domingo, 26 de septiembre de 2010

De viaje por la siniestra zona de los mejores amigos


Un tema que siempre estará vigente porque lo leo una y otra vez en los correos que me envían es el tema de los mejores amigos. Básicamente es cuando tú deseas a una mujer pero ella te ve como su amigo y no como un potencial amante, ella te ve con el mismo deseo que siente por un oso de gomita o por Mario Bros. Es la situación lamentable por naturaleza de un seductor y el motivo de que muchos se mantengan en este camino, tratando de idear la forma de desmarcarse de esa imagen frágil que no permite que te deseen, que se enamoren de ti.

Te voy a contar una historia con la cual quizá te identifiques.

Recuerdo que alguna vez me gustó una compañera de mi primer trabajo, y me acerqué a ella con la intención de cultivar una relación que a la postre nos llevara a una relación de pareja. Me gustaba mucho y debo confesar que en aquella época me enamoré perdidamente. Mi error, en aquel entonces, fue tener una serie de creencias que eran el caldo de cultivo para ser considerado un amigo, te resumiré algunas:

1. Pensaba que antes de una relación de noviazgo era preciso conocer muy bien a la persona, ser su amigo y luego pasar a una relación

2. Tenía idealizadas a las mujeres y pensaba que con ellas había que andar muy despacio, respetarlas y alejarme de cualquier insinuación “indecorosa”

3. Creía que la situación del primer beso se iba a dar de una forma casi mágica, en la cual iba a sentir algo “especial” y que desde ahí tomaría la iniciativa para besarla.

El resultado de la mezcla de esas tres creencias es fatal. Tan lamentable como pensar en que era mejor nunca haberla conocido para no vivir el sufrimiento que uno vive después. ¿A qué sufrimiento me refiero? Algún día ella llegó a la oficina un nuevo empleado, que sin dudarlo se convirtió en admirador de esta mujer. No tengo ninguna queja contra él pues era una gran persona, muy agradable y sobretodo decidido. Él se hizo un buen compañero de trabajo y me contaba cosas de su vida, así como lo hacía ella. Lamentablemente un día ella me contó que habían salido a cine (como yo solía hacerlo con ella) y que luego él la había invitado a su apartamento y que sin saber cómo habían terminado desnudos hablando de cosas y que se habían tocado un poquito.

Podrán imaginarse lo que sentí en ese momento. Lo que sentí cuando ella me describía que había estado desnuda con ese tipo que era mi compañero de trabajo y a quien nunca presentí con semejantes intenciones. Y que supuestamente estaban “desnudos hablando de cosas”, era un poco tonto pero no era estúpido y entendí que ella no quiso contarme más detalles por delicadeza.

Ese tipo había logrado en dos salidas lo que yo no pude en 8 meses de supuesto cortejo, que nunca lo fue, simplemente fueron un par de personas haciéndose las mejores amigas. Ella pudo comprobar “supuestamente” que sí existen los amigos hombres que pueden aconsejar. El caso es que ellos dos iniciaron una serie de encuentros sexuales, nunca formalizaron su relación, pero él obtuvo una compañera sexual que no le exigía ni siquiera fidelidad. Como muchas mujeres, entrar en ese tipo de relaciones va en contra de su naturaleza emocional, al principio quiso negociar contra sus principios pero al final no lo logró y terminó herida al saber que no era la única.

Buscó consuelo, buscó consejo sabio, un hombro el cual llorar, sólo un hombro y un par de oídos para vomitar su tragedia. Yo no fui ese amigo incondicional, no me interesaba, estaba tan resentido que deseaba vengarme y disfrute a la distancia viendo cómo sufría por no haberme escogido a mí.

Esa fue una de mis muchas historias de fracasos y que me llevaron a este camino. Pero antes de dar un giro conclusivo a este post, quisiera ilustrar otras creencias que se generaron a raíz del segundo momento de la historia: la aparición de un tercero en la historia de los dos.

4. Creía en que las mujeres, en general, prefieren a los hombres malos que les hacen daño.

5. Creía que el problema estaba en mí, porque quizá alguna maldición del cielo no quería que tuviera pareja, que alguna fuerza me empujaba a la soledad, que quizá no era atractivo y hoy día las mujeres preferían a los hombres atractivos.

6. Creía que las mujeres eran despiadadas al apuñalarme con la historia de sus encuentros sexuales a sabiendas de que estábamos “cultivando algo”.

Me sentía traicionado, era una derrota más que afirmaba más mi poco valor, mi impotencia para acercarme a una mujer, fue otro episodio que entorpecía más mis habilidades, dañaba mis creencias y aumentaba la fe en mi propia profecía de auto cumplimiento que decía algo así como: “estaré sólo toda la vida, seré un solitario viendo a otras parejas besarse y tomarse de la mano, las mujeres hermosas están a años de luz de un tipo como yo, en estos tiempos las mujeres son malas y superficiales, allá ellas.”

Con el tiempo descubrí que aunque tenía cosas que no funcionaban, aún había cosas positivas que hacían que no fuera obligatorio suicidarme. Por ejemplo, podía hacer conexiones muy profundas con el mundo femenino, ellas me contaban muchas cosas, confiaban en mí, también era muy buen conversador, podía sostener charlas por horas y horas, podía hacerlas sentir tranquilas y relajadas, además de eso las hacía reír y podía despertar profundos sentimientos de afecto (ojo con esa palabra) en ellas. Es decir, podía concluir que hacía parte del trabajo de seducción, sin embargo algo sucedía y todo eso que es fundamental para seducir a una mujer perdía contexto y se convertía en algo cotidiano que hace un hombre con su amiga mujer.

El gran problema, que tardé algún tiempo en descubrir, fue que no podía crear tensión sexual, algo tan sencillo como eso yo lo había ignorado por completo. Yo no había podido encauzar todas esas herramientas hacia la parte sexual, hacia la intimidad, hacia generar más que afecto y generar atracción. Mi error consistió en ubicarme en un estatus inferior, donde tenía que trabajar y trabajar una relación esperando ser escogido por mis méritos, no había descubierto que necesitaba ponerme de igual a igual, donde yo también podía escoger, y en donde yo podía “jugar un poco” con los méritos que tenía, mostrándolos escasos a veces, siendo impredecible, tomando el control de cuándo estaba disponible y cuándo no, siendo más arriesgado sin idealizarla ni pensar que podría rechazarme por el simple hecho de ir un poco más lejos físicamente.

En mi experiencia y a lo largo de muchos casos que he asesoro y he asesorado he descubierto unas señales peligrosas que deberían avisarte que vas por mal camino:

1. Ella te habla de su ex novio, y no es algo esporádico, es un tema de conversación frecuente.

2. Ella habla mucho acerca de otros hombres, incluso te pide opinión de manera “inocente” sobre qué piensas de otros hombres (tal como haría con sus amigas).

3. Ella no se arregla mucho cuando sale contigo, casi que notas que se va en pijama y en chanclas y con un descuidado moño. Aprendí que cuando las mujeres sienten atracción buscan arreglarse.

4. Ella te cuenta muchos problemas privados que tienen que ver con: problemas médicos (algunos de mis clientes me decía que se enteró de problemas de gases y de vellos en los pezones de su supuesta amiga), problemas laborales, problemas con sus amigos y amigas, ciclos menstruales y vida sexual.

5. Ella habla y habla de sí misma y a veces sientes que no te pregunta tanto de ti. Una señal de una mujer atraída es que es muy curiosa por ti.

6. Ella te describe como una persona “dulce”, “adorable”, “tierna”, por eso te digo que no difieres mucho de la imagen de un oso de goma.

Para prevenir esto es muy importante que desde el inicio de la misma relación te muestres de forma sexual, así de simple. Lo puedes hacer con tu mirada, con tu presencia, con los temas que hablas, siendo muy directo con ella y mostrando que eres un hombre y que ante todo te fijas de forma sexual en las mujeres (ojo, no morboso, sólo sexual), hazle sentir que tú la ves atractiva, sensual, sexy. No le digas cosas como “oye, te veo muy linda hoy”, eso es para idiotas, dile en cambio “esta noche estás más sexy que nunca”, o “te doy una puntuación de 9.5 en mi escala personal sexy, aún llevas ropa por eso no te doy el 10”, como siempre te invito a que pienses tus propias formas de mostrar que la ves sensual, que tu mirada es distinta, que tu mirada es de un hombre que es una fuerza de la naturaleza y que le gustan las mujeres, recuerda ser creativo, yo sólo te doy ejemplos, no fórmulas.

Sólo has estos comentarios cuando ella los merezca, cuando esté realmente sexy, no los hagas siempre, pues perderán instantáneamente su valor. Para que No seas su amigo, tienes que volverte un poco peligroso en su mente, perder ese dulce que podrías tener y volverlo en ácido corrosivo que al menor contacto la consumirá.

¿Qué pasa cuando ella discute alguno de los puntos enumerados arriba? Deja bien clarito que aunque pueden ser temas interesantes los tratados no eres bueno dando consejos de eso, que quizá para ello sería excelente una amiga (esto aplica sobre todo a los temas de otros hombres y temas de ex novios). Tienes que marcar tu territorio y dejar las cosas en el punto donde eres tú quien domina la interacción. También funciona dejando el tema en el punto en que tú también hablas de alguna mujer o de alguna ex novia y llegas a la conclusión de que los mejores consejeros para los hombres son los hombres y para las mujeres las mujeres. El punto es: no dejes que una mujer acapare la conversación en forma de consultorio sentimental o consejo amoroso.

Cuando permites que una mujer te vea como un amigo es porque has dejado que se relaje tanto, que se sienta tan cómoda que ya no es necesario hacer ningún trabajo. ¿Es malo que ella se relaje y se sienta cómoda a tu lado? No, para nada. Es un estado mental óptimo, pero deberías sacarle ventaja. Somos mucho más sugestionables cuando estamos en un estado mental relajado, aprovecha para introducir en su mente estados emocionales asociados contigo, fantasías asociadas a desearte.

Para dejar de ser su mejor amigo tienes que cambiar esas creencias que te describí arriba, CREER que lo puedes hacer y configurar todo para enviar mensajes y aprovechar el estado relajado para acercarte a ella físicamente y romper el abismo que separa a los amigos de los amantes, esos que tienen derecho a destender la cama y meterse en las sábanas con ella.

A continuación un video de una de las canciones que ilustra algunos de los puntos descritos,


Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

lunes, 20 de septiembre de 2010

Video: Lectura en frío 7: Lenguaje corporal Episodio 6



Hola a todos! Hoy va el sexto video de la serie sobre lenguaje del cuerpo. En este video trabajo algunos elementos fundamentales para distinguir a una mujer alfa dominante por su expresión corporal, también trabajo sobre cómo distinguir una sonrisa verdadera de una hipócrita.

Los próximos videos están dedicados enteramente al lenguaje del cuerpo para la seducción, el cortejo y la atracción.

De ahora en adelante es que comienza lo bueno!

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!

-----------------
PostData: He actualizado todos los links rotos de los audios en cada post. Si alguien quiere tenerlos todos, la página donde están alojados es esta.

miércoles, 15 de septiembre de 2010

Alternativas de innovación en seducción o cómo no seguir siendo del montón



Cuando le pongo título a este post pienso en algo muy sencillo: ¿para dónde va todo esto de la seducción? ¿Para dónde va todo este mundillo donde nos dedicamos a leer y escribir sobre cómo conquistar mujeres, seducirlas y establecer relaciones?

Y ahora te pregunto directamente a ti que lees este y quizá otros blogs, que descargas audios y videos, que tienes libros sobre el tema: ¿A dónde vas tú con todo este tema de la seducción?, ¿Cuál es tu propósito al consumir esta información?, ¿En qué piensas utilizarla?

En días pasados leí otro artículo de un profesor que enseña seducción en mi país y me encontré con más de lo mismo y sobre todo con el escepticismo, la incredulidad y por qué no decirlo la burla de los periodistas que le hicieron el cubrimiento a uno de sus eventos, y nuevamente descubro que lejos de dignificar este arte más bien nos hacen quedar en ridículo. Un periodista que al final de ese artículo dice que esto es sólo “cortejo hecho marketing” o que “es una simple copia de algo que ya se dijo en escritos con muchos siglos de antigüedad” muestra que la publicidad que nos hacemos está muy mal enfocada porque se basa en enseñar la parte risible de la seducción, la que cree que las mujeres están decodificadas, las que enseñan a decir rutinas como robots, las que adoctrinan en poses pseudo alfas y en pavoneo ridículo.

Quedamos mal nosotros que nos dedicamos a liderar esto y quedan mal los que leer y siguen esto. ¿O acaso no es vergonzoso que uno lea un libro de seducción y alguien le diga a uno que está loco o que es un payaso o que está mal de la cabeza por “creer en eso” o "estar en esa secta de loquitos"?

Pues bien, cuando sucede esto siempre me hago una pregunta personal que me sirve para orientar mi labor y quizá para orientar los propósitos de ustedes lectores. La pregunta es: ¿para dónde va todo esto? Y esto lo que busca es descubrir cuál es el valor agregado que reciben ustedes, cuál es el valor agregado que ofrecemos los que lideramos este mercado y para dónde va la tendencia de todo esto.

Revisando un poco las tendencias de los norteamericanos y los anglosajones es claro observar que esto como actividad, incluso como negocio si lo quieres ver así y si te quieres dedicar a esto para ganar dinero ha cambiado de forma radical, como diríamos los expertos en mercadeo: el consumidor ha cambiado radicalmente y ya no come cuento.

Desde que inicié mi blog he identificado tres generaciones de lectores, cada una casi por año, descubro lectores antiguos, de los primeros que empezaron a leerme hace casi 4 años, y reconozco ahora unos jóvenes que recién descubren todo esto y que empiezan a leer esta literatura, audios y videos, personas que hasta ahora comienzan el camino. Unos pasan, se quedan y han madurado, otros hasta ahora inician y he visto ese proceso repetirse cerca de unas tres veces. Los nuevos preguntan y hablan de los seductores anglosajones y los libros que escribían hace unos 5 años, y hablan de los PUAS y de todo eso, los veteranos ya están por otro lado, ya sus vidas han cambiado y se enfocan simplemente en cosas que les pueden ayudar a sus labores.

He descubierto que los seductores clásicos (Mystery, Style, Real Social Dynamics, Badboy, etc) permanecen atendiendo a los siempre nuevos que llegan y poco se dedican a atender al mercado maduro, que ya ha pasado por todo esto y lo conoce, y se dedican una y otra vez a repetirse y a decir lo viejo con nuevas palabras y eso es lo que la mayoría de los maestros latinos está tomando, los refritos de lo viejo. Otros han surgido en el mercado (Brad P, Cajun, Sinn, Asian Playboy, etc) y han vuelto a empaquetar lo mismo que otros, sacando producto tras producto de prácticamente lo mismo.

Por otro lado, otra tendencia de maestros ha cambiado porque han descubierto que el mercado ha cambiado, y vemos a David DeAngelo, Ross Jeffries han segmentado su negocio y han o bien cambiado su enfoque o han evolucionado en su oferta porque el público busca ya otras cosas. David DeAngelo se ha convertido en Eben Pagan y ahora asesora en temas de mercadeo, de liderazgo, de emprendimiento y de ventas. Ross Jeffries, por su parte, ha diversificado sus temas y van desde la persuasión, la programación neurolingüística, la influencia y la comunicación efectiva.

Hoy día los consumidores son mucho más agudos y saben diferenciar el trigo de la cizaña, los lobos que sólo buscan su billetera de los maestros verdaderos y aunque alguna vez cayeran hoy ya no lo hacen y son mucho más agudos en sus escogencias. La madurez del mercado también es compartida por muchos de estos escritores insignes, muchos se han casado: David DeAngelo, Adam Lyons (escogido por varias listas como el mejor en el año 2009), Thundercat, David Wygant, así que ya el arquetipo del maestro de la seducción mujeriego, que no ha sentado cabeza, que se la pasa haciendo locuras no es necesariamente tan cierto.

Hoy día la seducción como enseñanza, como actividad es un tema que tiene como propósito final la “influencia social a través de la persuasión y la seducción”. No es simplemente el tema de las mujeres, va mucho más allá y se orienta a inspirarte ideas de emprendimiento, marcos mentales para el éxito, cómo poder conseguir un empleo, cómo ser un mejor vendedor, cómo ser un profesional que pueda ascender más rápido, cómo administrar bien tu dinero (y no gastarlo todo en salidas para conseguir mujeres), cómo ordenar tu vida sexual, cómo mantener tus relaciones sociales, afectivas, sentimentales, cómo proyectar poder, cómo ser un líder, elementos de psicología, etc. Como ves son temas muy diversos que tienen que ser tratados de forma directa y que hoy día la tendencia muestra que hacía allá vamos, es la única manera de que los pasen por acá sigan pasando y cada vez añadan más valor a su vida.

Cuando me encuentro con aspirantes a seductores o maestros de la seducción (algunos que incluso quieren dedicarse a esto y tenerlo como fuente de ingreso económico) que la verdad sea dicha en mi país todos me han consultado y pedido opiniones, les digo que lo que los hará únicos es básicamente la propuesta de valor que hagan a las personas, propuestas originales y que se desmarquen de lo convencional, y les pongo un ejemplo: hace seis meses Steve Jobs lanzó al mercado su nuevo producto la Ipad, un producto revolucionario porque permite leer los ya populares ebooks, tiene pantalla tactil entre otros detalles y ya para diciembre todas las marcas de renombre van a lanzar la competencia a este producto (Samsung, Dell, HP, LG y hasta Google). Si sacas algo revolucionario a los dos días tienes la competencia imitándote, esa es la realidad del mercado.

Pero Steve Jobs es único y lo que tiene este personaje de singular es que lidera el mercado, es pionero en abrir nuevos nichos de mercado y posicionar productos inexistentes, antes de él quién pensaba en teléfonos inteligentes (Iphone), en computadores estilizados (Mac), en reproductores de música diminutos sin cds (Ipod), etc. Un innovador que lidera el mercado, “ese deberías ser tú” les digo a quienes me buscan. Y también se los digo a ustedes, hace tres años aparecí en la primera revista contando mi historia y hoy veo que aparecen personas diciendo lo mismo que yo decía en ese entonces, luego la conclusión es que no hemos evolucionado y son pocos los que le añaden valor a ustedes, apreciados lectores.

Hoy día ya las conferencias y charlas sobre Método Mystery están mandadas a recoger, es como vender computadores son sistema operativo Windows 95, algo ya caduco que solo te permite operar algunas cosas, pero te deja limitaciones. Hoy día, lo que el mercado pide son propuestas innovadoras, actualizaciones (o upgrades siguiendo la metáfora de los computadores), que no solo enseñen los fundamentos, sino que vayan más allá, mostrando arquetipos, estrategias de hipnosis conversacional, vínculos entre seducción y marketing, manejo de finanzas, estudio de la psicología femenina, infidelidad, etc. Hoy día las capacitaciones y seminarios deben ofrecer innovaciones, algo que se aleje de lo que ustedes puedan leer en los libros más conocidos y que realmente sean revolucionarios.

Lo más curioso de todo, el mercado femenino se está abriendo y pide también ciertos temas de seducción muy adaptados a ellas, puesto que no les interesa saber cómo salir y conquistar hombres sino que les interesan otros temas de manejo emocional, de hecho, hoy día la mayoría de mis clientes son mujeres, vaya fenómeno interesante.

El conocimiento cuesta y aprenderlo cuesta pero lo que ha mostrado la tendencia es que las personas pagan con gusto si el conocimiento es único, les añade valor y mejora sus vidas, no simplemente si pasaron una buena noche en una discoteca practicando entradas rutinarias. El efecto de las conferencias del presente y del futuro es que los asistentes salgan diciendo “wow, esto es algo realmente nuevo” y que pasada una semana, dos, un mes digan “he mejorado y siento que tengo más creatividad y más curiosidad”.

La tendencia internacional de vanguardia muestra una mezcla de visión de éxito + innovaciones en temáticas + filosofía + talento en la difusión de conocimientos + enseñanza + carisma.

Ahora te pregunto, ¿qué es lo que haces cuando consultas estos conocimientos? ¿Hacia dónde vas? ¿Has pensado en crear, innovar, en hacer algo diferente? Mi trabajo es mostrarte nuevos estados mentales, nuevas tendencias, temas diferentes, tu trabajo es desarrollar la curiosidad, y dejar de creer que esto es sólo para ligarte a mujeres o acostarte con ellas, esto es simplemente un camino para que logres ser influyente en tu medio social, creador de nuevas ideas, alguien con un desempeño físico y mental a la altura de los más exitosos, alguien con poder.

Apreciados lectores, les dejo la pregunta ¿para dónde creen que va la seducción? ¿El blog está dando las respuestas que esperan? ¿Qué temas desean que sean tratados?

Que comience la cacería!

Hasta la próxima!