosas por ti mismo, no dependas de nadie, si buscas amigos no caigas en la trampa de la dependencia, busca la manera de hacer tu realidad y simplemente invitar a otros a que la compartan. También tómate tu tiempo de conocer sus mundos, sus ideas, sus vidas, incluso sus problemas, pero sin que ellos controlen tu horario ni tu vida. Siempre mantén una porción importante de tu vida para ti mismo.

2. Explora nuevos intereses: Si quieres encontrar un nuevo grupo de amigos vincúlate a un club, un gimnasio, clases de karate, de guitarra, de algo donde hayan seres humanos contigo. Puedes ir al parque a hacer un poco de deporte, jugar football, basketball, lo que sea… emplea tus habilidades para romper el hielo y empezar a aproximarte a otros.

3. Sé el organizador: Si nunca te tomas el tiempo para conocer a tus colegas del trabajo, los que están en los cubículos vecinos, o el que nunca le habla a sus compañeros de clase y se hace en un rincón, toma la iniciativa de hablar con ellos, de proponer ir a tomar cerveza, a jugar cartas a tu casa, comienza con un grupo pequeño de un par de personas. Si quieres empezar un círculo una buena estrategia es tomar iniciativa (como en general en todo en la vida, es necesario dar el primer paso y no quedarse con las sobras).

4. Amplía tu mente: Si normalmente eres intolerante, te quejas por los hábitos y costumbres de las demás personas empieza a desarrollar empatía, comienza de a pocos, charlando con una persona a la vez, empieza a compartir tus gustos y empieza a interesarte por los gustos ajenos, por la música que oyen, las películas que ven, el trabajo que hacen. Ya verás que poco a poco se van ganando tu atención y empiezas a notar cómo te van importando un poco cada vez.

5. Empieza a aplicar las estrategias de seducción: Hacer amigos no se diferencia mucho del proceso de conquistar a una mujer, en ambos casos tienes que romper el hielo, dejar misterio, ser buen conversador, contar historias, ser divertido (evidentemente con las mujeres queremos mucho más, ¿no es verdad?) Entonces empieza a practicar.

6. Haz el compromiso de no estar aislado: El que busca qué, encuentra el cómo. Si de verdad quieres ampliar tu círculo social entonces deberás comprometerte firmemente a cambiar tus hábitos, a salir más, a empezar a hablar, no busques perfección en las personas, nadie lo es… tampoco busques réplicas perfectas de ti, simplemente todos somos diferentes.

7. En últimas aplica el principio del pragmatismo: Si no te interesan los demás seres humanos como tales, ni compartir, al menos hazlo por un pensamiento práctico: las probabilidades de que seas feliz y hagas negocios, consigas clientes, trabajo, favores, referencias personales dependen directamente de si posees un círculo social. Si estás solo y mueres solo solamente el mundo se enterará cuando tu cuerpo esté en estado de descomposición y empiece a alarmar a los vecinos. Es increíble, pero para progresar es necesario de otros que estén ahí para nosotros. Si este último argumento no te convence… me temo que estás perdido y deberías buscar una selva donde vivir solitario proveyéndote tus propios alimentos.

Además piensa que quizá tu próxima novia te la presente un amigo de un amigo de un amigo que quizá aún no conoces.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

---------------

Quiero invitarlos a todos a revisar los 23 post que ya han colocado los miembros del grupo "La Estrategia de la seducción de Naxos", y también pedirles que sus consultas pueden ser direccionadas al grupo, contamos con una buena participación de los integrantes, así que es posible recibir ayuda de todos.

lunes, 14 de enero de 2008

Relaciones a larga distancia


En nuestro grupo de Facebook “La estrategia de la seducción de Naxos” postearon un tema muy interesante, el post inicial dice así:

SOY DE PUERTO RICO TENGO, 18 AÑOS, SOY MILITAR Y MI PAREJA TAMBIEN. CON LA POCA EDAD Q TENGO HE VIAJADO BASTANTE Y HE ESTADO CON MUJERES DE TODO TIPO. CON ELLA TUVE UNA RELACION QUE HABIA MUCHA ATRACCION, EMOCIONES DE TODO TIPO PERO ADEMAS DE ESO EMPECE A SENTIR UN AFECTO DIFERENTE. POR NUESTROS TRABAJOS ES MUY DIFICIL Q NOS VEAMOS. LO MAS PROBABLE ES Q NOS VEAMOS UNA VEZ AL AÑO Y NO POR MUCHO TIEMPO. POR SU LENGUAJE CORPORAL SE Q ELLA TAMBIEN SIENTE ALGO MUY GRANDE. ELLA ME DICE QUE ME AMA Y QUE ME VA A ESPERAR Y TODO ESO. LA VERDAD NO CREO MUCHO EN ESO PERO QUE MAS DA. MIS PREGUNTAS SON: ¿ESTE TIPO DE RELACIONES FUNCIONAN? , ¿ME ESPERARA O ME ESTARE ENGAÑANDO YO MISMO?

Mi respuesta:

Mantener una relación de pareja implica manejar una serie de elementos de manera simultánea con habilidad y destreza. Dentro de esos elementos se me ocurre mencionar: amor, tiempo, paciencia, creatividad, pasión, etc. La lista es larga y cada uno sabrá qué elementos considerar, sin embargo éste no es el tema de mi post. Para muchas personas esa persona que les atrae está cerca, sin embargo para otras está lejos, quizá en otra ciudad, incluso en otro país.

Muchas personas viven lo que se conoce como una relación a distancia, donde quizá se han conocido y por diferentes motivos se han distanciado, estos motivos pueden ser temporales o definitivos; otras parejas incluso no se conocen personalmente e intentan aligerar su soledad en salas de chat o mensajería instantánea.

El trabajo intenso de una relación a larga distancia se puede denominar asoi: tratar de que sobreviva a los kilómetros. Las personas suelen tener muchos dichos, chistes y frases que expresan lo difícil que es mantener una relación semejante, algunos dicen que “amor de lejos, felices los tres”, y cosas por el estilo.

En este post me propongo reflexionar un poco sobre el tema de las relaciones a distancia e intentar analizar en qué circunstancias son viables y en cuáles definitivamente lo mejor es dejar de ilusionarse.

En este tema de la distancia la verdad es que no se pueden tener absolutos o generalizaciones. La distancia puede trabajar a tu favor, así como también en tu contra, todo depende de lo profundos que sean los sentimientos por el otro y también de las circunstancias que faciliten la comunicación frecuente y la sintonía. Cuando no es posible verse de forma frecuente, tener intimidad y contacto físico es necesario ingeniarse otras maneras de mantener la relación con interés y atracción.

Dentro de las cosas positivas de una relación a larga distancia se encuentran la anticipación, es decir, ese sentimiento de necesidad de ver pronto a la persona, que se va incrementando días antes de verse o momentos antes de una llamada o un mail. También una relación de larga distancia es un espacio propicio para fortalecer sentimientos y para saber definitivamente hasta qué punto se está dispuesto a llegar por la otra persona.

Con una relación a larga distancia hay tres opciones:

1. Mantenerse incondicionalmente fiel: Mantener la relación sin importar si son 10 o 10.000 kilómetros. Generalmente se da cuando piensas que la presencia física no importa porque los sentimientos subyacentes son fuertes como el roble. Esto aplica en relaciones que se distancian por motivos laborales o de educación. En esta categoría la relación de larga distancia es un obstáculo, algo por lo cual los dos luchan por algo que ya tienen decidido: continuar como pareja. Sin embargo sucede que en muchos casos uno de los dos empieza a sentirse muy solo y comienza a buscar qué le ofrece el mercado local, en estos casos se puede presentar la segunda posibilidad,

2. Mirar a ver qué pasa: Sucede en parejas que están juntas pero no están comprometidas, ambos siguen la regla no manifiesta de salir con otras personas hasta que la necesidad de exclusividad aparezca, o se da cuando llega la distancia en parejas que llevan poco tiempo de noviazgo. Y aunque es cierto que algunas parejas se consolidan más rápido que otras, el sentido común siempre debería reinar, y no deberían hacerse promesas que no sean genuinas, con sentido común, recíprocas y producto del afecto y la libertad. En esta categoría la relación a distancia es una prueba, que indicará si las cosas van a seguir o no. Si no están en capacidad de prometer nada, entonces entrarán a mi tercera categoría:

3. Ver a otra gente: Es algo inteligente terminar un romance que hasta ahora lleva un par de semanas o quizá un mes si ya sabes que se van a distanciar. No te involucres con nadie de forma seria si sabes que está de paso o que pronto partirá. Si decides salir con alguien así mantén los pies en tierra y no te dejes llevar demasiado. Las relaciones de larga distancia no funcionan en relaciones de corta duración.

Para mantener una relación a larga distancia deberías observar estos elementos:

1. Saca tiempo: Estar en una ciudad diferente implica que se conocerán nuevas personas y se harán nuevas cosas, eso no implica que la otra persona caiga en el último lugar de la lista de prioridades. Para esto lo mejor es emplear tiempo diario en llamar o escribir correos electrónicos, y en no aplazar este ritual de correspondencia y contacto. La idea también es que como pareja se cuenten los detalles del día, sus rutinas, amigos, colaboradores de trabajo, etc., lo que esta estrategia busca es que a pesar de la distancia la otra persona se sienta aún participe de la vida y los asuntos de la otra.

2. Visitas: Se debería realizar un esfuerzo para hacer las visitas sino frecuentes si por menos esporádicas, o lo más seguido posible. Incluso las visitas deberían poder realizarse incluso cuando menos se esperen (es decir, no solamente en los festivos). Algo importante en este punto es asegurarse de que las visitas sean recíprocas y que no sea una misma persona viajando donde la otra, pues esto último solamente genera desequilibrio en el esfuerzo por mantener la relación (al menos que existan problemas económicos o de otra índole que lo impidan, por ejemplo, la novia o esposa de un militar que se encuentra viajando). Si como pareja no pueden poner tiempo y esfuerzo para ver al otro eventualmente la relación finalizará, sin importar cuánto amor exista, pues es necesario el contacto físico para sacar adelante una relación.

3. Tiempo de calidad: Cuando existan visitan y puedan verse deberían asegurarse de organizar tiempo para pasar juntos sin dilaciones ni distracciones.

4. Estar atento: Es necesario que ambos muestren cuánto se extrañan (claro está, si en verdad se extrañan). Cuando hables por teléfono y vía mail deberías recordarle momentos especiales que hayan pasado juntos, o lugares que ella también recuerde, esto ayudará a que la memoria emocional se mantenga intacta y se alimente la atracción y el vínculo sentimental a la distancia. Envía fotos, canciones, recuerda que a la distancia lo más importante consiste en mantener el vínculo a nivel emocional. La gran diferencia que tiene una relación a larga distancia es que necesita mantenimiento, no puedes pensar en la seducción clásica donde te haces extrañar y evitar manifestaciones muy seguidas de amor y cariño, en la relación donde hay kilómetros de distancia la idea es renovar de todas las maneras posibles aquello que los unió en un momento y que aún los mantiene con sentimientos y relacionados como pareja.

5. Relájate: Es imperativo para mantener tu cordura y tu balance emocional es necesario que te calmes y que confíes en tu pareja, no debes dejarte llevar por pensamientos paranoicos de hechos que están en tu mente y que quizá no puedes comprobar. La confianza es algo que tiene ciertos indicadores y el principal de ellos es la comunicación constante. No te afanes si ella quizá no llama en el momento en que lo esperabas, pero si pasa el tiempo y ella desaparece, se empieza a mostrar demasiado ocupada para ti, saca excusas, entonces deberás revisar qué es lo que está pasando y conversarlo con ella. Pero si ha tenido una semana ocupada y la intensidad ha disminuido entonces cálmate, no te tragues lo que sientes y comprende su situación. De igual manera si tus ocupaciones te absorben entonces comunícalo a ella para que no empiece a armar historias en su cabeza.

6. Acuerdos: Las reglas de la relación deben establecerse con claridad, cada uno debe saber a qué se compromete y qué puede esperar del otro. ¿Será una relación de fidelidad o se podrá salir con otras personas? ¿Se estará jugando al “ensayo y error” o al “ver qué pasa” o se tiene pensado cultivarla para buscar algo realmente firme y estable? El esfuerzo debe estar en manos de ambos y no en una sola persona, deben tener en cuenta detalles como gastos que tendrán en llamadas, en envíos, en visitas y demás, pues deben ser conscientes de que las finanzas resistan la distancia, así como que los recursos que poseen sean optimizados, por ejemplo, no deberías gastarte todo tu presupuesto de llamadas a larga distancia en una sola semana.

Las cualidades o valores que deben tenerse para mantener una relación de larga distancia son: lealtad, confianza, fidelidad, respeto y amor mutuo. Y cuando hablo de amor no hablo del simple gusto, sino de ese sentimiento incontrolable, inexplicable y devoto por otra persona.

Las señales de que la relación se enfría o está en peligro son:

*Ella no contesta tus llamadas o los correos electrónicos, no la encuentras en msn.

*Tú eres quien siempre toma la iniciativa para llamar o escribir. Incluso pasan días para que ella responda un correo.

*Ella deja de interesarse por tu vida, deja de hacer preguntas sobre tus rutinas y deja de emplear palabras afectuosas.

*No te dice que te extraña y no lo demuestra.

*Empieza a hablar demasiado de otra persona, un colega o un compañero.

*Deja de mostrar emoción cuando se hablan de planes de visitas, o proyectos a largo plazo.

Por último ten un principio de realidad bien establecido: si la distancia se prolonga por mucho tiempo, si el dinero se acaba, y si no hay esperanzas de un encuentro próximo, lo mejor sería que consideraras la posibilidad de no estar atado, y de quizá observar lo que está cerca, a la mano. Las historias del estilo “el amor en los tiempos del cólera” traen más sufrimiento que bienestar.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

jueves, 10 de enero de 2008

No hables, actúa!


Ok. Hoy voy a hablarles sobre un tema que me han consultado mucho en correos, y consiste en algo muy simple: ¿hasta qué punto venderme delante de una mujer? Es decir, en qué medida cómo debo hacerle saber que yo soy un hombre que merece la pena, que tengo una gran cantidad de cualidades y ventajas que me hacen un buen partido o una buena elección para ella.

Pues bien, acá les doy una noticia: La mayoría de mujeres están más interesadas en experimentar tus cualidades que en escucharlas de ti mismo. Así mismo ocurren dos fenómenos interesantes: el primero de ellos es que las mujeres tienen un sensor de desconfianza instalado en sus cerebros que les hace dudar de aquellos que les pintan panoramas perfectos (la evolución es la responsable de esto, debido a que para la mujer es más costoso arriesgarse que para un hombre y esto en términos de la especie, pues el sexo puede implicar un embarazo del cual hacerse responsable durante al menos 9 meses, es esta la razón por la cual desde nuestros ancestros hasta hoy la mujer conserva este mecanismo de “desconfianza”), y segundo que las mujeres prefieren descubrir por ellas mismas los rasgos de carácter y observar un poco de misterio que alimente la relación de pareja.

La verdad es esta: Ganarás mayores puntos si encuentras maneras más creativas de mostrarle, no de decirle, aquellas cosas que te hacen valioso y único. Acá te doy algunos tips para que no caigas en la trampa de auto-promocionarte demasiado:

1. No presumas de tu trabajo: Las mujeres no desean escuchar mucho acerca de cuánto dinero te ganas o de los múltiples negocios que tienes y que te dejan cuantiosas ganancias. Los hombres presumidos de lo material suelen ser carentes en áreas emocionales (incluso sexuales), y para las mujeres esto es un tema bien claro. En términos generales parecerás inseguro y que es justamente lo material lo que te proporciona la seguridad que intentas proyectar. La idea para un seductor es ganar su afecto y su corazón mostrándole cuanto puedes enriquecer su vida a través del arte de la sorpresa. Lo que puedes hacer es involucrarla en tu estilo de vida, de tal manera que ella por sí misma conozca cuáles son las cosas materiales que ofreces y que ella misma saque sus propias conclusiones, realízalo poco a poco, no sea que en tu afán atraigas a mujeres interesadas que no te valoren por otra cosa que no sea tu dinero. Las mujeres siempre valorarán el dinero, pues esto les indica capacidad de proveer si en un futuro hay una familia, sin embargo no siempre buscan a un idiota con dinero.

2. No le digas acerca de tus rasgos de carácter: Hablar de tus características de buen humor, atletismo, creencias políticas, ética laboral, honestidad, lo que sea no produce los resultados que uno piensa. Tus buenas cualidades son definitivamente cosas para MOSTRAR, no para contar. No presumas mucho de cosas que luego te costará demostrar, seguro que les ha pasado que han intentado demostrar ante otra persona cómo pueden hacer algo (en el computador, en la cancha deportiva, en la cocina) y justo cuando se sienten observados son incapaces de hacerlo, o lo hacen con torpeza. Pues bien, eso mismo pasa cuando uno habla mucho de sus rasgos de carácter, si dices que eres muy gracioso de repente no le parezcas tan de buen humor y su nivel de calificación esté demasiado alto. Cuando dices cosas de tu personalidad te expones a ser probado al extremo.

La idea es que ella poco a poco vaya descubriendo tus rasgos de carácter y personalidad, ella las verá en la manera en que la tratas y en la manera en que te relacionas con los demás, deja que sea ella la que te diga “vaya… no sabía que fueras tan divertido.” Tu verdadera esencia siempre debe ser desvelada a lo largo del tiempo. Si cuentas todo ella podrá pensar que eres una persona no auténtica.

3. No le digas cuán deseable te encuentran las mujeres: Presumir del desempeño sexual y cómo tienes muchas mujeres detrás de ti es un verdadero repelente para las mujeres. Por una parte da la impresión de que eres un jugador más que anda detrás de subir su ego con una mujer más en su lista, también puede mostrar que eres egoísta y que quizá no estás muy conectado con tus sentimientos. Claro está, hay algunas mujeres a las que les gusta competir por la atención de los hombres, pero sería un poco estúpido de tu parte ponerla en esa posición de manera manifiesta y demasiado rápido. Si quieres que compita por ti que ella misma se dé cuenta de cómo son las cosas en realidad.

En lugar de ello refleja tus características y tu carisma en la manera en que te relacionas con las mujeres, que sea ella misma, con sus propios ojos, la que vea cuán atrayente eres (sin que vea que eres un jugador más). Algo que te dará puntos es que siempre presentes a las mujeres con las que te encuentras, ya sean ex novias o simplemente amigas. Recuerda que las mujeres siempre están mirando y que en muchas ocasiones tienen sensores en su espalda para saber cómo te comportas, así que no seas de aquellos coquetos o demasiado exagerados, sé encantador, pero hazlo con el arte de un mago: con sutileza.

4. No le digas cuán buen tipo eres: Si tú estás buscando estabilizarte y quieres mostrarle a una mujer que ya estás pensando en una relación a largo plazo con propósito o que estás interesado en conformar una familia, no es necesario que se lo digas. Lo que lograrás es que ella piense que quizá eres demasiado bueno, y no siempre captará el mensaje o la intención de que quieres estabilizarte, por el contrario parecerá que estás intentando ganarte su afecto con mostrarte “diferente a los demás tipos malos del mundo y de su pasado”. Créeme es un error mortal.

Si buscas algo serio simplemente dáselo a conocer con conversaciones indirectas, donde hablen de proyecto de vida, de planes a futuro, de posibles hijos y cosas del estilo, invítala a planes formales donde la presentes a amigos y familiares

En conclusión, no seas de esos hombres que buscan venderse como mercancía exclusiva y de última generación, no trates de ganarte el afecto o la atención de una mujer de esa manera. Lo que este blog y yo mismo intento con escribir acá es que empieces a creer en tus propias habilidades para seducir y atraer a través de tus acciones y de tu comportamiento. No debes parecer alguien que intenta vender un seguro de vida, debes parecer alguien que simplemente es como es, hace lo que hace y por ser y hacer las cosas de esa forma es atrayente.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

----------------------------

PD1. Nuestro grupo de Facebook “La Estrategia de la seducción de Naxos” sigue creciendo, ya hay 12 tópicos y discusiones donde está participando la comunidad con sus opiniones, experiencias y conocimientos. Para aquellos que aún no se han escrito lo único que necesitan es abrir una cuenta en Facebook y buscar por el nombre del grupo, allí les saldrá nuestra comunidad.

PD2. Si te encuentras preguntándote por qué hay cursivas en diferentes palabras de este post, la razón es que estoy empleando un nuevo sistema de "órdenes encubiertas" en mis escritos. Es una estrategia de la PNL en la cual incluyo instrucciones dentro de una frase destacándolas en cursivas para ir creando un programa en tu mente, donde percibes el texto con tu parte consciente y a la vez percibes el "marqueo" que hago en cursivas a través de tu inconsciente. De tal manera que hago un trabajo poderoso en todo tu sistema, no sólo consciente sino inconsciente, para que puedas llegar a aplicar siempre lo que escribo y no solamente se te quede en un conocimiento intelectual o racional. Recuerden que el primer lugar donde vieron esto fue acá!

jueves, 3 de enero de 2008

Temas efectivos para conversaciones


En mi anterior escrito hablé sobre ciertos elementos que debes tener en tu MENTE para lograr un estado preciso que te permita conversar con seguridad, tranquilidad y fluidez. Hoy quiero compartir contigo algo que he elaborado con mucho cuidado, es una serie de claves que te ayudarán a tener en mente temas para no quedarte en ese odioso y espantoso silencio espanta mujeres:

1. Evita hablar de su pasado: Uno no debería preguntar sobre exnovios, aventuras, cuentos, flirteos, etc., en la primera salida. De hecho esto debería evitarse hasta que ella ponga el tema sobre la mesa (si es que lo hace), y teniendo mucho cuidado de no caer en el campo de la consejería sentimental (para ello te recomiendo que digas algo así como “no soy bueno dando consejos, para ello será mejor alguna amiga tuya”). Empieza la conversación en un estado de ánimo positivo, generalmente las relaciones anteriores traen recuerdos cuando no tristes si de nostalgia que deberías evitar. La idea es sacarla de cualquier tema molesto (incluso aún puede estar enamorada de su ex) y llevarla a una nueva realidad, a un nuevo mundo posible donde tú estás y ofreces cosas nuevas.

2. ¿Tiene hermanos o hermanas?: Usualmente un tema seguro para conversar es preguntar por sus hermanos (no preguntes si tiene hermanas hermosas… o algo así). No es bueno preguntar por sus padres porque probablemente venga de un hogar de divorciados o separados, así que nuevamente estarás tocando un tema sensible y que quizá la intimide. En cambio, hablar de hermanas o hermanos puede evocar buenos sentimientos y te anotará unos puntos con ella, pues verá que te interesa saber de su familia.

3. Viajes: Una manera eficaz de despertar el interés de una mujer es preguntarle sobre los viajes más apasionantes que ha realizado, por aquellos lugares que ha visitado y que le parecen mágicos. Al hacerlo la estarás llevando a un estado de ánimo especialmente positivo (pronto hablaré de anclajes y cómo puedes utilizarlos para asociar estados positivos contigo). Si no ha viajado (lo cual puede suceder) deberás preguntar sobre aquellos lugares que desea visitar en el futuro. Eso te permitirá conocer su background cultural, así como darte una idea de sus sueños y aspiraciones.

4. Sitios que frecuenta: Un tema de conversación, especialmente si la cita tiene lugar en un restaurante o en un bar, es qué clase de comida y bebidas prefiere cada uno. No sólo puedes descubrir si tienen gustos similares, sino que es un tema que contiene varios tópicos que los mantendrán ocupados un buen tiempo. Recuerda no es sólo hablar de sitios, sino de comidas y bebidas y música que les gusta. Puedes comenzar introduciendo el tema “Mira, hace un par de semanas visité el restaurante X y me encontré con un sushi estupendo, sin embargo la atención era pésima, cuando me di cuenta estaba discutiendo con el mesero sobre si estaban pescando mi plato y por eso no llegaba aún.” Intenta algo así y verás cómo sin necesidad de preguntar ella empezará a hablar de sus propias historias.

Dos cosas antes de continuar: Una conversación se trata de contar historias y de encontrar similitudes. Las feromonas se disparan cuando es posible encontrar temas que ambos comparten.

5. Planes de carrera: Indagar sobre lo que ha hecho una mujer, lo que ha estudiado, lo que desea estudiar, su trabajo y dónde quisiera trabajar siempre es un tema que puede prolongar una charla y llevarla a terrenos muy interesantes. Pueden hablar de sus trabajos, si son aburridos, excitantes, puedes empezar a hacer lecturas en frío y decirle cosas que se te ocurran sobre su profesión o labor. Una pista: nunca te quejes sobre tu trabajo. Es simplemente detestable. Si ella lo hace, invítala a actuar y proponerse algo mejor.

6. Amigos: Pregúntale por sus amigos, a las mujeres generalmente les parece interesante hablar sobre sus amistades, incluso ellas mismas ponen el tema al hacer referencia en sus diálogos a algún amigo o amiga (es inevitable), cuando eso suceda pregúntale cosas cómo hace cuánto se conocen, hace cuánto son amigos, dónde se conocieron y cosas por el estilo.

7. Gustos, hobbies y actividades en el tiempo libre: Empieza a hablar sobre hobbies, intereses, lecturas, o programas de televisión, lo que sea y dependiendo del nivel cultural y profundidad/superficialidad de la mujer en cuestión, siempre será un buen tema de conversación aquellas cosas que solemos hacer en nuestro tiempo libre, nuestros hobbies, o aquellas cosas que de repente quisiéramos hacer.

Recuerda siempre que hables de un tema busca un polo emocional, ¿qué quiero decir con esto?, evita hablar desde la razón, y conecta cada tema con las emociones, siempre habla de cómo son de emocionantes, excitantes, maravillosas, alegres, positivas. Utiliza muchos adjetivos, califica las cosas en términos emocionales, eso hará que la conexión entre ustedes dos sea aún mayor. Las charlas desde la razón siempre terminan por quedarse en un plano demasiado abstracto y no se conectan con el sentimiento.

8. Citas pasadas: Ya he hablado de nunca mencionar en la primera cita relaciones sentimentales anteriores, pero citas anteriores pueden ser un tema divertido para conversar. En general, las mujeres han tenido experiencias de todo tipo con citas y este seguramente puede ser un tema extenso si te detienes en aquellos momentos embarazosos y decepcionantes. Asegúrate de tener un buen par de historias qué contar para que pongas un toque de humor en la conversación.

9. Qué clase de personas le agradan: Este es un tema que no puede ser abordado directamente, es decir NO puedes decirle “oye, qué buscas en un hombre para que te atraiga”, esta es una pregunta estúpida y totalmente perdedora. Simplemente debes estar atento cuando ella te diga que conoció a alguien agradable o desagradable, simplemente podrás preguntar por qué era agradable/desagradable, cómo era, qué le faltaba. La idea es que te hagas a una buena idea de cómo es su visión del mundo, cuáles son las cosas que ella valora en una persona y cuáles no, con el fin de que analices profundamente si su escala y su criterio van de acuerdo con el tuyo. Recuerda, eres tú el que elige, no el que está en un reality show esperando ser escogido. Nunca olvides esto.

Estos temas pretenden ser una guía y solamente eso, puedes encontrar tu propio libreto, tus propios contenidos (de hecho, es lo que deberías hacer), la idea es no meterse en temas demasiado trascendentales y aprovechar tu tiempo para pasar un buen momento y tener un buen conocimiento de ella.

Recuerda tú decides!

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

---------------------

PD. He creado un grupo en Facebook llamado "Naxos", pueden suscribirse libremente simplemente buscando el nombre del grupo y agregándose, la idea es empezar a crear una comunidad virtual donde sea posible compartir conocimientos y aprender. Ya hay un poco más de 100 personas, así que la invitación continua abierta para todos.

miércoles, 2 de enero de 2008

Un año de La Estrategia de la Seducción


El tiempo se pasa volando. Un día como hoy hace un año, 2 de Enero de 2007, empecé este proyecto virtual, y vean los frutos que hemos logrado juntos. Ustedes leyendo y poniendo en práctica y yo escribiendo lo que mi experiencia me ha mostrado a lo largo de años.

Ha sido un año espectacular, lleno de buenos momentos, donde he tenido ocasión de compartir, a través de medios virtuales, reales y espacios radiales y televisivos una serie de conocimientos que definitivamente cambian vidas.

Les quiero agradecer a todos los que han pasado por acá, son cerca de un millón cien mil visitas, más de mil comentarios, 130 escritos, 8 audios, y casi 3000 correos electrónicos que he recibido de ustedes procedentes de todos los continentes. Jamás imaginé que este proyecto me llevara a dónde me ha llevado, ha superado todas las expectativas que tenía y me ha trazado nuevas metas, nuevos rumbos. Gracias a todos por ser parte de eso y por estar allí, trabajando, para ser la mejor versión de sí mismo.

Un año nuevo trae consigo nuevos retos, y los míos están listos y a continuación te cuento algunos:

*Fortalecer el grupo de Facebook, ya somos más de 100, pero tenemos que ser muchos más para poder compartir más elementos que nos ayudarán a ser la mejor versión de nosotros mismos.

*Empezaré una serie de escritos y audios con un contenido bien interesante, una serie nueva y sorpresiva que seguro cambiará tu vida.

*Este blog tendrá un nuevo estilo, de tal manera que a la vez que lees, empiezo a instalar nuevos hábitos seductores en tu mente y en tu inconsciente. La idea es leer y a la vez estar actuando, al mismo tiempo. Ya les explicaré cómo lo haré, y cómo tú también puedes hacerlo.

Bueno, hasta ahí van las noticias, hay más pero las tengo bien guardaditas, porque hay mucho competidor por ahí que no hace sino imitar lo que hago. ¡Y eso ya me tiene muy molesto!

Los aprecio a todos y a todas (sí… muchas lectoras se pasan por acá), y juntos lograremos resultados asombrosos en este año 2008, lograremos consolidar habilidades, y podrás acercarte a tu máximo potencial, sin miedo.

Este año será grandioso, será poderoso, y todos seremos testigos de ello…

Un abrazo de año nuevo, un abrazo de aniversario de La Estrategia de la Seducción, y un abrazo personal de mi parte,

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!