sábado, 28 de agosto de 2010

Entendiendo las motivaciones ocultas en las mujeres


Si hay algo que valoro es la verdadera originalidad, que en seducción defino como la capacidad de inventarse a uno mismo (o reinventarse) de acuerdo a una construcción original de uno mismo, tomando en cuenta un estudio personal de lo que uno es y de lo que uno quiere reflejar. Un seductor se define a sí mismo como una producción original, como una marca personal. Y es justamente esta metáfora la que se ajusta más a la configuración interna y externa que realiza un seductor para mostrarse ante los demás y para desarrollar algo que se denomina su “concepto”.

El “concepto” en una marca es la forma en que te defines y la forma en que esperas que las personas te definan cuando alguien les pregunta ¿Oye y quién es (pon tu nombre)? El concepto se define por los adjetivos con los que te describen, por ejemplo, pueden decir: el gordo, el flaco, el alto, el mono, el metalero, el ejecutivo, etc. Ese concepto es lo que proyectas a los demás y en el caso del seductor ese concepto no es fruto del azar, mucho menos del descuido, por el contrario es fruto de la planeación, del cálculo, del ejercicio creativo y también estratégico.

Para aprender ese proceso y para asesorarlo me entrené en la investigación de mercados, el marketing, la psicología del consumidor y la persuasión. Créeme en este mundo contemporáneo de estímulos que constantemente te bombardean necesitas desarrollar estrategias de recordación en la mente de las personas, es decir, evitar a toda costa que te olviden, te confundan o te menosprecien, o que te releguen. Las marcas invierten presupuestos enormes, tiempo y contratan a personas brillantes solamente para persuadir, generar recordación y motivar escogencia.

No basta sólo con llamar la atención, tienes que ser escogido. Esa es la esencia de la seducción, y es precisamente el punto donde fallan mucho, son llamativos, logran captar la atención, pero a la postre no son escogidos, porque llegan algunos que pueden ser sutiles, discretos, no necesariamente tan rimbombantes y son escogidos, cierran el trato.

Al hablar de estos temas la seducción se encuentra directamente con su pariente más cercana: la persuasión. Y al desarrollar mecanismos de recordación y elección tenemos una serie de principios que vale la pena que tengas en mente, porque si estás desarrollando tu propio concepto persona y tu propia “marca” personal necesitas saber cómo escogen las personas, y concretamente cómo escoge tu público objetivo: las mujeres (aunque estos principios se aplican básicamente a cualquier persona, tus clientes, quienes eligen políticos, quienes compran un producto), y para empezar te daré tres principios clave:

1. No puedes suponer que las personas saben lo que quieren: cuando hablas con mujeres tienen en su mente algo claro de lo que desean, sin embargo su concepto y deseo puede cambiar y pueden resultar con alguien con quien, en principio, no habían pensado que estarían. El no tener claridad sobre lo que en realidad desean crea una brecha que tú puedes aprovechar a través de dos mecanismos: no creyendo lo que ellas te dicen que quieren, y mostrándote como una persona deseable. Como dirían los expertos en mercadeo “enseñándoles a escogerte.”

2. No ha de suponerse que la gente dice la verdad: y no la dicen porque sean mentirosos (aunque a veces este sea el motor) sino porque tienen poco conocimiento de sí mismos. Si una mujer te dice “yo nunca haría eso” o “me gustan los hombres así y así”, duda en principio de ello. El principio de decisión y escogencia es inconsciente, no tenemos acceso a los criterios profundos que nos hace escoger algo o alguien, por lo cual cualquier cosa que digamos al respecto es simple especulación. No vayas al extremo del escepticismo, pero toma con pinzas las palabras de los demás, parte del principio de la duda, y considera que los seres humanos somos contradictorios e impredecibles.

3. Es peligroso suponer que las personas se comportan de una forma racional: acá existe otra brecha que puedes tomar a favor. Si las personas fueran racionales harían escogencias de acuerdo a la lógica, sopesando beneficios y pérdidas y tendrían métodos de toma de decisiones basados en los argumentos, la experiencia y la conveniencia. Pues bien, la realidad es que la gran parte de las decisiones humanas se basan en las emociones, en lo que sienten, en su intuición, en creencias (algunas de ellas mágicas e ilusorias) y en principios y estructuras inconscientes. ¿Por qué elegimos a los mismos políticos de siempre? ¿Por qué seguimos fumando y tomando alcohol cuando sabemos que es lo más correcto para nuestra salud? ¿Por qué cierta mujer sale justamente con el tipo de hombre que le genera más sufrimiento? ¿Por qué repite el mismo patrón emocional una y otra vez? Cuando seduces no lo haces por tus argumentos o porque suponga la mejor decisión para la persona, lo haces porque lograste hacer lo que yo denomino un fuerte giro emocional, que se convirtió en una elección.

La persuasión encontró una estructura en la mente humana responsable del proceso de elección, que como dije arriba es el momento clave del proceso de seducción, y es como sigue:

A. Consciente racional

B. Preconsciente (prejuicios, suposiciones, temores, motivaciones emocionales), que pueden llegar a la conciencia con algún trabajo de introspección.

C. Inconsciente: No sólo no nos damos cuenta de nuestras verdaderas motivaciones sino que tampoco podemos discutirlas. Es una caja negra, inaccesible, simbólica, caótica.

El decisor más importante es la esfera inconsciente, las motivaciones más ocultas que encierran los seres humanos y que han sido objeto de estudio por los psicólogos y los expertos en mercadeo. Así que partimos de una cierta base, de un piso, para conocer qué es lo que persuade a las personas por el hecho de ser humanos, aparte de sus historias personales y sus particularidades. El libro “The hidden persuader”, de Vance Packard, una obra maestra de la década de los 70’s y que se ha convertido en la biblia de los persuasores describe 8 necesidades claves que se han encontrado en los seres humanos y que tú puedes capitalizar en tus interacciones con las personas.

Recuerda: saber es poder. Si deseas ser poderoso, influyente, exitoso, el estudio del comportamiento humano será la clave para lograrlo. Ahora bien, te describiré las necesidades humanos descritas por Packard en su obra:

1. Necesidad de seguridad emocional: El persuasor exitoso es aquel que puede suministrar a la mujer una sensación de estabilidad emocional, se apoyo y de soporte a sus sentimientos. Las palabras claves son protección, seguridad, apoyo y soporte, grábatelas a fuego en tu mente porque las personas responden al uso de estas palabras en las interacciones. En tus conversaciones conecta con las emociones pasadas, con las emociones de la niñez, con las emociones de los buenos momentos del pasado, conéctate a esas emociones que las personas traen al recuerdo e insértate en ellas. Con las emociones sucede algo muy interesante: cuando contamos una historia de gran carga emocional traemos todo el escenario, las cosas, las personas y las ponemos justo al lado nuestro. Mientras estás tomando un café de repente aparecen tus amigos de colegio, aparecen los juegos, aparece un atardecer junto a la playa junto a alguien especial, y ese alguien aparece allí, a tu lado, en la cafetería, así que aprovecha que ella ha traído todo eso a tu lado e insértate en la película, escucha atentamente, observa lo que ella ve y conéctate emocionalmente siguiendo la cadena de emociones que ella tiene, si habla de un atardecer la clave es conectar con esa emoción y subirla en las montañas rusas de tus emociones, como en un juego virtual puedes llevarla a pasear literalmente por donde desees.

2. La afirmación del propio valor: El persuasor así como conecta con las emociones y sentimientos, también conecta con la autoestima de la mujer, conecta con aquella parte de sí misma que cuando habla siente que tiene al frente un espejo que le retroalimenta valor. Nos gusta sentirnos valiosos, útiles e incluso necesarios, así que las palabras tienen que mostrar esto, hablar de genialidad, de importancia, de “lo que haces es increíble”, etc genera en nuestro auditorio ganas de seguirlo escuchando, sobre todo porque no son muchas las personas que pueden brindar halagos sinceros y dirigidos a dimensiones que pocos lo hacen, muchos halagan la evidente belleza, la forma de vestir, pero pocos reconocen atributos de personalidad, de manejo emocional, de emoción, los que apuntan a estos flancos se suman varios puntos si, además son capaces de afirmar el valor de forma esporádica y sin ser predecibles, justo cuando existe la oportunidad y no de forma gratuita y descontextualizada.

No es lo mismo cuando ella te dice algo que resulta ser preciso y tu valoras su “intuición y agudeza” que cuando ella no dice nada y tu le dices lo mismo. Lo primero conecta y produce bienestar, lo otro no crea sintonía y se nota prefabricado.

3. La compra de satisfactores del propio yo: Necesitas ofrecer confianza y placer. Necesitas proporcionar situaciones que produzcan bienestar, diversión, entretenimiento, relajación. La individualidad de las personas requieren espacios donde puedan ser ellos mismos y sentir satisfacción con lo que son y con lo que expresan. Por ello debes identificar los núcleos de satisfacción de la persona con quien estás, ¿le gusta bailar?, ¿se siente verdaderamente libre y famosa en un karaoke?, ¿se siente feliz y plena al estar patinando un domingo?, ¿se siente útil cuando está cocinando? Encuentra a través de la charla estos elementos y poténcialos en las interacciones, si escuchas atentamente ella misma te dirá de forma tácita cuáles son los planes que la llenan de satisfacción.

Y acá hay una nota importante: alguno me preguntará, “pero cómo así, ¿nos estás pidiendo que ella configure nuestra agenda y que hagamos lo que ella quiere sólo para satisfacerla? ¿Y nosotros qué?” Pues bien es una extraordinaria objeción dicha desde la orilla de la seducción tradicional. Para mí la seducción consiste en el estudio de cómo conectan las personas, conectamos de forma inconsciente porque hacemos todo lo que este blog dice casi sin pensarlo, de forma inconsciente, y encontramos que lo que la satisface a ella también me satisface, y que ella conecta con nosotros en la misma forma e intensidad que nosotros con ella. Para mí la seducción es buscar, conocerse, abrirse al mismo, dejando de lado el egoísmo del traerla a tu mundo y que ella mire a ver si se amaña o no, sino más bien pensando en que la cosa es recíproca: yo la traigo a mi mundo y me voy al de ella, porque eso es la seducción, abrirse al fascinante mucho femenino y que ellas lo hagan al mundo masculino y que en los dos mundos tengamos diversión, placer y emociones intensas.

4. La venta de escapes creadores: La idea es literalmente sacarla de su mundo de rutina, de su mundo predecible, de su tensión diaria, de su vida de soledad, angustia o tristeza por x o y factor. Todos tenemos momentos oscuros, lugares que nos tienen prisioneros, lugares del pasado, del presente o del temor al futuro, lugares donde habitan nuestros fantasmas, nuestros temores, las dudas, etc. Los escapes creadores consisten en identificarlos, cuando alguien tiene estos miedos y conecta con alguien que le genera confianza no tardará en dar pistas sobre estos lugares, la idea es que tu empieces a habitar esos lugares proveyendo lo contrario a esos fantasmas y miedos. Te daré un ejemplo, una mujer que recibió comparaciones en su anterior relación de pareja y que la repetición de estas condujo a una pérdida de autoestima, necesita alguien que afirme su yo y le provea escapes creadores donde se sienta única y maravillosa, donde se sienta hermosa y se sienta valorada. Una fiesta, una celebración donde ella tenga que arreglarse, vestirse y maquillarse de forma especial puede ser la oportunidad para mostrarle que está hermosa y que es maravillosa.

Tú tienes el poder de crear estos escapes creadores, y el requisito para crearlos es escuchar y ser creativo. Sólo tú podrás configurarte de tal manera que puedas generarlos para esa mujer en particular que te gusta.

5. La adquisición de objetos de amor: Es importante que asocies los objetos, tales como detalles, a emociones profundas que desees transmitir, lo simbólico puedes expresarlo a través de objetos que “bautizas” con mensajes, por ejemplo un atrapa sueños, una pintura, una canción dedicada de forma precisa.

6. La sensación de poder: A las personas les agrada sentirse poderosas, y eso alude a la sensación de autonomía, decisión. Si eres de los que en tu relación se hace lo que tú dices, cuando dices y a la hora que dices lo más seguro es que estés vulnerando esta necesidad en las personas. En una relación nos gusta sentir que la otra persona es poderosa (y no un pusilánime) pero también nos gusta sentirnos poderosos.

7. La venta de sensación de arraigo: Alude a la emoción de pertenecer, de acoger a la mujer en un espacio donde ella puede crear y donde puede tener reconocimiento, amistad, que es de alguna manera su sitio. Tus amigos también son claves en este proceso cuando la reconocen y la introducen en su espacio de amistad, incluyéndola, invitándola, tomándola en cuenta, escuchándola. Ella desarrollará emociones intensas a ti y hacia ese mundo al que ella empieza a valorar y a sentirse parte. Si hay algo que detestamos es la sensación de ser excluidos, de salir, de ser expulsados. El vínculo social y la pertenencia son un vicio.

8. La seguridad de una inmortalidad: El persuasor exitoso no solamente ofrece placeres o seguridades terrenales sino que responde una pregunta latente en los seres humanos y que tiene que ver con la espiritualidad y la trascendencia, con las preguntas de nuestro lugar en el mundo, del sentido de existir, de la causa del sufrimiento. El persuasor tendrá que ser una mezcla de sacerdote, chamán y filósofo que también provea profundidad, que a su vez significará seguridad. Las personas detrás de lo espiritual buscan seguridad y alivio al inevitable temor a la muerte, si le das respuesta desde la espiritualidad (no la religión) a esos interrogantes serás sin duda un refugio incomparable.

Nuevamente te recomiendo que leas este valioso libro, es realmente valioso al momento de mostrar cómo nuestra estructura es tan compleja pero a la vez predecible y que encontrando la motivación clave puedes tener una mejor conexión. Lo que funciona con las mujeres también funciona con todos, simplemente desarrolla la habilidad de identificar cuál de las motivaciones es la clave del vínculo, con algunos será una sola, con otros será una mezcla de varias. Los estudiosos de la persuasión (como Vince Packard, Kevin Hogan, Edward Bernays, entre otros que puedes investigar por tu cuenta) nos indican que la clave está en desarrollar conexiones personales y no conexiones por defecto (como se enseña en la seducción clásica), conectar individuo por individuo y luego en grupos.

El gran error ha sido pensar que las mujeres son iguales, y más aún que las personas son iguales, y que los mismos patrones funcionarán una y otra vez, lo que la psicología nos muestra es que somos diferentes y que el maestro de la seducción logra conectar con las necesidades individuales y el lenguaje personal de cada persona.

Luego continuaremos con este tema.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

miércoles, 18 de agosto de 2010

Video: Lectura en frío 6: Lenguaje corporal Episodio 5



Hola a todos! Hoy les traigo la última entrega de la serie sobre el lenguaje del cuerpo. En este episodio podrán conocer posiciones de poder, tanto si estás de pie como si estás sentado. Te ilustraré sobre las formas más correctas de sentarte y te presentaré un concepto valioso: el ocupar espacio que deja ver mucho de tu manejo de espacio personal y de tu autoestima. Si le pusiera un título a este video sería: posiciones de poder.

De paso quiero invitarlos a mi nuevo canal de youtube, portal que ha extendido la duración de sus videos a 15 minutos, pues bien, ahora podrán encontrar mis anteriores videos de lenguaje del cuerpo y otros que iré publicando sobre diversos temas.El canal lo pueden encontrar en esta dirección.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

sábado, 14 de agosto de 2010

Seducción con los ojos bien cerrados: Algunos mitos para hacerse libre


Hola a todos! Hoy voy a tratar un tema importante para aquellos que tienen sus creencias en los lugares equivocados. La seducción es un tema de creencias adecuadas con las cuales puedes configurar tu realidad, dependiendo del lugar para donde mires hacia allí podrás caminar. Las creencias nos proveen la seguridad y el marco con el cual nos relacionamos con los demás, si tu sistema de creencias está mal configurado o mal calibrado tus resultados no serán adecuados porque el fundamento, tu percepción de la realidad, se encuentra errado o cuanto menos desenfocado.

Muchos de los que llegan a este mundo de la seducción llegan con una historia de rechazos, o con grandes dificultades para socializar, especialmente con las mujeres. Y lo que hacen es leer la información de muchas escuelas y escritores que les instruyen qué pensar, qué decir o qué hacer en situaciones de cortejo, en relaciones con las mujeres, estos libros empiezan a moldear tus creencias y darte un marco de seguridad, marco que a veces es real, a veces es ficticio, a veces es construido sobre falsas percepciones o percepciones erradas de otros que transmiten a sus lectores o a su audiencia.

La pregunta es ¿hasta qué punto has creído las mentiras que otros te han vendido?

¿Hasta qué punto has caído en un sistema de mentiras que lo único que busca es volverte adicto a ayudas para conquistar mujeres?

Créeme, el mundo de la seducción se puede estar convirtiendo en lo que representa una iglesia cristiana para un drogadicto: en un vicio. Así que es hora de que si estás recorriendo este camino empieces a revisas aquellas cosas en las que has creído, aquellas que has dado por ciertas y empieces a construir tu propio sistema de creencias, que hagas como dice Nietzsche: tu propio marco de normas. Es el momento de desarrollar el criterio propio y que empieces a inspirar a los demás.

Te compartiré las creencias erradas más populares que encontré en mi propio camino y que me dieron un aterrizaje a la realidad.

1. Las mujeres hermosas tiene pretendientes todo el tiempo: Hay una paradoja, creemos que las mujeres muy bellas siempre están acosadas por admiradores y pretendientes que las cortejas. He descubierto que una cosa es que se sientan muy admiradas (es decir sienten que muchos hombres las miran) y otra sentirse cortejadas (hombres que intentan seducirlas), este número de hombres es muy inferior al que tú te imaginas. En mi post pasado hablaba de los hombres castrados, y la gran mayoría de los hombres están castrados de algún modo y sufren inseguridad para aproximarse a ellas, por lo cual lejos de lo que te imaginas no están ocupadas atendiendo pretendientes, por el contrario muchas de ellas se encuentran solas y hastiadas de tantos hombres castrados, o vacíos, o tímidos que hay por allí. A veces a los hombres que conozco en este camino les pregunto que a cuantas mujeres verdaderamente hermosas han cortejado, y la respuesta es 1 o 2 y en la mayoría ninguna. Es como si pensaran que estas mujeres son demasiadas exclusivas para ellos, por lo cual deciden no ir por ellas.

2. Tener un ala o un amigo de conquista es bueno: Muchos expertos en seducción dicen que tener un ala o amigo de conquista te añade valor frente a las mujeres. Lo que aprendí es que si vas acompañado de un amigo él tiene que estar tan bien entrenado como tú lo estás, de lo contrario te estropeará tus aproximaciones. De otra parte, las sectas masculinas de aspirantes a seductores me parece que frenan tu crecimiento y te aíslan del mundo femenino al cual deberías acercarte a conocer. La mejor ala es una mujer, es el mejor gancho para atraer a otras mujeres, eso sí que te añade valor. La alternativa es: o tienes un amigo muy bien entrenado o una muy buena amiga o mejor sal sólo. Así de simple, los hombres solos pueden desarrollar mucha confianza y en el contexto adecuado pueden generar más confianza que si ven a uno acompañado de un cómplice asustado como si tuvieran 15 años.

3. Usar negas es poderoso para bajar el valor de una mujer: Un insulto disimulado disfrazado de cumplido es un nega. La creencia es que su uso permite llamar la atención de una mujer que tiene un valor social demasiado elevado. La creencia detrás del nega es que estas mujeres son inmunes a los cumplidos convencionales. La realidad es que el nega sólo funciona en mujeres inseguras y que los cumplidos inteligentes y originales que van más allá de halagar el físico de una mujer también pueden ser exitosos. He visto muchos hombres ser despreciados por un nega mal dirigido, donde obtienen una respuesta cortante de la mujer, lo peor es que estos personajes creen que tuvieron el éxito de sus vidas porque lograron molestar a la mujer. La realidad es otra: entraron con una emoción negativa y eso nunca será igual a entrar con una emoción positiva en la realidad de una mujer.

Los negas para mí funcionan como alternativa defensiva, cuando una mujer intenta dárselas de ventajosa contigo o intenta hacerse la muy graciosa. Dar cumplidos a las mujeres no te resta valor, de hecho he descubierto que esto no necesariamente te pone en un lugar inferior, sino que facilita el hecho de que ellas se den cuenta que tú las estás cortejando. Es increíble saber que muchas mujeres no se dan cuenta que las están seduciendo, los intentos de estos hombres son tan tímidos que ellas ni los perciben. Soy amigo de los halagos inesperados o seguidos de indiferencia. Los negas los uso sólo en casos extraordinarios. Los halagos no necesariamente indican necesidad, dados con confianza le muestran a la mujer que eres un varón que va directamente por lo que le gusta.

4. Los buenos tipos no tienen novias: Hay muchas mujeres a las que les gustan los hombres buenos, los estudiosos, los llamados ñoños, los tímidos y los callados. Si crees en la premisa de que “la atracción es una elección” puedes considerar seriamente la posibilidad de que la seducción es un mundo tan amplio que todos cabemos. De hecho, te sorprenderías de saber las sorpresas que me he llevado en el camino, hombres con todo el prototipo de machos omega con mujeres hermosas a su lado. ¿Debes convertirte en uno de ellos? Por supuesto que no, pero de esto debes aprender que acercarte a tu satisfacción emocional está al alcance de cualquiera de sólo desee ser la mejor versión de ti mismo, y segundo, no debes renunciar a lo que eres para convertirte en una imitación barata de algún otro. Sólo debes potenciar lo que tienes y encontrar tu público, tu audiencia.

5. Un hombre seguro de sí mismo es arrogante: No necesariamente, diría yo que un hombre seguro es simplemente firme pero a la vez es tranquilo. He descubierto que las mujeres valiosas, esas que además de ser hermosas tienen una gran personalidad, detestan los hombres arrogantes, esos que les hablan mal a los meseros y a las personas en condición de inferioridad, los que se aprovechan de las personas y los que se creen más que los demás. La arrogancia termina por cansarlas. Simplemente imagínate como un hombre firme, confiado pero a la vez con un toque de humildad, eso crea fuertes vínculos emocionales y despierta emociones positivas en ella.

6. Construye valor en tu interacción: Acá hay un punto bien interesante, y es que gracias a esta creencia muchos resultan esforzándose demasiado, sobrándose mucho y pasándose de la raya demostrando lo que supuestamente son o pueden hacer. Mi creencia es: si tienes valor no necesitas demostrarlo tanto, solo en las justas medidas, creando expectativa y pensando en la forma de sorprender. Me he lucrado mucho dejando a muchos sobradores hablar de sí en monólogos interminables, he visto cómo las mujeres se aburren de ellos y simplemente se van con aquel que las escucha y que muestra su valor de formas indirectas, que tiene la paciencia para esperar el momento adecuado para sobresalir, que no intentan demasiado para impresionarlas. Las mujeres, como ya lo sabrás, son muy inteligentes y es muy fácil para ellas saber cuándo un hombre intenta impresionarlas y eso, automáticamente, les resta valor a estos hombres.

7. Esconde tus intenciones: Muchos dicen que si las mujeres encuentran muy rápido que tu estás atraído por ellas huirán, este es el presupuesto del juego indirecto, que mantiene la creencia que debes estar volando debajo del radar para no alertar sus escudos de defensa y perder tus oportunidades. Eso conduce a historias de hombres que se dejaron tomar mucha ventaja de la situación y cuando abrieron los ojos perdieron ante un hombre más directo y decidido. He aprendido que las mujeres valoran la valentía, el ímpetu y el ser directo. También he descubierto que la aproximación directa expresada con seguridad y potencia resulta ser un afrodisiaco para las mujeres, simplemente no pueden sacarte de tu mente.

8. Todas las mujeres están a tu alcance: Este es quizá el mito más engañoso de todos los que me he encontrado en este camino. Te daré un ejemplo: Muchos teóricos se la pasan ilusionando incautos con que van a tener la fórmula infalible para conquistar strippers, bailarinas exóticas o súper modelos con solo decir unas pocas líneas y que inmediatamente las llevaras a la cama. Pues bien, para conquistar esta clase de objetivos tienes que hacer muchísimo más que recitar frases o tener sentido del humor: tienes que incrementar tu valor social a través de varios accesorios, que te permitan mostrar solvencia económica superior, extremado buen gusto, poder visible (sí, más allá del poder interior), y una billetera abultada que se muestre en ropa de marca, gafas de marca, etc.

Sé que muchos se desanimarán al escuchar esto, pero la verdad es que existen arquetipos de seducción y estilos de mujeres y de hombres que se atraen entre sí, es imposible a seducción universal a menos que tu nivel de atractivo físico y de poder sea lejos de lo normal. En otras palabras, te esforzarás pero no lograrás quitarle la esposa a Brad Pitt, de hecho, no sé si sabes que Robbie Williams fue el culpable de la ruptura de Style (Neil Strauss) con una novia. Enfócate en mejorar, en crecer y acceder a mujeres de calidad, hermosas y atractivas pero entiende que la evolución humana muestra que no sólo con palabras y poses las conquistarás sino haciéndote un hombre de éxito, hay mujeres que para acceder a su círculo tendrás que invertir económicamente bastante en tí y que a menos que logres tener un estatus social y económico muy alto la tendrás dificil. Así que enfocate en las miles y millones de mujeres hermosas y bellas que hay y a las que puedes acceder tal y como tú eres y en versión mejorada de tí mismo.

Muy bien! Espero que estos elementos que a mí me han sido de tanta ayuda a ti te sean útiles.

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!